miércoles, 8 de septiembre de 2010

Besas muy bien en sueños

(El cuadro se titula "Pareja en la playa" y es de José de Togores y está en el Reina Sofía)

Os doy mi palabra de que esta es la última entrada erótica del mes. Pero no me resisto a confiaros algo que me pasa y que sólo a un cuaderno de bitácora se puede confiar.

Resulta que a veces tengo sueños eróticos con la persona que menos me espero. Y digo persona, porque, como el sueño es libre, incluye tanto al macho como a la hembra.

Cuando uno se lo ha pasado bien con alguien en sueños, significa, supongo yo, que, aunque esa persona me caiga regular, a mi cuerpo le cae muy bien. Y a partir de entonces, la  redescubro, aunque normalmente no hay ya deseo erótico, sino tan sólo simpatía.

A veces me ha pasado que una de esas oníricas compañías anda en el mundo real un poco mustia y entonces me dan unas ganas tremendas de animarla diciéndole: "Besas muy bien en sueños. Ese es un arte que muy pocos dominan. Muchos son los llamados, pero pocos los escogidos".

Pero, claro, no puede uno por ahí diciendo esas cosas a la madre de un amigo, a la conserja del cole de tu hija, al mantenedor de tu bloque de pisos o a ese padre joven de cinco hijos que se levanta todos los días a las seis de la maña para barrer diligente tu calle y con el que en sueños compartí mujer  tan ricamente.

Y aquí Alejandro Luque, escritor y periodista de El Correo de Andalucía habla de mis Apuntes y fuegos.

9 comentarios:

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
¡Pues que siga usted disfrutando de dulces sueños!
1 neutonio.
¿Y si alguien inventara una especie de compresas masculinas para la noche?

Bicefalepena dijo...

Mejor no comentarlos a los protagonistas, pero qué bueno es recordarlos escondido tras una tonta sonrisa...

Blimunda dijo...

Jesús eso que a ti te pasa en sueños a mí me ocurre despierta, sin embargo cuando duermo sólo sueño con mi gladiador personal.
Un beso.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Dyhego, no sé, ese invento es indigno. A no ser que de viejecitos tengamos incontinencia urinaria, no compensa. Un neutonio.

Bicefalepena, eso es lo que hago yo. Está muy bien eso del "si ellos supieran"

Blimunda, tú al revés que todo el mundo: tu subconsciente es enamorado y fiel y tu consciente es libre y fantasioso. Así me gusta.

Olga Bernad dijo...

"Besas muy bien en sueños" debe ser hermoso y extraño de escuchar. Tal vez aún les sorprenderías más si les dijeses "Ya sabes, beso tan bien en sueños..."

En cualquier caso, prudencia;-)
Un beso despierto.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Pues a mi me gustaría que me lo dijeran, pero con caida de ojos.
Yo respondería, ¿quiere usted probar en vivo?
Lo malo es que fuese la tía del soneto del Ridao, que no sabe que le apesta más: si la boca o el jigo.
Un abrazo

Sayara dijo...

Pues a mi me encantaría que me lo dijeran. Eso sí, con una sonrisa sin malicia. Un saludo.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Estoy con Olga, y me pregunto qué cara se le quedaría a alguien a quien le dijeras esa frase.
Enhorabuena por la reseña.
Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Olga, esa última variante tuya es más sorprendente aún. Fíjate si tengo prudencia, que jamás se lo he dicho a nadie. Un beso.

Nocogéventaja, si fuese la del soneto de Ridao, le podrías decir "hueles muy bien en sueños, pero en la realidad apestas", a ver si así se entera. Un abrazo.

Soraya, yo creo que así es como debe decirse. Un saludo y bienvenida.

Juan Antonio, yo creo que pondría cara de estupor y de no saber qué decir, pero que por dentro se sentiria halagada. Un abrazo, amigo.