viernes, 24 de septiembre de 2010

Cosas con las que el cuerpo nos abochorna

1. Ir a comprar papel higiénico urgentemente porque se ha gastado y pasearlo por toda la calle.
2. Pasar por un pasillo atestado de alumnos para ir al servicio. Es como recordarles: "El profe es mortal. Mea como todo quisque".
3.Que se te pose una mosca en la calva o que un niño pequeño te pregunte con toda ingenuidad por qué no tienes pelo en la cabeza.
4. Estar hablando con alguien y que una gotita de saliva propia le salpique.
5. Que en el absoluto silencio de esa conferencia tan interesante se oiga el ruido de tu vacío estomacal.
6. Que, cuando uno quiere aparentar la más absoluta calma ante el público, te delate el temblor de la mano con que sostienes el papel.
7. Que en el autobús, para no caerte por los suelos, tengas que subir el brazo para agarrarte a la barra sin poder evitar que la axila esté a un palmo de la nariz de una señorita.
8. Que al sonrojarte todos descubran cuál es tu punto débil.
9. Que alguien te toque el hombro o la espalda para saludarte y descubra con disgusto que estás empapado en sudor, porque has venido andando a toda prisa.
10. Que sin querer se te desabotone la camisa y vayas mostrando el pecho de lobo como si fueras un chulito de playa de los años setenta.

22 comentarios:

Ramón Simón dijo...

11.- Que se te pose una mariposa en el capullo cuando meas en el campo, y no saber que hacer en ese instante, si matarla o llamar a grito a todo er mundo para que disfruten de un hecho hermoso e insólito a su vez. Pasaje extraído del libro Troppo Vero de Andrés Trapiello.

Un abrazo

Fernando Moral dijo...

Joder, eso sí que es una lista de verdades universales.

Un abrazo, con sudor o sin él.

Juanma dijo...

12....sobre tu 8: que el punto débil sea un paquete poco o mucho marcado.

Uy, qué raro me ha sentado hoy el desayuno.

Un fuerte abrazo.

El Naranjito dijo...

Me pongo "colorao". La verdad duele a veces.
Y que tengas que ir a por el papel para el culete ( o sea higuiénico) un domingo, a las doce y media, al chino del barrio, rodeado de bares llenos de tus vecinos tomandose sus apertivos, y que el puñetelo chino te diga hoy no tenel bolsa, lleval en la mano, y que te estén esperando en casa con urgencia. Y encima en chanclas y con el pantalón corto de pintar los techos.
Un neutlogino, Maestlo.

L.N.J. dijo...

¿Sabes que me pasa cuando me ocurren estas cosas?, que me parto de risa Jesús. como me pille sola, la gente me mira. Es de esas risas que no se puede aguantar y te lo pasas pipa.

Que descubran mi punto débil es muy fácil, además, descubrirlo en los demás es fascinante. No podemos aparentar ser tan fuertes, así estamos, como Don Quijote de la mancha, como una cabra y cabalgando con nuestra armadura y nuestra espada.
Perdona, pero es un tema que me lo tomo muy en serio.

Saludos : " http://www.youtube.com/watch?v=w4tFzD13hmc ". Jeje.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ramón, eso no es un bochorno, sino gloria bendita. ¡Una mariposa en tamaña flor! Me has dado una idea para otra lista.

Fernando, recibido el abrazo. Los cuerpos son como son, pero abrazan y eso está bien.

Juanma, eso es que tienes la testo por las nubes y eso es salud. Un abrazo.

Naranjito, has bordado lo del papel higiénico. ¡Eso sí que da vergüenza y eso es amor a tu familia!

LNJ, la verdad es que cuando alguien se sonroja, me enternece, porque sé que de pronto se siente desnudo, más que desnudo. Miraré el enlace.

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
¿Y qué me dice usted cuando, tras la micción, no has sacudido suficientemente bien el falo, y unas gotas traspasan la ropa interior e incluso la exterior? ¡Es mejor llevar la camisa por fuera aunque vayas hecho un espantajo antes que noten determinadas humedades!
¡Qué bochorno!
10 neutonios

Blimunda dijo...

Yo no lo ví pero me lo contó mi marido. A ver qué te parece ésta:Plena feria de Granada, todo atestado de gente, Andrés estaba de cervezas con unos amigos y ven pasar a una señorita vestida de rociera, guapísima, su vestido, sus tacones, su peineta, una pedazo flor a juego con los lunares y...en mitad del escote de la espalda llevaba pegada la compresa. No te digo la risa que les dio y en eso que dice uno de ellos: "Claro, será una compresa con alas"
Muy buenos tus bochornos Jesús y la mariposa de Ramón Simón.
Salud!!!!

