viernes, 28 de enero de 2011

Última voluntad

Ni yin ni yang
ni Pachamamas
ni luchas de contrarios
ni el karma y la sinergia,
ni Epicuro en sus ínfimos placeres,
ni todos los psicólogos del mundo,
ni siquiera el aikido, el tao y el yoga
ni Zaratustra el de las luengas barbas
escapan con sus Torres de Babel
del abismo profundo de la muerte.
Quedar en la memoria de mis deudos,
en un álbum de fotos,
en una antología de mediocres
o en los genes de miles de criaturas;
yacer en un pomposo mausoleo
y dar nombre a un cometa o a un bacilo
o a un hospital para enfermos incurables
no es nada comparado con perder
los besos y las flores para siempre.
No quiero ser ceniza
esparcida en una playa
ni quiero convertirme en un diamante
en el dedo del nieto más excéntrico.
Y nada de formoles y criogenias.
Yo sólo quiero convertirme en lágrima
rodando por tu rostro bienamado
y en ella un lucerito que te anuncie
que vestido de novio yo te espero
muy joven y sin prisas, vida mía.

35 comentarios:

José Miguel Ridao dijo...

¡Ese pedaso de poemaaarl! I can't, I can't...

Ya en serio, es de los mejores poemas que te he oído y leído. Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Me dan ganas de hacer una versión del poema a lo Chiquito. Pero lo que más me ha gustado es esta coincidencia en el tiempo con nuestras entradas. Un abrazorl.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Poema rítmico, báquico y ascendente aunque eso de convertirte en lágrima... vamos, ni en el colisionador de neutrones ése de Suiza...
En serio, musical poema.
25 neutonios acelera2.

Fernando Moral dijo...

Cuando deje de llorar me daré de nuevo el gusto de releer uno de los poemas más rotundos que he visto nunca.

Un abrazo.

Aurora Pimentel Igea dijo...

Precioso poema, Jesús, me ha emocionado. Un abrazo fuerte.

Manuela Gil dijo...

¡¡ Hermoso poema !!

una pez payaso dijo...

¡¡Precioso!! (me has emocionado!!!!)

un saludo desde el arrecife

glup!

Blimunda dijo...

Qué extraño sería sin besos...y sin flores.
Y esa lágrima...no puede haber mejor condensación de un alma.
( Te he visto vestido de novio,
ibas de blanco.)

Un beso, Jesús.

lolo dijo...

... un lucerito que te anuncie que vestido de novio yo te espero muy joven y sin prisas, vida mía.

Qué bonito, Cotta. Me recuerdas a un poeta de antes al que no nombro por si no te gusta. Pero vamos, era muy bueno.

Alejandro dijo...

Cuiada de este poema, Jesús, que estoy seguro de que alguna vez lo tendremos en casa en buen papel y encuadernado.

E. G-Máiquez dijo...

El poema es precioso. "Muy joven y sin prisas" es su meollo poético, su diamante, si se me permite. Enhorabuena y muchas gracias.

Ramón Simón dijo...

ufff, sin aliento se queda uno al leer el poema,



un fuerte abrazo,

" Jesusito de mi vida eres niño como yo por eso te quiero tanto que te doy mi... corazón"

Retablo de la Vida Antigua dijo...

Es muy serio y muy hondo todo esto.

Saludos y gracias.

GdL.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Dyhego, menos mal que lo que no puede el colisionador lo puede la poesía. Veinticinco neutonios.

Fernando, eso es porque me lees con mucho cariño. Un abrazo.

Aurora, te echamos ayer en falta.

Manuela, gracias. Un abrazo.

Pez, me alegro de ver tus colores por aquí.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Blimunda, si me has así, es que será así. Estoy seguro.

Lolo, ya me dirás quién era ese poeta. Me guste o no, el caso es que te he recordado a él. Y el honor es mío.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Alejandro, si el poema estará un día en papel, se deberá a vosotros, porque os gustó y me animé a publicarlo.

Enrique, me honra que te guste. Lo curioso es que lo que tú llamas el diamante me vino llovido del cielo. Es curioso que lo mejor de los poemas suele ser fruto de una inspiración involuntaria, sin más mérito por mi parte que el de saber oírlo.

Ramón, tómalo, tómalo, tuyo es y mío no.

GdL, es, en realidad, mi última voluntad, que es lo que yo quiero ahora aunque las urgencias de la vida me hagan olvidarlo. Vale.

José María JURADO dijo...

Muy bueno. Leído Ghana aún más.

José María JURADO dijo...

Muy bueno. Leído Ghana aún más.

Anónimo dijo...

¡Qué sensillez!,¡qué esquisitez!¿puedo decirle que ...lo amo?.Porque ya está bien de tonterias,si señor.Hay que quererse y entregarse.Será lo primero que lea en San Valentín.Gracias!.AnónimoE

Jesús Beades dijo...

Me quito el cráneo.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Me gustó cuando lo leí por primera vez; fue emocionante escuchártelo recitar ayer, y vuelve a ser un placer leerlo hoy. Redondo.
Un abrazo, Jesús.

Jesús Cotta Lobato dijo...

José María, ¡viva Ghana! Es la primera vez que lo grito en mi vida, pero seguro que se lo merecen. Un abrazo, amigo.

AnónimoE, será para mí un honor que lo lea en San Valentín. Nada me gustaría más que usted cante al amor con mi poema. Ex corde, Cotta.

Jesús, mi querido tocayo, poeta hasta la médula, un abrazo.

Juan Antonio, fuiste el primero que lo leyó y no me habría animado a leerlo en la tertulia si no me hubieras dicho que te gustaba. Un abrazo.

Anita dijo...

Lo más sencillo es lo más hermoso, buena esa ;)

Jesús Cotta Lobato dijo...

Anita, gracias. Que pases un feliz fin de semana.

JESUS FIDELIS dijo...

Precioso.

Outsider friar dijo...

Que sí, que sí, que tamaño testamento
hay que protocolizarlo sin tardanza
en instrumento público y notorio,
que ponga el notario el "ante mí"
dando pública fe de la hermosura.

Olga Bernad dijo...

Es, sin duda, una buenísima voluntad.
Abrazos.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Gracias Jesús, por escribir tan bien.
Saludos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

A tu salud, tocayo.

Outsider, vosotros sois mis notarios. Y en el último momento, cuando me entre un ataque de dudas, espero que un cura alimente esa esperanza que tengo. Un abrazo.


Olga, menos mal. Así sé que mi última voluntad es también buena.

No cogé ventaja, gracias a ti por decírmelo.

varenka dijo...

"Muy joven y sin prisas", asi esperaremos, asi nos esperan.

Precioso. A mi tambien me ha emocionado. Ya es uno de mis poemas favoritos.

Las hojas del roble dijo...

Precioso, Cotta. Un ejemplo paradigmático (valga la redundancia) de mimo al lenguaje y sensibilidad sin cursilería.
Un abrazo fortote

Jesús Cotta Lobato dijo...

Varenka, ¡sí! ¡Así nos esperan! Eso es lo que más deseo. Un beso.

Hojas de roble, recibe tú también mi abrazo, fuerte como el que me diste cuando llegué a la mercurialada, amigo.

Alea dijo...

Hermosísimo, Jesús.Me queso sin palabras.Saludos.

Mery dijo...

Es grandioso, redondo e infinito.
Un abrazo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Alea, me alegro de que te guste. El tema lo hace grande.

Mery, espero que sea infinito ese deseo que he puesto en el poema, para ti y para todos.