viernes, 18 de septiembre de 2009

Lista de sorpresas

Menuda sorpresa nos llevaríamos

1. si nos dijesen el nombre de quienes, sin que nos diéramos cuenta, nos vieron desnudos alguna vez
2. si metiéramos la mano en el lecho de los ríos que surcan las grandes ciudades
3. si supiéramos cuántos homosexuales salidos del armario han votado al PP
4. si tuviéramos la lista de las palabras que nuestros conocidos más circunspectos han puesto en el buscador del google
5. si nos dijeran de pronto cuántas personas fingieron el año pasado no habernos visto por las calles
6. si por cada sonrisa con que hemos animado la vida de cualquier persona recuperáramos un día de vida
7. si, en fin, descubriéramos cuánta gente nos ha envidiado por cosas que no valoramos.
8. si pudiéramos dar las gracias a todos los que nos defendieron cuando nos criticaron a nuestras espaldas
9. si los ángeles de la guarda nos pasaran una lista de todas las veces que nos han salvado de la muerte
10. si de pronto se nos llenase la casa de todos esos objetos que ya han desaparecido pero que alguna vez nos empeñamos en tener como si en ellos estuviera la salvación y la felicidad

23 comentarios:

Dyhego dijo...

Don EPIFANI:
Me quito el sombre ante usted hoy.
Qué diez entradas más cojonudas. No sé con cual me quedaría (¿puedo con las diez a la vez?)
1 neutonio

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Pues tienes mucha razón, la tienes todas, claro si...

José Miguel Ridao dijo...

Son muy buenas todas, pero me gustan especialmente la 7 y la 8.

Un abrazo.

Juanma dijo...

Verdaderamente maravillosa esta entrada, Jesús. Cotta en estado puro tenemos hoy para desayunar. Me gustan, y mucho, todas, pero creo que estoy con Ridao en lo de la 7 y 8. Bueno, la 2 es deslumbrante. Y la 6 (a lo mejor está feo que yo lo diga, pero es que la 6 es uno de mis empeños) me daría algunos años de más...para seguir sonriendo.

Un fuerte abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Las diez para usted, don Dyhego, siempre tan gentil.

Javier, me temo que es fácil tener razón cuando se trata de decir qué cosas serían sorprendentes. Un abrazo.

José Miguel, si nosotros hemos defendido de calumnias y acusaciones a gente que no podía defenderse, seguro que los demás han hecho lo mismo por nosotros.

Juanma, doy fe de lo que dices y según eso te debemos más años de vida que años has vivido.

Máster en Nubes dijo...

Mira, Jesús, por el 6, tú con el 6 casi diario de tu blog, no sabes lo que llevas adelantado: puedes seguir fumando, creo ;-). Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Máster, eso, además de un piropazo, es la manera más original y simpático de curarme de ser un fumador atormentado. Hala, un beso.

maite mangas dijo...

Me ha encantado esta entrada.Me encantaría llevarme todas esas sorpresas y conocer las respuestas.
Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Maite, ojalá las tuviera. Las puse por si alguien podía responder.

eres_mi_cruz dijo...

1. (variación)
si nos dijesen el nombre de quienes, sin que nos diéramos cuenta, nos imaginaron desnudos alguna vez...

en un dormitorio con ventilador en el techo y talco sobre las sábanas...

me ha quedado de culebrón venezolano, hesúss...

ReyVindiko dijo...

Me gusta eso de Cotta en estado puro. Supungo: una mezcla de candidez, frescura y sorpresa ante lo bello que se hacen presentes en la pluma de un verdadero escritor. Pero no todos los Cotta son iguales.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Eresmicruz, espera que recupere del efecto del viento del ventilador sobre el talco de las sábanas. Por lo demás, esa variación tuya nos daría muchíiiisimas más sorpresas que la que yo he propuesto.

Reyvindiko, no todos los Cotta son iguales, pero sí casi todos los que conozco. Un abrazo.

Julio dijo...

El siete, magnífico y a la vez triste...

Jesús Cotta Lobato dijo...

Julio, por buscarle una moraleja al siete, podríamos decir que así aprenderemos a valorar lo que los demás envidian en nosotros. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Bueno te ha faltado una que es popular y casi lógica:
"Si pudieramos encontrar a una persona que no se mete el dedo en la nariz en semaforos o delante de la televisión"
o " "descubrir a una persona que no halla olido su sobaco antes de salir a una cita especial"
Bueno yo nunca censuré un poema tuyo, pero si los libros los piensas vender entre intelectuales para bien ha sido. Un beso

Anónimo dijo...

Bueno te ha faltado una que es popular y casi lógica:
"Si pudieramos encontrar a una persona que no se mete el dedo en la nariz en semaforos o delante de la televisión"
o " "descubrir a una persona que no halla olido su sobaco antes de salir a una cita especial"
Bueno yo nunca censuré un poema tuyo, pero si los libros los piensas vender entre intelectuales para bien ha sido. Un beso

lolo dijo...

Esta entrada es para imprimirla.
Gracias.

Llorante dijo...

Hermosas reflexiones convertidas en poemas. Sólo me resta el silencio y la reflexión ante tan poéticas incógnitas.
Besos y Gracias

Rosna dijo...

Esta lista es maravillosa , me uno a su lista Cotta san .
Me llevo la 6 , incomparable , la luz que genera una sonrisa ...Usted genero muchas sonrisas en nuestras vidas por su afecto , carisma y simpatía .
Un saludo con sorpresa ........y la mejor sonrisa
Rosna

Jesús Cotta Lobato dijo...

Anónimo, con ese tipo de cosas se podría elaborar una lista mucho más larga y simpátiva. A ver si la hago. Ah, y mi poesía no es para intelectuales, al menos eso creo.

Lolo, qué piropazo. Gracias a ti.

Me alegro de saber de Llorante. Un beso.

Rosna, usted sí que reparte felicidad a manos llenas. Gracias.

Anónimo dijo...

Mis felicitaciones por el nuevo libro de poesía publicado Jesús... ¿Dónde podemos adquirirlo? Lo digo para leerte. Saludos y buenas tardes. By un ladrón de versos.

Octavio dijo...

Si nos dijeran el nombre de todas aquellas que nos han amado y que no supimos ver; si les dijeran a aquellas otras que un día las amamos y no lo supieron ver... Hay tema aquí para un poema, Jesús...

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ladrón de versos, gracias. Supongo que se podrá comprar en las librerías normales y, si no, en la página web de la fundación Ecoem. Hasta pronto.

Octavio, me temo que ese poema lo harías tú mejor que yo. Así que te animo a escribirlo. Un abrazo y me alegro de volver a verte.