lunes, 27 de septiembre de 2010

No sin mis conductos deferentes. Diez razones para no hacerse la vasectomía (va a ser tó mía)

A un amigo que se me quiere vasectomizar:

1.La fecundidad de otros te ha hecho posible y fecundo. Tu propia fecundidad te trasciende y es lo más parecido a la inmortalidad que este universo ha podido darte. No la desprecies sólo porque él no lo ha conseguido del todo. No seas ingrato.
2. Lo fecundo es un grado más de vida que lo simplemente vivo, porque, además de tener vida, puede crearla.
3. Vasectomizarte es peor que enterrar un talento. Es despreciarlo, considerar la fecundidad como una enfermedad o un problema, cortarle la lengua al jilguero para que no trine.
5. Si fueras el perro o el gato, entendería que lo hicieses. Pero eres un hombre. No te trates a ti mismo como a una res.
6. El Estado siempre ha querido controlar el poder democrático e igualitario de engendrar. No le entregues gratis ese poder.
7. Naciste investido de genitales para tener la posibilidad de engendrar hasta tu muerte. Un recién muerto sin espermatozoides está más muerto que uno que los tenga aún vivitos y coleando después de palmarla. Sé el cometa que, al atravesar la atmósfera, nos trajo la vida al planeta, y no el meteorito frío que sólo levanta humo cuando cae.
8. Renunciar a la fecundidad para evitar el engorro de los anticonceptivos es como quitarse los dientes para no tener caries. Mientras que encondonarte es ponerte tan sólo un ridículo gorro de baño para no mojarte la melena, vasectomizarte es arrancarte la melena.
9. Es una pena no tener en los testículos tantos millones de copias de uno mismo, con lo importante que eso te hace.
10. Por muy reversible que sea, por muy seguro que estés de que no quieres tener más hijos, recuerda que todos los hombres, desde el imponente negro del semáforo hasta el cojo que vende cupones, desde ese político a quien odias hasta tu mejor amigo, todos, en fin, menos tú, podrían dejar ahora mismo embarazada a tu mujer.

25 comentarios:

Ramón Simón dijo...

Jesús, hace trece años que me operé de"va a ser tó mía". Y a quién era mi mujer hace siete años,"me da igua" que la deje embarazada el negro del semáforo que el cojo que vende cupones.

Un abrazo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ramón, eso es libertad y lo demás son tonterías. Estas diez razones son para una persona muy concreta y de circunstancias totalmente distintas de las tuyas. Recibe mi abrazo, amigo.

Dyhego dijo...

La hostia divina, Jesús, yo me hice la vasectomía. Si todo lo que usted dice me lo aplico, Dios divino, me hunde usted en la miseria.
20 neutonios y un tirón de orejas.

eres_mi_cruz dijo...

11. Este año vas a conocer a la mujer de tu vida; se parece a Claudia Bruni, de hecho creo que es élla... se enamorará perdidamente de ti y tú de ella... querrá tener un hijo contigo... dejarás a tu mujer... tendrás ese hijo...

-11. Ella sólo quería tu fama, tu CC y tu blog... ahora tienes un heredero más entre los que repartir... con la vasectomía esto no te habría pasado...

lolo dijo...

Disiento, ser estéril no acerca a las piedras. La fecundidad no la dan los espermatozoides, ni los óvulos, sólo.
Por lo demás, quedo prendada de los puntos 6 y 9.

Atentamente.

Menalcas dijo...

Chico no has tenido suerte, yo tampoco apoyo ninguna de estas razones, ya sé que son las tuyas y todos somos libres, pero contra esas razones hay 231,5 que te dejarían totalmente hundido como haces tu con los que nos operamos, ehh, voy de buen rollo.

Blimunda dijo...

Creo que has olvidado Jesús mencionar las mieles de la va a ser tó mía o tó suya, que las tiene, pues mojarse siempre la melena sin gorro...en fin.
Me ha gustado mucho la apreciación de lolo, lo de que la fecundidad no sólo la dan los espermatozoides ni los óvulos.
Un óvulo, digo, un beso.

José M. Martínez dijo...

Pues yo estoy de acuerdo con Jesús. De la misma forma que yo no me corto un brazo si éste me funciona bien, tampoco me vasectomizo si las cosas me funcionan bien. No es natural romper cosas que funcionan. En todo caso, lo normal es potenciarlas.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Amigos, me dan ganas de retirar alguno de los puntos, porque quizá, buscando la expresividad y la contundencia, me he pasado.

Dyhego, ahora mismo buscamos diez razones para hacerse la vasectomía:
1. Eres más libre
2. Puedes copular con despreocupación.
3. Te libras del engorro de los anticonceptivos y de las sacadas a destiempo.
4. Las chicas te rifarán, porque pueden acostarse contigo sin que les hinches la barriga.
5. Tu erotismo aumenta porque sabes que no tendrá consecuencias que no quieres.
6. Es reversible, así que si quieres tener un hijo, te reoperas.
7. La mujer que te quiere no quiere más hijos y mucho menos con el negro del semáforo.
8. La fecundidad está muy bien para cuando uno la necesita, no para después.
9. La vasectomía no es considerar la fecundidad problema, sino sencillamente dejarla aparcada porque ya no me interesa.
10. No le he entregado ese poder al Estado. Me lo he quitado yo y yo me lo he entregado.
11. Las poderosas razones que aduce Eresmicruz.

