miércoles, 9 de septiembre de 2009

La deserción de los padres

La Junta de Andalucía ha decidido porque sí adelantar el curso cinco días. Casi ningún padre se ha alzado contra esta intromisión del Estado que ha decidido arrebatar a hijos y padres días de vacaciones para torturarlos más días aún entre las cuatro paredes con profesores, compañeros y asignaturas que otros han elegido para ellos.

Como a la sociedad no le gustan los niños, los quiere encerraditos en clase; y como las clases no sirven para educarlos si los padres no los educan antes, los niños son cada vez más mal educados y, vuelta a empezar, la sociedad los quiere más tiempo aún en las clases.

Definitivamente, este es el siglo de la tortura de los niños. Mucha nintendo y mucho capricho, pero demasiada milicia escolar. A los niños no les gusta el colegio y es un hecho evidente que para aprender lo que aprenden no es necesario tanto colegio: con la mitad de horas, pero bien aprovechadas, podrían aprender el doble.

Los niños deberían pasar más tiempo con su familia, incluso en horario de trabajo. Debería ser normal ver piruletas en el despacho del abogado y un niño escondido tras la pierna del carnicero. Así las relaciones humanas se endulzarían un poco. A mí me costaría mucho decir palabrotas y ser desagradable con la pescadera si la veo con un churumbel bajo el brazo y a ella le costaría más venderme pescado en mal estado si llevo de la manita a la niña que se lo va a comer.

Menos escuela y más educación. Más familia y menos milicia infantil.

16 comentarios:

Gerardo dijo...

Toda una falta de amor de algunos padres hacia su prole, amigo Jesús, todo un ejercicio de ralo amor hacia sus hijos a los que intentan compensar con fastuosos regalos. algunos padres piensan en sus hijos como un capricho que se han dado a sí mismos, como un deseo cumplido que pasado el deseo pesan como una losa. Luego viene la culpa, la exigencia e invención de derechos humanos fundamentales por medio de los cuales sea el estado el tutor supremo de sus hijos.
La escuela se está convirtiendo en una sinrazón, guarderia que conforma a algunos angustiados y estresados padres y madres que no saben donde están parados.
Querido Jesús. Como ´puedes leer, de nuevo estoy fuerte, vengo fuerte a pesar de que algunos de esos padres y madres ya han procurado machacarme con exigencias imposibles en un tono que es directamente el olor intenso de la miseria.
Saludos y Bienvenido a este otoño
Gerardo

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
Sin duda habla usted así porque su hija es pequeña y quiere ternerla al lado todo el tiempo posible.
¡Aguarde usted unos años más y verá como se da usted patadas en el culo por dejarla en casa de amigos, familiares, escuelas, albergues, campamentos, etcétera.
Jajajajaja.
¡Mis hijos, de 9, 11 y 15 años todavía entran al aseo cuando me estoy duchando por si acaso me he perdido, pasa saber si estoy allí, qué estoy haciendo! Como, por desgracia, nunca hemos tenido a nadie que nos eche una mano, siempre han estado con nosotros. ¿Y sabes qué te digo? ¡¡¡QUE ESTOY DESEANDO PERDERLOS DE VISTA!!!
(Es medio broma medio en serio!
Un neutonio

Jesús Cotta Lobato dijo...

Gerardo, me alegro de volver a leerle. Veo que viene usted bien fuerte. No se deje usted machacar por la miseria humana. A todo una sonrisa, pero sin ceder cuando no hay que ceder. Un abrazo.

Don Dyhego, es normal que los padres quieran perder de vista a veces a los hijos, pero deberían ser ellos y no el Estado los que decidan con quién y cuándo y dónde. Un neutonio.

Máster en Nubes dijo...

No soy madre pero por lo que veo y a pesar de lo que se diga es cierto que a la sociedad no le gustan los niños y por eso, cuanto más tiempo estén "estabulados", mejor. Pasa un poco por otro lado como con los trabajos, que no por estar allí, presente, estás siempre haciendo algo, pero la sociedad vive mejor si estamos formalmente en algo, ser libre es complicado y luego no se quiere, no por imposición: los propios.

En fin, hay algo escrito sobre la prolongación de los horarios y el tener cada vez menos tiempo propio sino estabulado... como un modo de conducirnos al consumo, a no pensar, etc...

Me ha gustado mucho Jesús, me ha hecho pensar. El tema es que se necesita dinero para vivir, y por eso se trabaja tanto, y por eso no puedes estar con los niños o los ancianos, y todo es como un círculo vicioso...

José Miguel Ridao dijo...

Con el punto de provocación que te caracteriza, y a falta de matices, y teniendo en cuenta que hay casos y casos, creo que tienes toda la razón.

Abrazos.

Rosna dijo...

Maravillosa frase : Menos escuela y más tiempo Familia ...
Aquí en la isla , amén de la famosa crisis ... reducen las horas de trabajo para que los padres puedan pasar más tiempo con la familia ...
La familia es la primer Escuela en la vida de los niños , la escuela simplemente instruye , guía , da ciertas pautas de conocimiento para que los niños aprendan a desarrollarse ,interactuar en la sociedad .

