jueves, 20 de mayo de 2010

Ética y leones

En mi familia somos dados a la discusión, sobre todo a la hora de la comida, cuando mi padre nos invitaba a hablar como los ingleses, id est, sin gritar. Salía cualquier tema y, en seguida, se formaban los bandos y uno defendía su tesis hasta el fin, más por cabezonería que por convicción. Y aunque jamás dijo nadie: "Tienes razón. Me has convencido", luego los argumentos del otro se quedaban rondándole a uno por la cabeza. Al menos en mi caso.

Los temas eran de lo más pintorescos: ¿a quién le gustan más las castañas: al que se las come crudas o al que las prefiere asadas? ¿Qué actitud es mejor ante la comida de mamá en caso de que no nos guste: protestar, pero comérsela o no protestar, pero no comérsela?

La última discusión que recuerdo ha girado en torno a los leones. Reyvindiko y yo sosteníamos que el león mata a las crías de la leona si no las ha engendrado él, para que la leona entre en celo y así se quede preñada de él. Y el Piyayo sostenía que el león es capaz de matar incluso a sus propias crías, con tal de que la leona entre en celo.

Dentro de lo espantosas que son ambas posibilidades, Reyvindiko y yo nos negábamos a creer que el león, con lo majestuoso que es, pudiera ser tan sumamente cabrón. Y el Piyayo insistía en que la naturaleza es así de cabrona y de machista.

Si alguien sabe la respuesta, que nos lo diga, a ver quién tiene razón.

19 comentarios:

blimunda dijo...

Lo siento por el Piyayo pero si mi hijo mayor(que es la autoridad en bichos de mi casa) dice que no, es que no. Y le tengo casi más confianza que al National Geografic.
Un abrazo.
Y una cosa: que me ha dado un poco de miedo pero que ya tengo blog, http://marisatgracia.blogspot.com

JuanMa dijo...

Confirmo el fallo de Blimunda: Reivindiko y tú tenéis razón.
Soy "bichólogo", profesor de Biología y Geología, aunque no sé si eso da suficiente autoridad.

JuanMa dijo...

Se me ha olvidado poner, en descargo del Piyayo, que tiene razón en lo de que la naturaleza es muy cabrona (comer o ser comido, reproducirte tú o los demás, etc.), visto desde un punto de vista antropocéntrico.

Gómez de Lesaca dijo...

Creo que el Piyayo es hobessiano.

Vale.

lolo dijo...

Estoy con el Piyayo, no porque conozca la respuesta sino porque la tesis de Reyvindico y tuya me parece igualmente cabrona, machista y animal. Que es lo que son los leones.

JuanMa dijo...

Leo leonis lupus (¡hay que ver la fama del lobo, el pobre!)

¿Se puede ser rousseauniano viendo claramente la realidad?

Lo que tenemos que procurar es ser "buenos civilizados", porque como nos salga el "salvaje" de dentro...

Olga B. dijo...

Yo siento como una simpatía por el Piyayo, así que apoyo su tesis, después de todo, como dice Lolo, la vuestra es igual de animal, él ni siquiera busca sentirse un poco bien suavizando la cosa.
Ni Hobbes ni Rousseau me convencen a mí, los animales llevan un sello en la frente que se llama superviviencia; los hombres también, pero pueden superarlo y dar su vida (y quitarla) a cambio de cosas, ideas y personas. A veces se hace y a veces no. Depende del bien y del mal, esos dos bandos entre los que elegimos casi en cada pequeña cosa de la vida.
Yo le diría a ese león lo que el ínclito Javier Krahe dice en una canción: "No todo va a ser follar".
Saludos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Blimunda, pues entonces un punto a mi favor y uno menos al Piyayo. Y ¡bienvenida al mundo de los autores blogueros! En cuanto pueda me paso por tu casa y te visito. Salud.

JuanMa, eso te da toda la autoridad. Ya no cabe duda. Los leones no pueden ser tan canallas.

Gómez de Lesaca, lo acabas de definir muy bien desde el punto de vista filosófico.

Lolo, qué buena definición de los leones. Aun así la tesis del Piyayo me parece mucho más terrible.

JuanMa, eso del buen salvaje ya murió y prefiero, como bien dices, el salvaje civilizado, porque conozco a ese salvaje interior mío y me da miedo de lo que es capaz de hacer. Un abrazo y gracias por los datos. Un biólogo poeta... Interesante.

