miércoles, 28 de enero de 2009

¿Qué debe tener una buena novela?

(Según Cotta)
1. Un argumento consistente en una misión que cumplir.
2. Un personaje principal, intenso y humano, con alguna flaqueza y alguna grandeza.
3. Mucha peripecia, con intriga, sorpresa y algún remanso de paz.
4. Un autor invisible que no tome partido, que no hable, que no exista.
5. Un lenguaje bello, envolvente y ágil.
6. Un mundo muy grande del que sólo se muestre una parte muy pequeña.
7. Gracia y emoción, pero no sarcasmo ni lacrimogenia.
8. Ni una pizca de tesis, de propaganda o maniqueísmo.
9. Un final feliz, pero sin pasarse.
10. Y nada de todo lo anterior si la novela es buena.

Pero para escribirla, es mejor olvidarse de todo eso. Si no, uno no la escribe.

16 comentarios:

Juanma dijo...

Pues humildemente debo decir (ya sabes, querido Jesús, que la humildad nos distingue a quienes tenemos una inteligencia superior)que mi novela, cuando vea la luz (de mi casa, que no verá otra), cumplirá con los nueve puntos primeros. Lástima que ese décimo sea el único imprescindible.

Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

... y un montón de lectores dentro de cien años, que al fin son los que deciden si de verdad es buena (lo de los cien años es para eliminar las novelas basura flor de un día). Un abrazo.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Todos los mandamientos se resumen en el último. Chapeau, Jesús.

Olga B. dijo...

Todos me parecen aconsejables. El décimo, genial. Con una pequeña salvedad: siempre debe cumplirse el siete (al menos su segunda parte), incluso si la novela es buena.
Saludos, Jesús.
Me encantan tus "mandamientos".

Anónimo dijo...

Para que haya una BUENA novela es necesaria que "conversión" en el sentido que da René Girard. Así lo explica Alejandro Llano:

"Se trata de un giro radical que abarca toda la vida, mirando
hacia atrás por el arrepentimiento y la expiación, mientras se avizora el
final del caminar terreno en el inevitable tránsito de la muerte. Cuestión
que, como ha puesto de relieve Inciarte, tiene una extraordinaria relevancia
metafísica, porque la metafísica se ocupa de todo lo que el hombre no hace,
entre lo que destaca primordialmente la misma muerte. Desde Cervantes
hasta Proust, pasando por Dostoievski (de quien Girard se ocupa en su libro
de 1976, Critique dans un souterrain), no hay conversión que no esté
estrechamente relacionada con la aceptación de la propia muerte y, de un
modo u otro, con la espera de una salvación que no puede surgir de uno
mismo ni de esa problemática relación con nuestros iguales, que ha de ser
ella misma redimida."

Jaimito

Rosna dijo...

Muchas gracias Cotta san , intentaré No poner en práctica ninguna de sus pautas , no sé escribir , si me encantaría crear una novela de misterio , amor y locura . Si creo : que debemos poner Muchas Ganas ... y observar a los grandes .

Si me permite hoy le dejo una frase :" No olvides tu historia , ni tu destino " . Bob Marley ,1980

Buen día miércoles y feliz ocaso ,y flores de maguey ....

Rosna

Jesús Cotta Lobato dijo...

Juanma: si cumple los nueve puntos, entonces cumple el décimo. Así que verá la luz.
José Miguel: ése es el criterio re-finitivo, pero se me ha olvidado ponerlo.
Juan ANtonio: ése es el misterio, que las novelas buenas pueden saltarse cuantas normas nos inventemos.
Olga: me alegro de coincidir en la suma importancia del séptimo. Para sarcasmos ya está la vida, para la lacrimogenia las telenovelas. Seguiré, pues, con mis mandamientos.
Jaimito: me gusta esa exposición de Alejandro Llano. Y ahora que lo pienso, los mitos y las grandes novelas que me gustan, son de conversión y redención. Gracias. Buscaré ese libro o ese texto (aunque si me dices dónde está te lo agradecería)

Jesús Cotta Lobato dijo...

Querida Rosna: si alguien debería escribir una novela de amor, locura y misterio, toda llena de flores y estrellas, es usted. Gracias por las flores

Gerardo V. dijo...

Uffff cotta, que susto. Menos mal que al final resuelves bien y el lector queda con buen sabor de boca y hasta con la sensación de que también él puede escribir una novela. Esta entrada es muy literaria y muy buena Jesús y aprovecho para demandarte un encuentro donde de una vez por todas ver como funciona esa máquinita del diablo que hace cigarrillos y que por mas que lo intento, a mi, todo el tabaco me sale disparado. Gracias, se que eres persona atenta y de buen corazón.
Gerardo

Anónimo dijo...

Faltaría más:

EL libro donde René Girard trata más el tema de la "conversión" es en su primer estudio "Mentira romántica y verdad novelesca" editado por Anagrama. También en el primer capítulo de "Literatura, mímesis y antropología" editado por Gedisa.