Jesús Cotta Lobato dijo...

Don Dyhego, eso sí que es bochorno. Yo creo que a todos nos ha pasado alguna vez. Por cierto, ahora que sé lo que son los neutonios, estos diez neutonios me parecen muy proporcionados.

Blimunda, pues si tenía alas, ¿qué se iba a llevar volando? Mejor no pensarlo. Un beso.

Olga Bernad dijo...

Otra vez la sexta. Lo del temblor ya sabes que me puede. A los que queremos parecer muy calmados pero somos una hoguerita andante siempre nos traiciona (o nos salva) un pequeño rastro de humo. Un amigo nuestro que estaba sentado junto a mí en Sevilla fue testigo del "meneíllo" delator del que hablas.

Y otra vez la décima (¿las pones en ese orden por algo?) No sería la primera vez que voy por la calle pensando, "madre, qué guapa debo de estar hoy, cuánto me miran"... y lo que pasa es que llevo un botón desabrochado y ciertas protuberancias un poco más expuestas de la cuenta. Jo.

La imagen de Ramón es muy difícil de quitar de la cabeza:-)

Abrazos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Olga, en la sexta y en la diez, nos hermanamos. Y la imagen de Simón es poética y osada y por eso no se NOS va de la cabeza.

lolo dijo...

Somos cuerpo y materia también, y como ahora dicen "patéticos". Pero conservar la capacidad de temblar o sonrojarse... eso es maravilloso del todo. Aún estamos vivos.
Me ha gustado la lista.

eutelia dijo...

11- (la de Ramon Simon, deberia ser oficial, me apunto para ver el espectaculo)
12- llegar a casa, ir al baño a lavarse las manos, alzar la cabeza y ver que hemos llevado un moco diminuto pero visible en la nariz durante todo el dia. Empezar a pensar en todas las personas con las que nos hemos cruzado para sentir verguenza con cada una.

13- ir a cenar a un restaurante, despues ir a un bar, despues a casa de unos amigos. LLegar a casa, hacer la misma operacion de lavarse las manos y mirarse al espejo y ver un residuo de espinaca atorado en los dientes. Ha estado ahi durante las ultimas 5horas.

14- Estar en el periodo de lactancia, tener que ir corriendo a la farmacia a comprar algo y sentir, mientras se paga, una cosa caliente que baja y te hace dos rosetas: una por cada teta

Francesc Cornadó dijo...

de bochorno nada, Jesús, que esto es lo que nos hace materialistas y vulgares, o sea humanos en el sentido más excelso de la palabra.

Salud

Francesc Cornadó

Francesc Cornadó dijo...

Muy bien, esta es la gradeza del hombre.
Ni misticismos, ni emociones bajo el claro de luna.

salud

Francesc Cornadó

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lolo, de hecho, en las personas que más queremos ese tipo de cosas nos hacen quererlas más.

Eutelia, las dos primeras que dices son terribles y la tercera no se me habría ocurrido jamás. Ya llevamos entre todos casi veinte.

Francesc, el caso es que tiendo al misticismo. Por eso hago estas listas, para poner los pies en la tierra. Encantado de verte por aquí.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Francesc, por cierto, leí tu poema del sileno en el blog de Antonio Serrano y me encantó.

Mery dijo...

Lo de salpicar con la saliva al interlocutor es bochornoso, yo acabo limpiándolo con mi propia mano.
Y el ruído de estómago, jajaja.
Un beso

Jesús Cotta Lobato dijo...

Mery, esa es la salida más airosa. Yo lo he llegado a hacer también alguna vez. Un beso.

José M. Martínez dijo...

Por lógica en todo lo que he leído, los socialistas deberían llevar abochornados varias décadas, pues no hacen más que mostrar el capullo en la mano a todo el mundo, incluso por televisión....

Las hojas del roble dijo...

Si falta papel, bueno es el sistema del papel metálico del paquete de tabaco, el agujero central y el dedillo...

Jesús Cotta Lobato dijo...

José María, por desgracia esos que dices tienen más orgullo y caradura que honor y vergüenza. Encantado de verte por aquí.

Hojas de Roble, se podría escribir un libro de lo que la gente hoy, y durante la historia, ha hecho sin papel higiénico. ¡Si los deditos hablaran!