Gómez de Lesaca dijo...

Pero si se hace un somero repaso de los últimos 2000-2500 años parece que Hobbes tiene razón. Para muestra Homero, Polibio, Tácito, Shakespeare...hasta hoy.

Jesús Cotta Lobato dijo...

olga, junto con Lolo, ya sois dos apoyabndo al Piyayo. ¡Y qué buena frase le dirías al león! Pero me temo que el león va a lo suyo. Menos mal que yo tengo dentro un domador para mi león interior. Un beso.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Gómez de Lesaca, desde luego, por lo poco que sé de ellos, si tengo que decir quién me parece más acertado, creo que Hobbes supera a Rousseau. Pero Hobbes también me echa para atrás con eso de Auctoritas, non veritas, facit legem y es una pena que la historia le dé la razón. Vale.

Gómez de Lesaca dijo...

Tiene usted razón.

Hobbes era un nihilista y pensaba desde el miedo que barría Europa en el siglo XVII.

Cuando los ingleses encendían hogueras en sus costas, en espera de la Felicísima, él apenas tenía unos meses. En el verano de 1588.

Aunque, la verdad, es que si los Tercios Viejos hubiesen desembarcado en Kent, a lo mejor Hobbes habría sido católico. Y todo habría sido distinto.

A pesar de todo es preferible, al frente de un estado un hobessiano templado y realista, con sentido común y con un estado limitado, a un roussoniano iluminado.

Cuando la política se autojustifica con las buenas intenciones estamos en la antesala del desastre.

Vale.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Gomez de Lesaca, si nuestros magníficos tercios hubieran llegado hasta Hobbes, tienes razón en que quizá no habría sido tan pesimista, porque ni el hombre es bueno ni el hombre es malo, ni somos ángeles sino demonios, sino una mezcla muy bonita de las dos cosas. Vale

JuanMa dijo...

Va a ser que los leones son tradicionalistas y no conocen los nuevos modelos de familia (no toleran cosas como el lío de los hermanos Xxxx Preysler, ni lo de los progenitores A, B, etc.). Si veis la serie documental de Los grandes felinos de África, podréis apreciar lo pacientes y cariñosos que pueden ser con sus cachorros.
Eso sí, la "petición de mano" y el "matrimonio" van por la vía violenta, cuestión de fuerza y preparación (Darwin-Wallace dixit, muy al pesar de los Lysenkos).

Y terciando en la disputa Hobbes-Rousseau: Jimenez Lozano describe el asunto muy como lo haces tú, Jesús, pero le llama Neanderthal a la fiera o león interior. Lo único que nos salva de él es la educación, la civilización, la cultura, lo que nos diferencia de los animales y nos hace distinguir el bien del mal, tal y como dice OlgaB. Otra forma de ver la esencia humana: ¡Todo no va a ser follar!
¡Toma, Rousseau!

Jesús Cotta Lobato dijo...

JuanMa, menos mal que has terciado por los leones. Violentos para la cópula, pero buenos padres. ¡Menos mal! Está bien eso de que un animal tan fiero sea tan paciente. Esa manera de explicar al hombre como una fiera que se domestica a sí misma porque aspira a algo más alto está muy bien descrita por Chesterton en El hombre eterno: aun cuando fuéramos sólo cachos de carne con ojos, no nos resignamos a serlo y por eso nos superamos en busca del bien, la belleza, el amor... Como dice Olga, Todo no va a ser... pues eso, amigo.

Olga B. dijo...

Bueno, os dejo el enlace a la canción, que hacer referencia a muchas otras actividades propias del hombre.
(Me imagino el rugido del león;-)

Aquí

lolo dijo...

No me habéis convencido.
Insisto en mi postura y añado que las leonas son igual que los machos. Y pensándolo mejor, no son machistas ni cabrones, sino animales.

Reyvindiko dijo...

Todos los animales van a lo suyo, menos yo que voy a lo mío.

Jesús Cotta Lobato dijo...

¡Olga, esta canción no tiene desperdicio! Además de inteligente es divertidísima.

Lolo, no había caído yo en que las leonas también son unas pelandusconas: les matan a la cría y, hala, otra vez con el leoncito. Menos mal que nos educan para que no seamos animales.

Reyvindiko, ¡hemos ganado! Y la frase te ha quedado muy bien.