Si yo fuera Dyhego, estaría contentísimo con lo que he hecho.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Eresmicruz, ese es un claro ejemplo de cómo la fecundidad puede ser un problema. De todos modos, ese heredero sería mi hijo, por muy mal que lo vieran mis hijos anteriores. Yo sé que esto es una cuestión muy personal y cada uno tiene sus razones. Seguramente mañana cambiaré las mías, pero no me resistía a contarlas.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lolo, he estado a punto de cambiar lo de las piedras. Pero si lo cambio, dejo fuera de lugar ese comentario tuyo donde con toda razón me indicas que me he pasado varios pueblos asemejando la esterilidad a las piedras. Ha sido una ligereza estúpida por mi parte y, no sé, estoy tentado de cambiarlo para que no quede inmortalizada en la pantalla.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Menalcas, estuve dudando mucho si colocar esta entrada o no. Vais a conseguir entre todos que me arrepienta y que cuelgue mañana razones para vasectomizarse. De todos modos, como la vasectomía es reversible, todas mis razones se vienen abajo. Si te fijas, todas son subjetivas y ninguna es tan convincente como la tremenda comodidad que supone estar vasectomizado. Recibe mi abrazo y mis disculpas.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Blimunda, sí, me he pasado con lo de las piedras. Lo tengo que cambiar.

Jesús Cotta Lobato dijo...

José María, ahí es donde yo quería llegar y me alegro de encontrar un eco en ti. Eso es lo que yo quería decir. Pero quizá no he sido prudente ni delicado al exponerlo. Ex corde, Jesús

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
Tampoco es que quiera yo convencerle a usted. Simplemente es una decisión que tomé (tomamos) en su día. Libre y sin perjudicar a terceros.
Gracias por las molestias que se ha tomado usted en buscar esas 10 razones.
15 neutonios

eutelia dijo...

¡que post tan divertido!...yo tengo hecha la salpin...(coño, no se bien como se dice en femenino, ¿salpingectomia?) y me parece maravilloso, de la maravilla que es poder ligarse al negro del semaforo y que no tenga consecuencias.
Un abrazo,
que tipo libre que eres..!

Olga Bernad dijo...

Mi santo iba a hacérsela en cuanto tuviésemos dos hijos. Toda la vida me lo dijo.

Nunca se la hizo. Ni siquiera razona como vosotros (con más o menos congruencia;-), no puede. Cambia de tema, pone una cara.
Es una especie de superstición, creo yo, algo que le tira profundamente de lo más profundísimo. Nada. No se la hará jamás.
Qué cosas.
Yo a veces os encuentro de un tierno...

lolo dijo...

Debes querer mucho a ese amigo cuando has puesto tanta piedra y madera en esta entrada. Y por eso te doy las gracias.

El Naranjito dijo...

Haber Maestro Cotta: La 9, sería horrible millones de copia de un servidor, Horrible. La 10, mi mujer dice: ni el del semáforo, ni el de los cupones, ¿el político? "guashhh", con tu mejor amigo, el nota ese !en seguía! Y a mi gato ni lo mientes.
Saludos de un sacarino, que endulza pero no engorda.

José Miguel Ridao dijo...

A mí eso de esterilizarse me da yuyu. No sé, me suena a campo de concentración y a experimento genético. No me la hago ni de coña. Ufff.

Ah, don Ramón ha estao sembrao.

Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Dyhego, pues tiene usted razón. El blog, en fin, es un sitio para decir estas cosas sin darle más importancia. Recibo su neutonio y le envío el mío.

Eutelia, no se me había ocurrido verlo desde el punto de vista de la mujer, sino desde el punto de vista del negro del semáforo. Comprendo esa libertad. Recibe mi abrazo.

Olga, yo tenía que haber leído primero este comentario tuyo y entonces no me habría escurrido el cerebro buscando razones para una cosa que, sin más, no hay que razonar, sino sentirla en lo hondo, como tu santo. Dile que hace muy bien. Y qué piropazo eso de que nos encuentras de un tierno...

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lolo, gracias a ti por aguantar mis impertinencias.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Naranjito, tu mujer sabe más que todos nosotros juntos. Y qué estupendo eso del sacarino. Nunca lo había oído. Es el mejor argumento que he leído a favor de la vasecto. Un abrazo, amigo.

José Miguel, a mí no me sonaba a campo de concentración, pero ahora que lo dices, sí. Y nuestro Ramón, con gracia y salero, derriba al suelo todos los argumentos antivasectómicos.

ReyVindiko dijo...

A mí, la última, siendo la menos cristiana, es la que más me convence. De hecho, los mellizos vienen de un cuestionamiento de mi virilidad en forma de posibilidad de espermometría.
Por otro lado no me gustaría que me dijesen Sacarino, porque endulzo pero no engordo.
Y el placer supremo del sexo es decir eso de "Ahí va el Ebro" con el acicate de pensar que todo trascienda y salga otra persona.
Sólo se me ocurren réplicas para el segundo decálogo, no para el primero. La fundamental, llevarle la contraria a la naturaleza nos lleva al endiosamiento.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Reyvindiko, entre las razones barajé la del Ahí va el Ebro, con todo lo que eso supone. Pero medí mis palabras demasiado. Y tu última frase es una verdad muy bien dicha que yo sólo sabía explicar dando muchas vueltas. Un abrazo.