martes, 25 de mayo de 2010

I love cuchibambo

Si no fuera porque me contengo para no parecer empalagoso, habría muchas más entradas en mi etiqueta de agradecimientos. Pero esta vez el agradecimiento ha roto como mil flores por todo mi cuerpo: mis alumnos de segundo de bachillerato se me han despedido regalándome una camiseta negra con un:

I love cuchibambo


El cuchibambo es un término que me inventé en una clase hace tiempo y del que echo mano cada vez que quiero poner un ejemplo con alguna cosa que ellos no conozcan, para no irnos por las ramas. El cuchibambo puede ser tanto un animal como una dimensión del universo que no podemos captar con los sentidos o no podemos ni imaginar con la razón.

Estos alumnos míos han soportado estoicamente mis rollos sobre Platón, Hume, Kant.... Y han tenido el don de la gracia y la oportunidad regalándome esta camiseta, que para mí es un tesoro y que luciré mañana en clase porque me sienta y me ha sentado de maravilla.

Mientras haya chicos como ellos en el mundo, hay esperanza. El cuchibambo también está de acuerdo.

26 comentarios:

Antonio Romero Ysern dijo...

Enhorabuena por esa camiseta que me provoca una sana envidia como profesor al ver que has sabido ganarte la simpatía de tus alumnos (espero que Jesús no tenga alguna diatriba, entre las entradas antiguas que no he leído, contra esto de la <>)

Antonio Romero Ysern dijo...

Contra eso de la "envidia sana", quería decir en mi comentario anterior.

Juanma dijo...

Pues un enorme cuchibambo, para ti, también de mi parte.

Cuchibambos varios.

Blimunda dijo...

Yo creo que mientras existan profesores que se merezcan tales prendas habrá esperanza. Me ha dado nostalgia tu camiseta por el cuchibambo(¡que ocurrencia!)y por cómo lo has contado. Seguro que no hay que recomendarte que guardes bien esta camiseta tejida con tanta admiración y cariño. Enhorabuenísima !!!

Jesús Cotta Lobato dijo...

Antonio, el mérito, más que mío, es de mis alumnos. A veces unos alumnos son más afectuosos que otros. Y la envidia sana me parece muy bien. Para empezar, el verdadero envidioso nunca confiesa que tiene envidia. Un abrazo, amigo.

Juanma, y yo te cuchibambo a ti con toda mi cuchibambez.

Blimunda, pienso usar esa camisa en el colegio, en honor de esos alumnos. Besos.

JuanMa dijo...

Recuerdo una cena de fin de 2º de bachillerato con uno de esos agradecimientos que nos dejaron amarillos a los demás profesores.
Era una alumna mayorcita (estoy en un nocturno), que conocía del pasillo, aparentemente reservada, callada y a lo suyo, de esas que, por prejuicio, temes lo que estarás pensando. Pero puede que todo fuera timidez. Cuando llegó la hora de los discursos, inesperadamente y con esfuerzo pidió la palabra para darle las gracias al compañero de Filosofía (el más serio y estricto e intransigente con las faltas de asistencia y de responsabilidad, un lujo de nuestro centro) por haber logrado que ella tomara en serio su formación y haber crecido personalmente con lo que le transmitió. No quiso quedarse sin decirlo.

¿No sobran todas las teorías y políticas pedagógicas?

¡Felicidades, que te han cogido la onda!

eres_mi_cruz dijo...

i love cuchibambo too...
tiene nombre de baile viril...
¡cuchibaaambo! ¡huh!...

Jesús Cotta Lobato dijo...

JuanMa, esa anécdota que cuentas es la mejor pedagogía: siempre que haya profesores dispuestos a enseñar y alumnos dispuestos a aprender, sobran las teorías. Un abrazo.

Eresmicruz, el cuchibambo se baila con los brazos en cruz e hincando a veces la rodilla en el suelo, sin perder la compostura y lanzando a veces gritos de guerra mmientras uno marca el ritmo sonora y vigorosamente con los pies. ¡Ah, yo sólo puedo bailarlo si bebo antes!

eres_mi_cruz dijo...

¡vino de resina!...

con vodka sale así más o menos...

Jesús Cotta Lobato dijo...

Sí, Eresmicruz, ¿cómo lo has adivinado? Exactamente es así. Y con vino de resina sale una mezcla entre tu enlace y estehttp://www.youtube.com/watch?v=4jMBYx76txU

eres_mi_cruz dijo...

