sábado, 24 de enero de 2009

Éxtasis

Sólo una vez estuve a punto de llegar al trance (sin ayuda de pastillas, quiero decir). Tenía yo unos veinte años y me tumbé bajo un árbol cargado de suculentos frutos, allá en el campo donde había nacido mi madre, lejos del mundanal ruido, donde no había luz eléctrica ni agua, sólo un pozo fresco. Me aparté del alboroto familiar para componer poesía en aquel locus amoenus. La tierra era fragante y me envolvía con sus vaharadas de vida y suavidad. Yo estaba componiendo un verso de oro y, cuando iba a rematarlo, llegó una amiga de la familia y me dijo:

-Pero, Jesús, ¿qué haces bajo ese árbol? ¡Si ahí es donde cagamos todos!

Cuando comprendí que las vaharadas y la suavidad fértil de aquel suelo se debían a las descargas ecológicas de los seres humanos, pasé del séptimo cielo a la verdadera realidad.
Lástima. Estaba a punto de llegar al Uno y a la Esencia.

17 comentarios:

Rosna dijo...

¡ Si ahí cagamos todos ! ....fuerte expresión .

" El estíercol hace crecer siempre más fuerte la cosecha " . Marc Legasse

Cada sentir , cada emoción es una gotita de amor que sembramos y nadie nos puede decir cómo debemos sentirlo o hacerlo , porque el amor nunca es rídiculo, el amor nunca es una aprobación o una burla ... amar representa lo más íntimo de cada persona se exprese como se exprese , para el amor y para crear ... no existen modas , ni complementos bonitos o bellos que sean feos ,pasados o antiguos .Porque el amor es una gotita eterna de tí mismo que nos hace felices ...

Carpem diem ... Cotta san ...
Sigo bajo el árbol de cerezos , y contemplo los nenúfares que crecen en el lodo ...

Feliz día !!!

Rosna

Juanma dijo...

La realidad siempre tan tozuda, tanto que a veces es una cagada. Y la Idea, ahí empeñada en sus vuelos, tanto que padece estreñimiento.

Espero que te sintieras a gusto ayer en la radio. Eso es lo que intentamos. Nosotros, contigo, sí que lo estuvimos.

Muchas gracias, un abrazo, querido Jesús.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Querida Rosna, me quedo con esa gotita eterna de uno mismo que dices que es el amor. Yo, como tú, siempre he pensado que si la verdad es algo, es el amor.
QUerido Juanma: me gusta lo de la Idea con estreñimiento. Tiene enjundia. Me lo pasé muy bien ayer en la radio con vosotros. Me tratasteis a cuerpo de rey, me dijisteis inmerecidos elogios y la sorpresa de Joplin me encantó (incluso metí el patón con eso de que me pone) y será un placer volver a colaborar con vosotros para lo que queráis. Un abrazo muy fuerte

Mery dijo...

Vaharadas, la de tiempo que hacía que no oía tan linda palabra.

Tu entrada me ha recordado ese chascarrillo que veo a veces en algún bar: "Hoy hace un dia estupendo ¿no? Pues verás como llega alguien y lo jode" .
Con perdón.
Un abrazo

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Eso sí que es una vuelta a la realidad y lo demás son tonterías. Y es que los poetas bucólicos siempre nos ocultaron esa otra parte de la realidad, nada lírica, pero tan, tan cierta.

Octavio dijo...

Oh, el éxtasis. En cualquier situación extática siempre cabe esa posibilidad de descenso vertiginoso. La naturaleza es lo que tiene; yo, para evitar que los mullidos lechos puedan depararme sorpresas, prefiero tumbarme en una cama. Y luego, lo que tenga que ser. será.

Olga B. dijo...

Venga, hombre, si todo el campo es campo; lo que está en la naturaleza, por algo será. Esa es la Idea. No seamos pusilánimes.
Aún puedes acabar el verso de oro.
Suerte.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Olga y Juan Antonio, ahora que tengo veinte años más que entonces, habría seguido allí tumbado, entre la materia orgánica, pero entonces yo era idealista. Los poetas bucólicos nunca hablan de las moscas y las ortigas, pero haberlas haylas.
Mery, ahora que lo dices, vaharada es una palabra preciosa.
Octavio, que sea lo que tenga que ser, pero no desprecies los mullidos lechos naturales de arena, hojarasca y céspedes.

Judit dijo...

Pues no sé por qué, pero creo que conozco a tu amiga. Como tú mismo dijiste una vez para justificar una combinación explosiva de regalos: "El ser humano es carne y espíritu". Un beso

Jesús Cotta Lobato dijo...

Querida Judit: ¡Vete tú a saber qué fue lo que regalé para decir eso! Nada bueno. Supongo que ya conocerás la anécdota. Un beso muy, muy fuerte.

Mirna dijo...

Jesús, al Uno, no sé, pero a la Esencia casi llegaste, ¿eh?
Bueno, pues si quieres campo e higueras para acabar aquel poema, ya sabes que los nuestros son seguros (al menos de residuos metabólicos de organismo humano, aunque no te aseguro que de algún otro ser pueda haberlos).
Besos para todos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Allá que me iré volando. Si no son de mamíferos superiores las esencias, me conformo. Un beso muy grande

Anónimo dijo...

Desde luego, Jesús mío, eres un Garcilaso postmoderno.Siempre escondes una sorpresa. Después de tanta poesía y tanto escenario repleto de gracia pastoril, damos con un estercolero.Podrías hacer un soneto al lugar de tu inspiración, y dejando atrás al autor de las églogas, llegar al maestro de la sátira.
un saludo

antónimo dijo...

El de el anterior comentario soy yo, antónimo.Se me olvidó que tenía nombre.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Garcilaso posmoderno es todo un piropazo. Tengo por ahí algún poema de esos que empieza en las alturas y acaba en las bajuras, pero no son para colgarlos en la bitácora. Un abrazo, mi querido antónimo y que sigamos encontrándonos en medio del alcohol

JUAN JES dijo...

Jesús!

Que buen blog!

Jesús Cotta Lobato dijo...

Juan Jesús, tocayo, he visitado tu bitácora y es preciosa. Me gustan esos textos y el título. Te seguiré el rastro. Un abrazo