Niños no se rindannnnnnn .... menos escuela y más familiaaaaaaaaaa ...

Un abrazo de niña traviesa .

Rosna

Julio dijo...

Si para guardapavos, ya estamos los profes...

Jesús Cotta Lobato dijo...

Aurora, no sé cómo se podría romper ese círculo vicioso, pero lo que sí tengo claro es que, como quiera que sea, no la tienen por qué pagar los niños. La sociedad vive de espaldas a ellos y para no reconocerlo necesita disfrazarlo todo de lucha por los derechos de los niños y derecho a la educación, que acaba siendo una cárcel.

José Miguel, pues tienes toda la razón. No me pongo a distinguir matices, porque entonces tendría que escribir un ensayo. Me alegro de coincidir en general contigo.

Rosna, el ministerio de educación de España debería contratarla a usted. Su comentario es un eslogan perfecto para cambiar las cosas. Gracias.

Julio, ¡qué horror eso de ser guardapavos! La verdad duele.

Ramiro Rosón dijo...

Has dado en el clavo, Jesús: una sociedad egoísta menosprecia a los niños, porque los considera un estorbo. ¡Cuánto mejor aprenderían los niños la buena educación si pasaran más tiempo junto a sus padres! La aprenderían de una forma mucho más natural y sencilla que en la escuela, que, como bien dices, a menudo les resulta una tortura, y más si tenemos en cuenta realidades como el acoso escolar.

Lopera in the nest dijo...

Jesús últimamente estamos más en desacuerdo que de acuerdo. ¿Será la diferencia de edad?.
Acabo de leer un libro muy recomendable, "Outliers". en él cuenta la experiencia de un programa en USA que empieza a dar resultados muy interesantes con ideas totalemente opuestas a las que mencionas en tu post. Y me da la impresión de que el Programa es acertado y tu punto de vista no. El Programa es: http://www.kipp.org/

Anónimo dijo...

Bueno la misión de los profesores es enseñarles matematicas, historia, geografia, etc... lo de educar ya como que no me lo creo. Así que enseñad que 2x1 es igual a dos y no haced las ofertas de los supermercados. Debeis exigir que los niños vengan educados de sus casas y nosotros exigiros que los enseñeis. La educación, la etica, la moral es deber de los padres, lo que pasa es que hay mucha telebasura y algunos profesores que fuman porros y anarco-progre-audaces.
Vale Jesús Epifanio no te enfades, he dicho algunos, yo tuve dos que fuamaban porros y Franco estaba fresquito aún.
A mi me decian algunos profesores que el comunismo era la panacea en el Seminario de Málaga, ahora quien tiene cojones de decir que con Franco viviamos mejor.
Yo he cantado el cara al sol en la escuela, reconozco que está mal aunque me gustaba más que la internacional. Mis hijos deben cantar en la casa, no en el colegio.
No equivoquemos educación con enseñanza, si es dificil una cosa más dificil la otra.
De mi generación salieron muchos desvariados, de esta aun más.
¿que prefieres que te suban el sueldo o te suban la autoridad?

Alejandro Muñoz dijo...

Un poco exagerado, Jesús. Creo que es parte de tu provocación. Eso sí; si algunos abogados llevasen a sus hijos al despacho de vez en cuando, serían bastante menos bordes.

Anónimo dijo...

Provoca, que algo queda. Lolo

Antonio Rivero dijo...

A la sociedad no le interesa nada que este quieto y que no produzca dinero... por supuesto a la sociedad no le interesa que los niños interrumpan a sus padres en su labor productiva... La sociedad le interesa crear una buena educación de masas... Todo se hará como a la sociedad le interesa, estamos en la era de la democracia, la mayor de las dictaduras y yugos impuestos por los hombres a sí mismos...

Cuidado con el buenismo zapateril, con el buenismo de obama, con el carisma del progresismo socialista o del conservadurismo... no son posturas políticas son actos de vulgar demagogia... No es cuentión de niños, son un eslabon perdido más en la cadena de la "DESHUMANIZACIÓN DE LA SOCIEDAD"

Saludos jesuss, y perdona mi discurso catastrofista, pero lo pienso así.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ramiro, me alegro de encontrar a alguien que, como yo, piensa que la sociedad actual menosprecia a los niños.

Lopera, voy a buscar ese enlace que dices o ese libro que me recomiendas. Aun así, creo que no estamos tan en desacuerdo.

Anónimo, yo prefiero que me suban la autoridad a que me suban el sueldo. Pero me temo que subir la autoridad no es tan fácil. En cuantoa aquellos profes que fumaban porros, eso es agua pasada.

Alejandro, reconozco que he exagerado. Pero me alegro de coincidir contigo en la suavidad que los niños bien educados imprimirían en las relaciones humanas.

Lolo, no sé si algo queda, pero es que me tenía que desahogar. Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Antonio, coincido en lo de la deshumanización. Pero aquí estamos unos cuantos para impedirlo. Saludos.