lunes, 12 de enero de 2009

Aforismos IV

-El filósofo aún busca la verdad; el poeta ya ha encontrado la belleza; y el amante ya tenía la verdad y la belleza.
-Si ser buenos nos diera salud, las cárceles serían hospitales.
-Puedo creer en Dios sin creer en mí. Pero no puedo creer en mí sin creer en Dios.
-¿Puedo hacer una pregunta? Lo malo es que ya la he hecho.
-Creo en el más allá no porque no me guste el más acá, sino porque me gusta mucho el más.
-Los avaros en lo privado son generosos con lo público. Los avaros en lo público son generosos en lo privado.

14 comentarios:

Juanma dijo...

- La filosofía no está en la respuesta, sino en la pregunta.

- La pregunta es un hallazgo lingüístico impagable. También un atrevimiento.

- El filósofo es un tipo atrevido al que le gusta cuidar el lenguaje.

Un abrazo, querido Jesús.

enrique baltanás dijo...

Todos muy buenos. ¿No es el aforismo el antioxidante del tópico?

Octavio dijo...

El sexo es un tabú, y yo no paro (de hablar de él, me refiero). Por lo demás, de acuerdo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Amigos, vuestros comentarios dan para otra entrada de aforismos. Los preparo para mañana. Me ha gustado especialmente ese de que el aforismo es el antioxidante del tópico: me ha abierto los ojos a mí, que escribí un libro de tópicos. Un abrazo, amigos

Jesús Cotta Lobato dijo...

Pues imagínate, Octavio, si no fuera tabú: entonces sí que no pararías. O a lo mejor perdía un poco de interés

José Miguel dijo...

Puntualizo, más que nada para buscar los tres pies al gato:

- El amante ya tiene la verdad y la belleza, pero le durarán poco.

- Los malos salen de las cárceles sanos, pero siguen siendo malos.

- Yo no creo en Dios pero creo en mí.

- El incesto es tabú y no me apetece hablar mucho de él.

- No es malo haber hecho la pregunta, al menos se ha pedido permiso.

- El más allá, el más acá y el más superan mi entendimiento.

- Completamente de acuerdo con la avaricia pública y privada (con el aforismo, no con la avaricia).

Un abrazo, Jesús, y enhorabuena de corazón por tu blog.

Jesús Cotta Lobato dijo...

El del tabú está muy bien. No había pensado yo en ese tabú del que no nos apetece a nadie hablar. En cuanto al del más acá, es cierto que superan mi entendimiento, pero no el deseo ni el corazón. Gracias, José Miguel.

E. G-Máiquez dijo...

Oh.

Puestos a elegir, me quedo con el penúltimo, muy bueno.

Y grandes comentarios antioxidantes. El de José Miguel sobre el incesto, un acierto.

Rosna dijo...

Si no tiene sentido es filosofía , si da miedo es religión ... me quedo con el amante que tiene la verdad y la belleza y un instante temporal ....

Apreciado Cotta san , nada de violencia .... que ..." Hablando se entiende la gente " ....

Si me permite un cálido abrazo Sensei .

Rosna

Jesús Cotta Lobato dijo...

Contigo, Rosna, ¿cómo no voy a entenderme? Soy pacífico, no te preocupes, aunque a veces la indignación me haga decir alguna burrada. Un beso

tutusta dijo...

Ah! la temporalidad... Como la polaridad instantanea de ciertas moléculas...

En realidad lo que yo deseaba apuntar es el nihilismo en el comentario sobre el mas aca, el mas allá y el mas de Jose Miguel que plenamente compartía hasta leer tu contestación, Jesús. Es que no todos llegamos a ser poetas mas que cuando recordamos versos.
Y Octavio, lo tuyo es mas de los mismo...

Jesús Cotta Lobato dijo...

Tutusta, tu contestación está llena de elegancia y poesía. Me gustan tus comentarios.

Jesús Beades dijo...

"-Creo en el más allá no porque no me guste el más acá, sino porque me gusta mucho el más". Jo, qué bueno.

Y cuántos amigos y conocidos se encuentran por aquí. Esta Red es un pañuelo. (Por cierto, a ver cuándo la Providencia nos hace encontrarnos otra vez por una esquina de Sevilla. Para seguir charlando, y tomar una cerveza, más que nada...)

Jesús Cotta Lobato dijo...

Pues sí, Jesús, veo de pronto varios comentarios tuyos en la bitácora. En la red eres como en la realidad: un torrente de buenas palabras. Seguro que nos vemos pronto.