¡qué hermoso baile! ¡pero si eres tú con barba!...
te he reconocido por la gorra...

Jesús Cotta Lobato dijo...

Sí, fue una noche gloriosa. Y al final me quité la gorra para todos vosotros. Un abrazo.

lolo dijo...

We love cuchibambo of Cotta, too.
Ya he visto alguna por aquí, aunque el baile aún no ha llegado. Esto es el germen de la cuchibambo-revolución.

Blimunda dijo...

¿De verdad que el que baila eres tú? Madre mia, que nivel de blog. Esto no hay quién lo iguale.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lolo, ojalá esto sea el germen ese que dices. A tus pies.

Blimunda, no, no soy yo. Pero Eresmicruz me ha reconocido. Un beso.

Aurora Pimentel dijo...

Felicidades, Jesús, qué gusto que los alumnos aprecien y quieran al profesor ¡y encima esa camiseta! Me alegro muchísimo, un abrazo fuerte.

PS Hay esperanza por los alumnos y por el profesor ¿no te parece?, una combinación de ambos debe de ser ...

Jesús Cotta Lobato dijo...

Aurora, seguro que tú te ganas a los tuyos. Conociéndote, no me cabe duda.

eres_mi_cruz dijo...

¡venga jesús, no seas modesto!... ¡eres tú!...
yo sé que en las fiestas prefieres comer sandía tranquilamente con tu familia, tus amigos y las avispas...
¡i love cuchibambo! ¡deberías cobrar por esto!...
o al menos pasar el plato...

no le eches cuenta, blimunda...

elpiyayo dijo...

Solo para Cuchibambo.
Decirte que Elpiyayo siempre tiene razón y sin ser fundamentalista ni radical, las expone y son irrebatibles, cierto es lo de los leones y cierto es lo que tu y yo hemos hablado a solas, aunque todo no te lo he contado por ser tu como eres y no sufrir lo que no has de sufrir, las hieles que yo se donde están para mi quedan.
Ahora ando de médicos y me han dicho que mi rodilla anda muy mal con tecnicismos médicos, pero yo he entendido y no me equivoco que debo aprender a cojear, asi que me volveré más Piyayo y más Quevedo, porque un cojo guarda la mala leche para ocasiones en las que las pueda soltar.
Para ver tus ecritos, he de subir dos tramos de ecaleras, es como subir a la Giralda, !ay si tuviese un buen caballo!
A ti te han regalado una camiseta tus alumnos, a mi me hubieran reventado las ruedas del coche o quemarlo si fuese posible.
En resumen, soy más Piyayo, más Quevedo, más abuelo, pero te estás quedando sin hermano mayor, aunque "una primilla alicortada siempre guarda sus instintos ""anecdota de tu padre y pura realiddad"
Y manda cojones, que me des un lobro de poemas, sin dedicatoria y sin firmar.
Todo lo que uno se imagina no se puede tener, todo lo que en esta vida uno imagina se puede desear, pero cuando los deseos solo se imaginan, cuerdo, cuerdo uno no puede estar.
YOUR BROTHER

Jesús Cotta Lobato dijo...

Eresmicruz, ah, las sandías y las avispas. El zeibekiko. Sí, yo soy todos esos. Ex corde, Cotta.

Piyayo, rezaré por tu rodilla. Y tenemos que hablar con una copa de por medio. Y de veras que lamento no haberte firmado el libro y me gustaría hacer algo para que estés contento. Bájate el ordenata al salón para que no tengas que subir a las alturas para leer a este hermano tuyo que no es muy alto. Te quiere tu hermano.

Alejandro dijo...

Cualquier día me ves aparecer por tus clases, con una camiseta que rece "I need cuchibambo".

Jesús Cotta Lobato dijo...

Alejandro, el cuchibambo es muy útil para cualesquiera asignaturas. A ver si pienso cómo se podría usar en mates. Un abrazo.

Lucia dijo...

Jesus, pagaria por poder estar en una sola clase mas tuya! El mejor profesor que he tenido en mi vida sin duda alguna! =)

Lucia dijo...

Jesus, pagaria por poder entrar de nuevo a una de tus clases. El mejor profesor que he tenido en mi vida sin duda! =)

Lucia dijo...

=)

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lucía, si se me daban bien las clases con vosotros, es porque contaba con alumnas como tú. No es mérito mío, es tuyo. Un beso.