martes, 7 de septiembre de 2010

Día del orgullo piojero

(Esta sorna no está dirigida a los ecologistas, entre los que me incluyo, sino a los ecofascistas, esos que quieren reducir el número de habitantes de Gaia a cien millones)

Compañeros:
Los ecofascistas hemos conseguido que matar al nasciturus sea derecho y matar al perro sea un delito. Pero no debemos contentarnos con eso. Todo lo que alienta y vive, menos el nasciturus humano, debe ser protegido. Por eso hoy hemos declarado el DÍA DEL ORGULLO PIOJERO. Si la vida de los animales es tan digna como la humana, ¿por qué defendemos sólo la vida de los delfines, las ballenas, los perros y los monos? ¿Por qué un piojo va a valer menos que el lince ibérico? ¿Qué culpa tiene él de no poder vivir si no es con sangre humana? Si el hombre no vale más que los animales, sino lo mismo, ¿por qué hay que hay que matar a los piojos, sobre todo teniendo en cuenta que ellos tienen la delicadeza de cohabitar con nosotros sin matarnos? Si hay un día del orgullo primate, también lo debe haber del orgullo piojero, porque lo que hace digno a un ser no es ser humano, sino estar vivo y tan vivo está el piojo como el homo sapiens.

Amigos ecofascistas, adoptemos cada uno un piojo y, juntando nuestras cabezas, permitamos que se reproduzcan y salten de cabeza en cabeza en una orgía feliz. El ser humano que está poblado de piojos es más digno, porque es como un árbol cargado de árboles y nidos. Si realmente eres ecofascista, si realmente consideras que tan digno es el ser humano como cualquier otro animal, no te limites a denunciar al abuelo que mató al perro rabioso que mató a su nieto: denuncia a todas las madres que despiojan a sus niños y a las que les echan antipiojos para que los pobres piojos no tengan donde anidar.

¡Vivan los piojos y las piojas!

17 comentarios:

Ramón Simón dijo...

Tu querido, Jesús, que eres hombre de pocos pelos en la cabeza, es decir calvo, haces la propuesta de no matar a los piojos..,ummm..,

no sabes tu "ná" pillin, granujilla.


un "abraXo".

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ramón Simón, este comentario tuyo es de los más simpáticos que me han hecho. Un abrazo como un castillo.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
¿Y los días de las hormigas, ladillas, cucarachas, moscas, escolopendras, sabandijas, avispas, tábanos...?
1 neutonio

Aurora Pimentel dijo...

Me temo que el día del orgullo piojero ha sido ya celebrado convenientemente a la vuelta de algunos campamenos infantiles veraniegos. Hasta aquí puedo leer.

PD: El sujeto ha sido convenientemente despiojado, cortado el pelo, etc., etc. A veces hasta los rubios principescos, futboleros y pretendientes los tienen. A la familia política, si Dios quiere, no se le puede ocultar estas cosas.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Dyhego, yo sólo me hago cargo de los piojos. QUe otros ecofascistas más fundamentalistas que yo hagan lo mismo por esos bichos que usted cita.

Aurora, me temo que a las princesas también les ha atacado alguna vez esa plaga. Por eso hay que matar a todos los piojos del mundo, para que el príncipe rubio y la princesa elegida por aquí en el sur puedan darse un beso y juntar sin miedo sus cabellos algún día, Dios mediante.

ReyVindiko dijo...

Hay una secta por ahí que barre el suelo para no matar ningún bichito. Muchos hindúes hablan del karma de todos los seres, aunque ellos creen que el de los vegetales es menor que el de los animales.
¡Ay, cuánto daño hicieron los Beatles!

Antonio Rivero dijo...

Me ha encantado la carta. Aunque los piojos traigan el tifus y no se cuentas enfermedades más, son animales dignos de vivir en nuestras cabezas.

Un Abrazo piojero.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Reyvindiko, habría que preguntarles por qué los vegetales tienen menos, cómo era, karma.

Antonio, sí, aceptemos el tifus y todas las enfermedades por amor a los piojos.

JuanMa dijo...

Ladillas no quieres, y supongo que sí podrás hospedarlas... ¡pillín!

AdP dijo...

Pues leo la carta, Jesús, y me quedo como cuando voy con la mejor intención del mundo a donar sangre y no me dejan jisjisjis. Seguro que en algún lugar hay alguien ideando una ecotasa para nosotros los alopécicos.

Saludos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

JuanMa, los amigos de los piojos somos calvos. Y si tengo que ser amigo de las ladillas, tomaré antes la precaución de hacerme una depilación láser. Un abrazo.

AdP, sí, me temo que este discurso va a provocar que los calvos tengamos que pagar un impuesto especial. ¡El rizo del rizo!

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

¡VIVAN!

Un abrazo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Nocogéventaja, ¡gracias por unirte a mi grito redentor!

Jesús Cotta Lobato dijo...

Nocogéventaja, ¡gracias por unirte a mi grito redentor!

lolo dijo...

Mira Cotta, si también te vas a hacer la láser, además de los tres centímetros que creciste a lo ancho este verano, avisa, porque me voy de esto de leerte. Y eso que me gustaba.

Las melenas de mis niños que no me las toque un piojo porque mato.

El alegre "opinador" dijo...

Yo apuesto por el día de las cucarachas y lo "cucarachos". Je, je, je.
Un abrazo.

JuanMa dijo...

Y digo yo, como le he propuesto al primate: ¿y por qué no el día del Orgullo Cordado? ¿O del Orgullo Eucariota? ¿O el Día de Todos los Taxones?