sábado, 5 de septiembre de 2009

Canibalismo casero

Una vez una mujer separada me invitó a comer a su casa. Era bióloga y adoptaba conmigo un aire de maestra dedicada a romperme los esquemas. Me los rompió todos cuando sacó del congelador la placenta de su último parto.

-¿Y de eso te escandalizas? -me dijo-. Una amiga mía ha cocinado su placenta en estofado y nos invitó a comer a todas sus amigas.

Estaba yo aún recogiendo los palos de mi sombrajo cuando debí de decir que aquello rondaba el canibalismo.

-La autofagia no es tan mala -me replicó-. Tú mismo te comes las uñas, que te he visto, y los niños se comen los mocos. ¿Y nunca te has chupado la sangre de tu propia herida? Todos tenemos un caníbal dentro, pero la religión oscurantista lo ha enterrado bajo los tabúes.

¡Bendita religión, benditos tabúes!

15 comentarios:

maite mangas dijo...

Esta vez no te comento, te pregunto ¿de verdad tenía una placenta en el congelador?¿...?

Máster en Nubes dijo...

Lo mismo que Maite, ¿es literal esto que cuentas o es un modo de contar otra cosa?

churricos dijo...

Sr. Cotta.

La verdad, me sorprende un poco su actitud con esta separada biologa, o biologa separada.

¿De verdad cree que su intencion era romperle los esquemas?

¿Como habria reaccionado si le hubiese revelado el ingrediente del estofado al tomar el café, en lugar de sacar la placenta del congelador?
En mi opinion, a veces, algunos tabues nos los creamos nosotros mismos al saber de la materia de la que están formadas ciertas cosas.

Un saludo.

Rosna dijo...

Vaya cena .... sorprendente relato Cotta san .
La antropofagía siempre existió a lo largo de historia tenemos miles de ejemplos ha quedado oculta en ritos simbólicos no me asombra .
Cuando operaron a mi madre , la vaciaron yo estaba en esa época cursando mi segundo año de medicina ,carrera que abandone ... el médico me dio la pieza quirúrgica ( para mí no era una pieza ... era el útero sagrado de mi madre , el útero que albergó a sus hijos ) no me dio tiempo el laboratorio había cerrado asi que me lo lleve a casa y lo dejé en la nevera ...Ohhhhh susto se llevaron mi padre , abuela , hermanos ... tuve que soportar un rosario de palabras y sarta de estúpidez humana , si ... de parte de mi familia ... con esto quiero decir que los tabúes es como dice Churricos san , muchas somos nosotros mismos quienes los creamos .
Un abrazo infinito hasta Sevilla .

Rosna

Rosna dijo...

Disculpe por favor mi comentario ...
Usted nos trae un tema muy delicado , obvio leer canibalismo ...da miedo , repugnancia y nos hace pensar en el salvajismo de ciertas tribus ... en lugares olvidados por la mano de Dios ... donde el hombre civilizado no llego aún ... menos mal ... esto provoca cierta incredulidad en este mundo global y muy civilizado .
Derribemos murossssssss me encanto su entrada ,derribemos tabúes Cotta san .
Rosna

Buen inicio de semana para tod@s

Rosna dijo...

Pd ... creo que me equivoque ... mmmmm ...quise decir: MUCHAS VECES SOMOS NOSOTROS MISMOS ....
Un beso plasmático ...
Rosna

Rosna dijo...

Cotta san estoy fascinada con esta entrada ...
Dejemos de lado la religión -tabúes y religemos ... creencia-ciencia-humanos...
El canibalismo celular existe , y los Lisosomas son los encargados de nñam nam ...comer las células que degeneran ... bueno seguro que ya tendrá la mejor respuesta de parte de algún entendido en medicina . Yo simplemente quise dejar mi pobre e ignorante opinión .
y no lo molesto más ...
Un beso mitocondrial ...
Rosna

elpiyayo dijo...

Humor negro, negrisimo, manda........tu amiga y tu claro.

Ángel Sobreviela dijo...

Yo oí decir a un psiquiatra, en una cadena de Tv local de Zaragoza, que en el futuro el canibalismo será tan aceptado como la homosexualidad. Sí... ¡un psiquiatra!

Jesús Cotta Lobato dijo...

Maite y Máster, sí la tenía. Se la pidió al médico y allí la tenía, congelada.

Churricos, quizá no me he explicado bien en la entrada. Ella no me invitó a comer esa placenta. Se limitó a enseñarme la placenta congelada y cuando mostré mi sorpresa, me habló de la amiga suya que la había cocinado. En cuanto a los tabúes, creo que a veces están muy bien. Una sociedad sin tabúes es una sociedad que no tiene necesidad de respetar nada.

Rosna, no se disculpe usted. En estos asuntos parece que cualquier cosa que uno opine es una barbaridad. Me ha gustado su confesión del útero de su madre. Yo también lo habría considerado sagrado, como usted. El beso mitocondrial me ha llegado al corazón.

Piyayo, para mi amiga la placenta no era más que proteína.

Ángel, en el momento en que el cuero humano deje de ser considerado algo sagrado, comenzará a verse como algo útil utilizar el cuerpo humano como abono o como alimento para los animales. Para el canibalismo aún nos falta más tiempo. Pero puede que ese psiquiatra sepa más que nosotros. Un abrazo.

Dyhego dijo...

¡Me gusta que me coman a besos! Cuando mis hijos eran retoños me los hubiera comido. Nos comemos a alguien con los ojos. En el lenguaje sexual se comen determinados órganos. ¿Reminiscencias de la evolución? ¿Simples figuras literarias?
He sido operado en varias ocasiones y no se me ha ocurrido decirle al médico que me apartara en una fiambrera los trocitos que me han cortado, jejeje.
En fin, mientras nos comamos metafóricamente...
Un neutonio, don Epifanio.

churricos dijo...

Sr Cotta.
Discrepo de usted en cuanto a lo que dice de que "una sociedad sin tabúes es una sociedad que no tiene necesidad de respetar nada".
Para mi,los tabues son simplemente limitaciones a la libertad del individuo de hacer, decir, o escribir lo que le apetezca. A partir de ahí, entra en juego el respeto hacia los demás.
En mi opinion, parte de la ignorancia de la sociedad, se mide por su numero de tabues. Y a un determinado grupo, les interesan cuantos mas ignorantes, mejor.
Espero no haberle incomodado con mi comentario, pero, de momento me siento afortunado de no tener el tabú de opinar lo que considere oportuno, y creo que vd. tampoco lo tiene.
Un saludo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, a mí también me gustan esas comidas metafóricas.

Señor Churricos, pues ahora que usted lo dice, me ha convencido. Prefiero el respeto que proviene de la libertad y no el que nace del miedo. Un abrazo.

Julio dijo...

Coño, qué asco

Jesús Cotta Lobato dijo...

Julio, mañana nos desquitaremos.