jueves, 3 de septiembre de 2009

Los mejores años

La amiga de una amiga mía dice que, a nuestra edad, ya hemos vivido lo mejor y nos queda lo peor: la adolescencia de nuestros hijos, el declive de nuestras facultades, artrosis, presbicia... Terrible será el día en que nos cueste subir las escaleras o no se nos empine. Por entonces, me gustaría estar aún en mis cabales para poder leer a Dante, Homero, Cervantes, Shakespeare y la Biblia.

Al menos será hermoso esperar la muerte saboreando lo mejor que dejaron los que una vez estuvieron vivos como lo estoy yo ahora.

Fue precisamente mi afán por rebatir esa idea que acabo de exponer por lo que escribí ese aforismo de: "Todos son los mejores años de nuestra vida".

Ojalá.

16 comentarios:

Máster en Nubes dijo...

Tu aforismo me encanta, lo voy a poner de salvapantallas ;-), y la amiga de tu amiga me parece un poco triste, con todos mis respetos.

Que el deterioro físico es una realidad nadie lo niega, que no se pueden hacer a veces las mismas cosas o del mismo modo tampoco.

Pero de ahí a deducir que lo que espera pasados los 40 es "lo malo" o peor, va un abismo, creo. Es otra pavada de esta sociedad que cifra todo en un estado totalmente transitorio como la juventud o la salud, estados que se pasan rapidito ;-)

Forma parte además de la cultura de la queja que se instala peligrosamente, no ya en los adolescentes, sino en los cuarentañeros, jo que pelmas podemos ser: si no tenemos algo por lo que preocuparnos realmente, nos lo buscamos.

Supongo que parte no de no envejecer, que lo vamos a hacer de cualquier modo, sino de hacerlo en buenas condiciones o al menos en mejores, es disfrutar a tope con lo mucho que se suele tener -en occidente-, ilusionarse hasta con un palito y, también y quizás, no mirarse tanto el propio ombligo, saber mirar alrededor.

Dyhego dijo...

Canta Sabina lo siguiente:
"Sacude el polvo de tu corazón / márcate un baile con la aurora / cualquier tiempo pasado fue peor / más jóvenes somos ahora..."

Hoy le mando a usted cuarto y mitad de neutonios.

Olga B. dijo...

Yo estoy un poco con tu amiga, pero soy más exagerada: creo que mi década prodigiosa fue de los 13 a los 23 años y que todo lo demás ha sido una lenta pero imparable decadencia. Hay un momento en la vida en que pareces inmortal. Siempre lo echaré de menos, sin embargo, creo que no es un tópico decir que cada tiempo trae su propia historia, sus preguntas, su aventura... y, si no es así, ahí está Dante, esperándome desde hace justo cuarenta años;-) Grandes caminos.
Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Máster, ya sabía yo que nos inyectarías en vena optimismo. Gracias.

Dyhego, qué bien me ha sentado el cuarto y mitad.

Olga, Dante será nuestro guía.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Máster, ya sabía yo que nos inyectarías en vena optimismo. Gracias.

Dyhego, qué bien me ha sentado el cuarto y mitad.

Olga, Dante será nuestro guía.

eres_mi_cruz dijo...

Dios te oiga y por favor...
que el 2009 pase pronto ya ctspm...
y si el 2010 va a ser igual pues también ctspm...

Capitán dijo...

Jesús, yo estoy contigo, todos son los mejores años de nuestra vida, todos.

Un abrazo

Julio dijo...

Prefiero que se me empine antes que leer a Dante...

Juanma dijo...

En fin, cómo se puede ser serio tras leer a Julio. Con quién, por cierto y como siempre, estoy de acuerdo.

Por otra parte, lo último que me gustaría sería "descumplir" años...si cada día estoy mejor, ¡coño!

Un abrazo, querido Jesús.

Ruben M. M. dijo...

Jesús, yo personalmente espero que al llegar a esa edad ya me haya leído lo que me falta de los autores que comentas. En mi entrada reciente “...el mundo de (mis) libros...” encontrarás el porqué de esto.

Un abrazo!

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Nos queda poco Jesús, nos queda poco.

Hay que vivir, digamos, más intensamente.

Opino como Julio en la lectura.

Saludos.

elpiyayo dijo...

1 A tu amiga espero no se le empine.
2 Tu no has llegado a ese momento
3Quien ha pasado la adolescencia de sus hijos le da la razón y aun se le empina.
4 La muerte no hay que esperarla, ni hacerse amiga de ella, asi que saborea lo que puedas sin pasarte de la raya. espero que tu estes a mi lado y o no pueda estar a tu lado en esa hora.
5Siempre en lo que has dicho, hubo tiempos mejores y no es cierto que lo bueno si breve dos veces bueno, eso es mentira

Alejandro Muñoz dijo...

Me parece un plan perfecto. Cuando cumpla 100 años me regalas algo de Homero para poder leerlo antes de palmarla. Yo te corresponderé con una cajita de viagra para que la tengas a mano.

Un abrazo, Jesús.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Bueno, vengo de un día muy, digamos, sensual en la playa y me encuentro vuestros agradables comentarios. Me lío un pitillo y respondo.

Eresmicruz, espero que estos meses que quedan del 2009 sean luminosos y amables. Dios me va a oír.

Capitán, ya somos dos. Y si fuese mentira, ¿para qué amargarnos la vida con la verdad?

Julio, yo proponía a Dante por eso de prepararse para la muerte, pero, en fin, si la muerte nos pilla con la salud por todo lo alto, leeremos a Dante con más gustito.

Juanma, doy fe. Además, tú, como dicen, estás criando, así que los niños te van a inyectar juventud muchos años más.

Rubén, leeré esa entrada, a ver si así me entero de por qué tardo tanto en animarme a leer ciertos libros.

Javier, espero que no nos quede tan poco. Y veo que Julio ha sentado cátedra.

Piyayo, me aterra pensar que tengo que enterrar a mis hermanos mayores. No hay tanta diferencia de edad entre tú y yo. Y por supuesto, lo bueno, si largo, dos veces bueno.

Alejandro, el viagra es tan esperanzador como Homero. Trato hecho.Así se hará.

Rosna dijo...

Mejor año ...???
Cada día del año tiene su mejor momento ,vivamosssssssssss entonces este instante ...
Entonces le dejo mi mejor beso , aqui y ahora
Rosna

Jesús Cotta Lobato dijo...

Gracias, Rosna. Un beso.