viernes, 19 de febrero de 2010

Anoche, cuando dormía

Soñé, bendita ilusión, que rezaba en la capilla de la plaza de toros de la Maestranza. Iba vestido de negro y plata y mi nombre figuraba en los carteles como Boqueroncito de Málaga. Una Virgen con el corazón atravesado por espadas derramaba lágrimas que caían sobre mí y me prevenía contra Verdiel, el toro que aquella tarde podía darme fama y muerte. Me explicó, en un lenguaje taurino que no domino y que no sé poner en pie, en qué lances (¿o se dice suertes?) debía aventurarme para conquistar la gloria sin conocer a la muerte. Es toda una aficionada a los toros esa Virgen con espadas.
Salí de la capilla y llevaba colgado al cuello un relicario con un bucle de mi novia. Un ángel majestuoso me puso en la frente un beso que relucía como el lucero con que Dios señaló a Caín para que nadie lo matara.
Y entonces salí a la plaza. Me saludaron infantas y princesas con mantillas blancas y cuando el toro entró echando fuego por los ollares, arañando el albero con las pezuñas y arremetiendo contra el aire, me desperté.
Y me quedé sin saber si soy un hombre de valor.

24 comentarios:

Juanma dijo...

Sin duda, Jesús: sólo sueñan los valientes.

Un fuerte abrazo.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
¡Torero, torero, torero!
(Según lo que peses, te subiré a mis hombros para que le des la vuelta al coso).
1 neutonio sin banderillas.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Juanma, entonces ya sé que, de no haberme despertado, me habría enfrentado al toro como un valiente.

Dyhego, peso poco, pero, aun así, tiene que estar usted fuerte para poder llevarme a hombros. Por lo que me parece, usted lo está. Un neutonio.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Estoy con Juanma, maestro. Un abrazo.

Máster en Nubes dijo...

Yo creo que sí. Un abrazo.

gomez de lesaca dijo...

Lance o suerte: se pueden utilizar indistintamente ambos términos sin incorrección, sin embargo se suele llamar lance a la suerte aplicada
al toreo de capa.

Respecto al valor: es un don que se nos puede conceder o no en la hora decisiva. Yo creo que viene de lo alto.

Ahora que empieza la temporada: observad la expresión de los toreros en la plaza, bajo las alas del Ángel de la Muerte. En especial antes de la lidia. Se aprende mucho sobre cosas muy serias.

Vale.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Juan Antonio, Máster, qué bien está que, sólo por un sueño, me llaméis maestro. Gracias.

Gómez de Lesaca, me ha convencido lo del don que viene de lo alto. Así nadie se envanecerá ni se dormirá en los laureles. Y seguiré tu recomendación. Ah, por cierto, ya nunca se me olvidará la semejanza entre suerte y lance y su sutil diferencia de uso. Un abrazo.

lolo dijo...

¿De negro y plata? Yo te veo más de tabaco y oro.

mangeles dijo...

A mi me gusta de blanco y oro...¿puede ser?...

Bonito sueño.


Besos

José María JURADO dijo...

De valor, no sabemos, de arte sí, porque hay que tener arte para salir de plata y azabache a la Maestranza, eso sólo lo han hecho el Paula y Morante.

Olga B. dijo...

Tienes que soñar la faena completa, y la salida por la puerta grande.
Eso, para hoy;-)
Estaría bien, ya de paso, soñarte con aquellos rizos negros, que quedarían muy bien con el plata y azabache...
Buen finde y buenos sueños, Jesús.

lolo dijo...

Bueno, vale. Sea por Morante y por los rizos negros.

Gloria dijo...

Yo creo que tu subconsciente aplicó eso "Soldado que dispara sirve para otra guerra" y aplicado a tu caso sería "Torero que despierta...". Un abrazo.

Lopera in the nest dijo...

Jesús, ¿has ido alguna vez a los toros?.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lolo, tabaco y oro. Me gusta. Me lo tomo como un consejo sincero de madrina y coincide con lo que me dijo una vez, creo recordar, Eresmicruz.

Mangeles, al blanco no me atrevo, pero me haces pensar con la sugerencia. Gracias.

José María, los sueños son osados y me han vestido sin saber lo que hacían. Quizá por eso me desperté antes de torear, para no llevarme un chasco. Un abrazo.

Olga, a ver si en el próximo sueño remato la faena. En cuanto a los rizos, ¿qué se ficieron? Los recuperaré en la resurrección de los cuerpos.

Lolo, como los rizos desaparecieron (ubi sunt?9, me decanto por el tabaco y oro.

Gloria, no sé si he comprendido bien esa frase tan bonita. Pero el caso es que creo que me desperté porque mi subconsciente sabía que admiro a los toreros porque soy incapaz de torear. Buen fin de semana.

Lopera in the nest, confieso que sólo he ido a los toros dos veces en mi vida. Pero los sueños son atrevidos. Un abrazo.

elpiyayo dijo...

Si te asustas de una abeja, una mosca inoportuna, una serpiente, ¡como vas a torear una animal de mas de 500 kilos y dos cuernos bien puestos desde naciemiento?
Eso no era un sueño, era una pesadilla, que poquitos toros has visto tu.
Pero yo, tu hermano mayor, no se pone delante de un toro ni por dinero, que pocos hay, ni por valentía, que para eso esta la sesera. Animales con cuernos, que se arrastran y echan babas no los quiero, pero con cuernos y bufan, solo el rabo, en palto y con buen vino.
Tengo preparado un rabo de toro para mis hermanos, claro quiero decir, siete rabos, claro congelados pero son buenisimos.

El alegre "opinador" dijo...

¿Boqueroncito de Málaga?... No es un nombre que transmita valor en demasía. Vas a tener que escoger otro más contundente, maestro.
Un abrazo, torero. Por cierto, yo te veo más de vino y oro.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Piyayo, la verdad es que me asustan las abejas y cerca de tu antigua casa de Costilla Beach había un toro que daba pavor mirar a los ojos. En cuanto a ese rabo de toro, cocínalo cuando yo esté allí.

Alegre Opinador, buscaré otro nombre. Lo de vino y oro me gusta. Esto de los colores del traje tiene matices que sin duda vosotros domináis y que a mí se me escapan. Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

También sueñan los cortos de espíritu, Jesús.

Un fuerte abrazo amigo.

mangeles dijo...

Jesús..he encontrado los libros de Santa Teresa que guardó mi tia, Carmelita misionera antes de morir...son bellos...pero...

No me atrevo a decir...tal vez...algún día...

Muchos besos amigo..

Mirna dijo...

¿Y tú dudas de tu valor? ¿Tú, que cada día ten enfrentas a los adolescentes de la ESO y lo que es peor, a las leyes que la rigen? No lo dudes, Boqueroncito, no te falta el valor; es más, yo creo que tu sueño es una metáfora del día a día en las aulas.
Muchos besos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Javier, mientras el cuerpo duerme, el espíritu, largo o corto, vuela a regiones etéreas donde los amigos nos encontramos. Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Mangeles, santa Teresa es una fuente fresca y abundante. No ha habido en la historia ninguna mujer tan interesante y misteriosa y graciosa y grandiosa como ella. Así que le alabo a ella el gusto y a ti las ganas de hablar sobre ello. Recibe mi beso.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Mirna, qué encantadora eres. No se me había ocurrido pensar que tengo valor por enfrentarme a la ESO. Me has subido la moral para mañana. Un besazo.