martes, 20 de enero de 2009

Consejo para publicistas

Nunca he entendido esa canción tan hermosa de "Gracias a la vida". Yo no doy gracias a la vida, sino por la vida: a los regalos no se les dan las gracias. La vida, además, es un concepto demasiado genérico como para darle las gracias. Tan general y vago es, que ni siquiera nos incita a actuar. Sin embargo, cosas más concretas que la vida, como deslumbrar a la concurrencia con un vestido nuevo, el fútbol de los domingos o el sábado sabadete, sí que nos mueven a la acción. Con tal de conseguirlas, la gente es capaz de remover Roma con Santiago. De todos los argumentos para no esnifar coca, a mí sólo me convence el que asegura que puedo perder la nariz, que es mucho más concreta que mi salud y mi vida. Si las cajetillas de tabaco en vez de decir "Fumar acorta la vida" dijeran "Fumar acorta la picha", no fumaría nadie.

10 comentarios:

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

No mientes ruina Jesús, que ya demasiada lata me da mi mujer para que deje el tabaco...

José Miguel Ridao dijo...

Tienes razón, Jesús. Toda la humanidad debe dar gracias a la picha por estar aquí, y más o menos la mitad también debería dar gracias por la picha.

Un abrazo, pisha.

Olga B. dijo...

En el caso del tabaco, ya se ha intentado todo, Jesús.
Algunas cajetillas dicen "fumar provoca impotencia", y dicen qeu esas no las quiere ningún hombre, " a mí deme de las que pueden matar". Incrédibol.
Un saludo.

Juanma dijo...

Casi hago mías las palabras del profe, con la salvedad de que mi mujer (no durante el embarazo) es más fumadora que yo.
¿Vas finalmente a la presentación del "Almanaque"? Si es así, allí nos vemos.

Un abrazo, querido Jesús.

Octavio dijo...

No la acorta, Jesús, no la acorta. Ni provoca impotencia, Olga. Yo lo he intentado ya todo, y no hay forma.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Tranquilos, Juan Antonio y Juanma, ya veis que Octavio nos lo atestigua: el tabaco no puede nada contra la virilidad. Y tiene razón Olga: ¡qué vicio tan malo el tabaco que ni asustándonos con lo que más nos duele lo dejamos!
José Miguel me ha dado una idea para una entrada: elogio del falo.

Olga B. dijo...

Que conste que soy fumadora (aunque voy a dejarlo, sí, otra vez.-), así que no es una crítica sino una constatación de lo duras que son algunas adicciones.
Bueno, esperaré la siguiente entrada con viva curiosidad.
Un saludo.

Er Tato dijo...

¡Así que era por el tabaco! Ya decía yo que desde que dejé de fumar...

Saludos

antónimo dijo...

Acabo de leer tu entrada y he soltado una sonora carcajada, sobre todo porque no esperaba lo de la picha.¿Y tú, Jesús, das gracias a la picha o por la picha?
Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Por la picha: es un gran invento de Dios. Es mejor no considerarla una alteridad, sino parte de uno mismo. Así se ahorra uno tener que hablarle.