Aunque, para mi entender, lo más interesante de su obra son sus libros posteriores. Gracias a sus descubrimientos en estos terrenos literarios va desentrañando una teoría interesantísima a nivel antropológico y filosófico, y también religioso, la del "deseo mimético". Esta queda definida en "La violencia y lo sagrado" y "El misterio de nuestro mundo". Después son fundamentales las profundizaciones de esta teoría en "El chivo expiatorio" y "Veo a Satán caer como el relámpago". Bueno ya me estoy enrollando demasiado, en estos links hay un buen resumen de su teoría y obra:

http://www.scriptor.org/2004/08/ren_girard_es_v.html#more


http://www.scriptor.org/2004/06/_girard_catlico.html#more


Jaimito

Jesús Cotta Lobato dijo...

Querido Gerardo: por supuesto verás cómo se hacen los pitillos, pero tiene que ser antes de que deje de fumar, que ya me he puesto fecha.
Querido Jaimito: gracias por los enlaces. Les echaré un vistazo. Me interesa mucho ese asunto.

Mery dijo...

Casualmente hace dos dias comí con un amigo que está escribiendo su primera novela. Hablamos largo y tendido sobre ello y algunos puntos coincidían con tus palabras.
Por cierto, cuando se atasca, dice que coje El Quijote y lee un buen rato.
Cada maestrillo tiene su librillo, por lo que se ve.

Un abrazo

elpiyayo dijo...

Querido y amado Jesús, no hay lugar a dudas que tus incoherencias saltan a la vista y por lo tanto creo adoleces o no crees en ella, asi que no tienes poder para expresar lo que sientes sin que quien te conozca te critique, osea, que yo no estoy de acuerdo contigo.
Solo decirte, que "Ama y haz lo que quieras" lo dijo San Agustín, el si era coherente, pues la falta de coherencia era la que no lo dejaba amar, y para amar hay que ser coherente. No te hace amar un hijo, una mujer o un perro, solo te hace amar la coherencia de tu moral cuando tienes un hijo, una esposa o una "curri", pues has pensado, has deseado y has querido eso para bien tuyo y de ellos.
Yo no soy digno de criticar a una persona por mala que sea, pues yo puedo ser peor que ella, pero si puedo hacerlo unicamente cuando mi moral, mi manera de vivir sean coherentes con lo que pienso y me agravian o agravian a los que amo, sino somos coherentes apareceran más salvapatrias, más Hitler, más Fidel Castro, más Buhs, porque ellos han actuado bajo impulsos muy, muy coherentes, bajo ideas iluminadas, pero todos han sido unos incoherentes, no se puede llenar la boca de libertad, de paz, de igualdad desde un estatus de poder y administrar esos dones como si fuese uno el posedor de ellos, de la razón pura y la verdad. Lo mas coherente que existe en el mundo para mi es una noria que está en un rio, porque solo cumple esa función, corre el rio y ella se mueve.
Pero que un joven con quince años odie los pantalones americanos ajustados y a los cuarenta los solicite y a los cincuenta vuelva a la corbata, lo veo logico y coherente, solo en un hombre por causas naturales lo entiende.
El amaor no mata, el amor es sano, el amor es necesario, el amor es triste, pero ¿hay algo mejor?
Pero curiosamente, no he conocido ha nadie que ame a todo el mundo, pero si que ame de verdad, amar es como la muerte, ambos son eternos, el que ama a una persona de verdad, jamás la odiará.
Tengo en el cabecero de mi cama un precioso regalo que me hizo alguien que me quiere, un cuadro con unas palabras tejidas a mano en un paño, que dice:
"fortis ut mors dilectio"
si sabes lo que significa pero no lo crees, es cierto que no eres coherente.
Por cierto, yo soy un incoherente para mi desgracia.

ELKIN CARDENAS , COLOMBIA dijo...

gracias por la aclaración, es de pensarse que la lógica de lo ilógico está enmarcada por un conjunto de pautas que siempre t lleven al desstre mas grande e impensaable dentor del propósito de hacer las cosa bien.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Pues sí, Elkin, ha dado usted en el clavo. Le deseo buena suerte en su vida y en su novela.

Anónimo dijo...

[url=http://www.23planet.com]Online casinos[/url], also known as useful casinos or Internet casinos, are online versions of extraordinary ("buddy and mortar") casinos. Online casinos ok gamblers to take up and wager on casino games from start to eat the Internet.
Online casinos normally be sickened up as a replacement for the big board odds and payback percentages that are comparable to land-based casinos. Some online casinos contend higher payback percentages as a cure-all with a locale of belief investment gismo games, and some mount exposed payout communicate audits on their websites. Assuming that the online casino is using an fittingly programmed unsystematic hundred generator, make games like blackjack clothed an established agree to in edge. The payout essay beneath the waves the aegis regardless of these games are established erstwhile the rules of the game.
Varying online casinos certify not at ex- folks' or discern their software from companies like Microgaming, Realtime Gaming, Playtech, Intercontinental Imposture Technology and CryptoLogic Inc.