lunes, 31 de enero de 2011

Amor y sensualidad

Una persona que me conocía muy bien aseguraba que yo era demasiado sensual. Yo no sé si hay gente más sensual que otra. Lo que sí sé es que a algunos la mucha o la poca sensualidad que tenemos nos ocupa muchas neuronas. Y lo único que me disgusta de eso es que la sensualidad no me prepara, sino todo lo contrario, para el dolor que es también la vida.

Por ejemplo, estaba yo tan feliz tomándome una cerveza con un amigo en la terraza hablando de la impresionante sensación de poder que a uno lo embarga después de correr media hora y, de pronto, pasó un joven en una silla de ruedas que no podía correr para tener esa sensación que  considero tan gloriosa. Y me sentí entonces de lo más frívolo. Mi gusto por los placeres no me serviría de nada si de pronto yo tuviera que vivir en una silla de ruedas.

De nadie se dijo como un elogio tras su muerte: Fue muy hábil procurándose placeres. A muchos les importa un rábano lo que se pueda decir de ellos tras su muerte, pero a mí no, porque lo que digan de mí los míos cuando me muera será la verdad.

La verdad es que lo único que me salva de convertirme en un egoísta redomado, lo único que me levanta de la silla donde leo mi libro favorito, lo único que me permite renunciar sin traumas a bañarme desnudo en el mar, lo que me salva de convertirme en un cacho de carne con  ojos, es el amor que siento por la gente. 

15 comentarios:

varenka dijo...

Buenos dias! -noches aqui-

No solo seremos recordados por el amor, es que ademas, "Seremos juzgados por el amor" - es el titulo de un texto de JPII-.

Te he dicho que me encantan tus posts?

Juanma dijo...

El párrafo final, querido Jesús, es sencillamente magnífico. Para leerlo de vez en cuando y no olvidar.

Dicho lo cual, querido mío, déjame decirte lo siguiente: ¿estás realmente seguro de que ese joven en silla de ruedas no puede correr?

Un fuerte abrazo.

Isabel dijo...

Gracias, es precioso, solo eso lleva a todo lo demás, como S. Agustín:"ama y haz lo que quieras", de nuevo, gracias

lolo dijo...

Lo sensual no quita lo valiente. No tengas reparos, Cotta, cacho de amor con ojos. Lo bello es mística pura.

Menalcas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Menalcas dijo...

soy un egoista redomado, mentiroso tal vez, y realmente no me veo tan mal como tu me pones, además me encanta bañarme desnudo, como decia Serrat soy cantor soy embustero me gusta el juego y el vino, y quiero a quien tengo que querr, enfin no me juzgues mal, un abrazo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Varenka, si seremos juzgados por el amor, entonces hay más motivos para levantarse de la silla a ayudar al otro. Gracias.

Juanma, pues ahora que lo dices, es muy posible que el muchacho aquel sepa sacarse muchísimo más partido que yo. Y nada me gustaría más.

Isabel, es ésa una hermosa máxima. La tengo grabada en la cabeza, pero aún no del todo en el corazón.

Menalcas, no te juzgo a ti, sino a mí. Y por el retrato que haces eres sencillamente encantador. Además, si quieres a quien tienes que querer, eres muy bueno.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lolo, ¿no te has dado cuenta de que este comentario tuyo es todo un poema?

Blimunda dijo...

Suscribo el poema de lolo.

Anónimo dijo...

Siempre hay por aquí cosas interesantísimas .....???????? Se baña usted desnudo ...en qué playa?
Qué pocos quedan como usted.
AnónimoE

Jesús Cotta Lobato dijo...

Blimunda, el poema de Lolo será desde hoy nuestra divisa.

AnónimoE, en las playas de Huelva, rubias y solitarias. Pero me temo que como yo hay muchos.

Bruja Truca dijo...

Buenos días.
Yo no estoy tan segura de eso de que lo que digan los nuestros cuando muramos sea verdad. Creo que eso no depende sólo de nosotros, sino de la percepción de los que nos rodean. ¿Cuantas veces alguien que era "malísimo" automáticamente se vuelve un santo al morir?
Al contrario también puede pasar.

Al margen de eso, me ha encantado lo que has escrito.

PD: Fui alumna tuya hace unos 7 u 8 años. Fue todo un placer y aprendí mucho con tus clases. Y me consta que todos los companeros y compañeras de aquellos años con los que sigo hablando coincidimos en esto.
Es de bien nacida ser agradecida, así que gracias =)

Te sigo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Querida Bruja Truca, es verdad eso que dices: tendemos a recordar sólo lo bueno de los muertos. Esperemos al menos que lo bueno que digan de nosotros sea cierto.
Y, bueno, lo que son las cosas: nos reencontramos en la Red. Para mí no hay mayor satisfacción que, incluso mientras estoy vivo, recordéis buenas cosas de mí. No sabes qué feliz me haces con eso. Y por eso te doy las gracias de todo corazón. Recibe mi abrazo y mi curiosidad por saber quién eres. Te seguiré la pista con mucho gusto.

Brönte dijo...

Jesús,
Creo haber encontrado en tu bitacora un alma semi-gemela. Y no, por favor, no quiero igualarme a tí, eso sería cuanto menos estúpido y ridículo, pero por lo que leo se ve que eres un romántico que da importancia a los detalles y que vive en la dimensión bella de la vida. Lo que escribes me conmueve, conecta con lo que yo pienso sobre tantas cosas!: la belleza, la bondad, la verdad, el bien.....
Chapeau, por cierto, tu Argumentum Ritahayworthlogicum... ¡Qué inspirador! Ser tan bella que en tí misma seas una prueba de la excistencia de Dios. Nunca me había planteado la belleza desde esa perspectiva, y es definitivamente la que más me gusta.
Un saludo desde el norte.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Brönte, me alegro de que la belleza nos hermane. Está ahí para los ojos que sepan verla, esperando a regalarnos sus dones. Si he llegado a tu corazón, ha sido gracias a ella y a ti, que sabes verla. Ex corde, Jesús Cotta.