miércoles, 23 de septiembre de 2009

Aforismos XX

Aforismos del preso
1. Sólo se vive una vez, pero es entre rejas.
2. Mi cárcel no son estas paredes, sino mi cuerpo, que no me permite atravesarlas.

Aforismos del creyente
3. Para no ir al infierno, lo mejor no es no creer en Dios, sino ser bueno.
4. Las explicaciones científicas de los milagros son más difíciles de creer que los milagros.

Aforismos del guerrero
5. Yo no quiero un pecho, sino una coraza que detenga las balas.

Aforismos del varón
6. Es una lástima que tanta virilidad cuelgue de un escroto tan delicado.
7. No sin mis conductos deferentes.

Aforismos rojos
(para Eresmicruz)8. El comunismo ha muerto, pero no tiene enterrador (cedido por mi amigo Felipe).
9. Marx es la cocaína del pueblo.

24 comentarios:

Capitán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Capitán dijo...

Toma ya, el 9 merece un marco.

Un abrazo

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Pues yo me pongo a cantar por Los Chichos: ¡liiiibre, liiiiibre, quieeeeero seeeer...!
Un neutonio libre

Máster en Nubes dijo...

Pues fatal el 3, al infierno me voy seguro y derecha por lo menos hoy de cabeza.
Un abrazo, Jesús.
Aurora

eres_mi_cruz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
eres_mi_cruz dijo...

el 2 me recuerda al ya clásico "8 y el infinito"...
"el universo es infinito no porque no tenga límites, sino porque no podemos salir de él"
la cárcel del universo o el cuerpo infinito...

el 5 y el 6 me parecen bestiales...

gracias por acordarte de los rojos...
no pueden ser más acertados...

no sólo no hay enterrador sino que se matan por su herencia al hedor del fiambre... a fin de cuentas y enlazando con el 10... Marx entra por la napia... ninguno lo lee pero todos lo flipan...

Juanma dijo...

Gracias al 3, que me asegura no ir al infierno. Me encantan el 4 y el 7.

Y la respuesta de "Eresmicruz" con Marx es soberbia.

Un fuerte abrazo.

Blanca dijo...

http://sentadaalaluzdelaluna.blogspot.com/
En proceso de construcción. Sólo tiene tres entradas, pero con todo esto de la selectividad y demás, no he tenido tiempo... Desde hoy, entrada diaria :)
El de la novelita aún no lo he hecho. Cuando lo haga, le paso el enlace.
Un saludo!

Anónimo dijo...

Muy buenos, como casi siempre Jesús... Saludos de parte de un ladrón de versos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Capitán, el noveno me lo pasó mi amigo Felipe y se lo pedí para colgarlo para vosotros. Un abrazo.

Don Dyhego, cuando la gente se queja de que no somos libres, me acuerdo de los presos y entonces me doy cuenta de cuánta libertad conservo todavía. Canto con usted. ¡Arsa!

Aurora, si tú te vas al infierno, ¿dónde iré yo, si ya no hay nada peor que el infierno? A veces viene bien meter el dedo en la llaga y ser guerrera, así que muy bien que haces.

Eresmicruz, no estaba yo seguro de que la gente valorase los aforismos del guerrero y los rojos. Pero tú no sólo los has valorado, sino que los rojos los has entendido mejor que nadie. Para ti los rojos. Y he intentado poner más, pero la cabeza no me dio para más.

Juanma, existe una imposibilidad metafísica de que vayas al infierno. En cuanto al cuatro, me alegro de coincidir contigo. Y el siete te lo digo con un codazo, ¡con lo machos que somos y qué delicadinas que son esas dos bolsitas!

Blanca, ahora mismo te busco.

Ladrón, saludos también para ti.

lolo dijo...

El 6 ? Sí, el 6.
También me gustaba el 4, por lo mismo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Me gustan todas.

Un abrazo.

El Africanito dijo...

1. Solo se nace una vez, tenemos tiempo de encontrar la llave.
2. Con el pensamiento se pueden atravesar las murallas mas grandes.
3. Y amar mucho de todas las formas.
4. Puede ser porque los milagros todos tienen su explicación pero no es científica.
5. Pero solo con coraza, no hay pecho que defender.
6. A veces la razón se queda corta.
7. delicado pero inteligente.


un abrazo mu apretao.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lolo, el cuatro se me ocurrió viendo no sé qué documental que sostenía la tesis de que la Sábana Santa fue un invento de Leonardo da Vinci.

Javier, pues entonces tendré que escribir más aforismos.

Africanito,de nuevo me encantan tus comentarios, especialmente el de encontrar la llave. Tu optimismo siempre supera el mío. Y ya no lamentaré más lo del escroto, porque es delicado, pero inteligente. Y exista o no el infierno, el amor sea nuestra guía. Bravo por ti.

Julio dijo...

Interesantes e inquietantes: me han hecho pensar, sobre todo los aforismos del creyente.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Julio, no era mi intención inquietarte. Los mercuriales no vamos al infierno.

elpiyayo dijo...

Lo malo es que cuelgue y siempre ese sea su estado, lo bueno es que se levante en armas contra el menor de los estimulos.
Por cierto, el que se ha cortado los conductos deferentes y vuelve a ser padre ¿que explicación cientifica que no sepa el vulgo se le puede dar?
tambien hay conductos diferentes, con orgasmos democraticos y maritales, bueno al menos Cerolo los tiene.eso es jugar con ventaja, ¿nunca les duele la cabeza?

Jesús Cotta Lobato dijo...

Piyayo, yo me refería a los testículos. Y respecto a los conductos deferentes, no sé cuál es la respuesta. Supongo que a veces la naturaleza se empeña en salirse con la suya. Un abrazo.

Libros Gratis dijo...

Jajaj el aforismo Nº4 es formidable jajaja

Los demás son muy buenos también, pero ese me está haciendo reír desde hace varios minutos. Enhorabuena por subirlos a la web!

Jesús Cotta Lobato dijo...

Libros gratis, me alegro de que te guste. Si por algo escribo aquí, es para alegrarme y alegraros. Un abrazo.

Rosna dijo...

Somos un milagro ... (4)
Vivimos en el infierno para que preocuparnos ,si ocuparnos de ser mejor persona . (3) y el 6 ... es fantástico ... el guerrero es sangre encendida Y Fuego eterno .
Sigo sus aforismos .
Rosna

Jesús Cotta Lobato dijo...

No había caído en la cuenta, Rosna, de que somos un milagro imposible de explicar. Un beso.

Octavio dijo...

Tener un escroto delicado es un auténtico placer, si la dama sabe cómo mimarlo.

Otro abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Octavio, ya nunca más lamentaré la delicadeza del escroto. Un abrazo.