domingo, 25 de enero de 2009

Aforismos VI

2. Probablemente Dios existe. Así que deja de preocuparte y disfruta de la vida.
3. Menos mal que mi cuerpo es como es y no como yo quiero, porque ni sé lo que quiero ni mi cuerpo sería mío.
4. Los hijos, como los árboles y las estrellas, no deberían ser deseados o no deseados. Deberían ser.

6. La democracia no cree en la verdad, pero sus votantes sí. Si fuera al revés, no habría democracia, sino otra cosa mucho más fea.
7. Si buscas el nirvana, espérate a morir.

9. El sexo con un poquito de amor es mejor que el sexo sin amor porque sigue apeteciendo después del sexo.
10. La comida después de comer es menos insoportable que el porno después de masturbarse.

15 comentarios:

Juanma dijo...

Me pido el cuarto para mi para siempre, por favor.
Me apunto al octavo.
Me deslumbra el quinto.
Y me quedo a pensar en el sexto.

Ea, un abrazo, querido Jesús.

Rosna dijo...

Sus aforismos Cotta san son sal , agua y fuego ....
Puedo llevarme el 9 , 5 y 7 ... ?
Siempre al amor hay que trabajarlo día a día , aunando corazón , mente y sexo ..sin olvidarnos de una pizca de humor y mucha imaginación .
No siempre amamos a quién deseamos ,ni deseamos a quién amamos la opción es de cada uno .
Asi es el "respeto " incondicional por todos los seres y la "libertad" por igual para todos .
El nirvana se alcanza en " vida " . No necesitamos un cielo donde vamos después de morir . El nirvana no lo podemos definir solo vivirlo , es una existencia .
Aqui y ahora , le dejo mi mejor sonrisa .

Rosna

Rosna dijo...

Buen inicio de semana ,para usted y para Tod@s .

Rosna

José María JURADO dijo...

Creo que el 9 y el 10 son el mismo, el 9 en expresión más feliz.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Caray, cómo me gustan tus comentarios, Juanma. Siempre los primeros y elogiosos y variados. Un abrazo.
Querida Rosna: llévese toda la sal, toda el agua y todo el fuego. Sé que personas como usted pueden alcanzar el nirvana en vida. Otros nos tenemos que esperar a morir. Gracias por desearme suerte para la semana: la necesito. Lo mismo deseo para Rosna.
Querido José María: pues tienes razón. Quizá el décimo sobre. Un abrazo

Er Tato dijo...

Espectacular, Jesús.

Currarse 51 aforismos -sí, los he contado, pero también los he leído ¿eh?-, en poco más de tres semanas, tiene mérito, sí señor. Sobre todo si la mayoría de ellos tienen fondo.

Un abrazo

Benjamín Gomollón dijo...

La costumbre de redactar aforismos en decálogos da la ocasión de leerlos, qué travesura, a contraluz de la ley de Moisés. Y es muy divertido, sobre todo con los comentarios: queda un azaroso y sugerente retrato moral de dorians grays inopinados, como Juanma (seguro que me perdona el divertimento), que sin menosprecio de sus padres, se apuntaría al robo, por más que el asesinato lo deslumbrara. Meditaría, en cambio, la fornicación.

Es solo un ejemplo. Continúese con el resto. Y extráiganse conclusiones sobre el estado moral de nuestro inconsciente.

Olga B. dijo...

Al hilo del último comentario, preocupada me quedo por lo que me había gustado el quinto. Jo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Querido Tato: ¿has contado los aforismos? Eso me honra. A ver si cuelgo una entrada con un truco para hacer aforismos a porrillos y verás que no es tan difícil.
Querido Benjamín: no se me había ocurrido. A partir de ahora colgaré los aforismos en decálogos, para jugar a ese juego.
Querida Olga: si te gusta el quinto, es que no te gusta matar, lo cual te honra.
Un abrazo a todos

José Miguel Ridao dijo...

Espero que no me retrate moralmente si digo que me encanta el segundo aforismo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

¡Por fin, José Miguel, alguien alaba el que más me gusta! Yo creo que Dios y su ausencia se pueden usar tanto para amargarse como para alegrarse. El problema está en uno mismo, no en Dios. Un abrazo

Octavio dijo...

Yo, cómo no, aplaudo el 9, a rabiar.

En cuanto al 10... Masturbarse es de pobres...

Jesús Cotta Lobato dijo...

Octavio, me preguntaba yo qué opinarías del noveno. En cuanto a tu comentario al décimo, te tacharán de políticamente incorrecto, pero tienes razón. Un abrazo

Suso Ares Fondevila dijo...

¡Oh maravilla! Enhorabuena.
De todos modos, si Dios existe los creyentes siguen siendo poetas.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Pues ahora que lo dices, Suso, tienes razón. Un creyente siempre ve más allá de lo que se ve y por eso, exista Dios o no, siempre es un poeta, porque se aleja de lo soez. Me alegro de verte por aquí. Un abrazo