lunes, 13 de septiembre de 2010

Hawkins, Dios y los ateos militantes

Stephen Hawkins ha dicho que la ciencia ya puede explicar el origen del hombre y del universo y que, por tanto, ya no hay que recurrir a Dios para explicar nada. Si esas han sido en efecto sus declaraciones, hay que decir que como científico será estupendo, pero que como filósofo no da la talla.

En primer lugar, esas declaraciones valen tanto como las de aquel astronauta ruso que, al salir de la Tierra, dijo que, en efecto, Dios no existía porque él no lo había visto por ningún sitio.Ambas declaraciones pretenden encontrar a Dios en el mundo físico y, como ni lo encuentran ni lo necesitan, acaban concluyendo que no existe. Pero eso no significa que no exista, sino que ellos no lo están buscando con el método adecuado. A Dios no se le descubre científicamente. Un psiquiatra no va a encontrar el alma en las neuronas. Igual que es absurdo calibrar matemáticamente la calidad de la poesía, como pretendía el manual de literatura de El Club de los poetas muertos, también lo es pretender que los avances científicos puedan encontrar a Dios o un atisbo suyo en algún átomo perdido o primigenio. Los átomos son átomos y Dios es Dios y cada uno requiere un acercamiento distinto.

En segundo lugar, la gente cree en Dios no para explicar el origen del mundo, sino para dar sentido a su vida, y como dijo una vez Enrique Baltanás en su estupendo cuaderno de bitácora, el sentido lo dan la religión o la filosofía, no la ciencia. Esta, al menos para mí, sólo ofrece explicaciones de cosas que en la vida cotidiana nos suelen importar un pimiento.

En tercer lugar, si la ciencia explica el origen del cosmos a partir de la Gran Explosión, no se tambalean ninguna de las famosas vías filosóficas para demostrar la existencia de Dios y, en especial, la vía de la contingencia, según la cual la existencia del universo no puede explicarse por sí misma, porque podría no haber existido. Así que la pregunta fundamental no es cómo se formaron las estrellas, sino por qué existe algo y no más bien nada.Si uno no recurre a Dios para explicarlo, la existencia del universo seguirá siendo inexplicable.

Por último, advierto entre los ateos militantes, y no en los ateos naturales, una beligerancia contra la religión mucho mayor que entre los creyentes beligerantes contra el ateísmo. No hay más que darse un paseo por la Interred para descubrir cientos de blogs dedicados a ridiculizar y destripar el sentimiento religioso, mientras que no he encontrado ni un solo blog creyente dedicado a ridiculizar el ateísmo.

Me temo que el ateo militante no se contentó en su adolescencia con matar al padre. Necesita también matar a Dios.

Y para confrontar otras visiones del asunto, os remito a estas dos entradas de La felicidad de Sísifo y de Diario personal.

28 comentarios:

Gómez de Lesaca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gómez de Lesaca dijo...

1. La existencia o la inexistencia de Dios no se demuestra con ecuaciones. Esto tiene un aspecto muy siglo XIX.

2. Ante el Misterio no valen títulos, cátedras ni best sellers de divulgación científica.

3. Para científicos y científicos: ante el Misterio, el silencio.



Vale.

(La entrada anterior era mía pero la he borrado por un error)

LFU dijo...

Lo inquietante es que eso haya sido noticia y no es casualidad. Los ateos militantes se agarran a un clavo ardiendo y sólo falta que la semana que viene nos desayunemos con un titular en el que nos digan que La Santísima Trinidad tampoco existe porque ya conocemos el origen del universo.....

Felicidades por la reflexión

Alejandro dijo...

Los que creemos en Dios no vemos la necesidad de cuestionarnos continuamente su existencia, su origen... ni el nuestro.

Felicidades Jesús. Hago mía tus reflexiones porque te explicas mucho mejor de lo que yo sería capaz de hacerlo.

Fernando Moral dijo...

Y aparte de todo ¿a quién creemos, a los físicos o a los matemáticos?

Blimunda dijo...

Yo creo que lo mejor es que Dios nos ha hecho LIBRES para amarlo, para negarlo, para cuestionarlo... y yo entre mi angustia y tus poemas tengo un lio metafísico de aquí te espero.

Pero lo del pimiento no, eso Jesús creo yo que no.

Hablas de Dios y se te llena la entrada de luz...

Jesús Cotta Lobato dijo...

Gómez de Lesaca, por desgracia un científico materialista, al negar por prejuicio la posibilidad de la existencia del espíritu, se ve abocado a no encontrar a Dios en la materia. Ego valeo si tu vales.

LFU, ese es un aspecto que se me había olvidado señalar. Tienes razón: que eso sea noticia tiene muchas implicaciones. Un abrazo.

Alejandro, esa reflexión tuya es mejor que toda mi entrada. Es como decirles a los matemáticos: sigan ustedes buscando la poesía entre los números, que yo me entretengo aquí leyendo a Bécquer y a Lorca. Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Fernando, recuerdo esta entrada tuya, que me dejó tocao. Yo me quedo con el matemático. Además, el no ir a recoger el milloncito dice mucho de sí mismo. Otros habríamos puesto el culo y más cosas por menos dinero. Un abrazo, amigo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Blimunda, en lo del pimiento me he pasado tres pueblos. Quería decir que me interesa mucho más un poema o cualquier noticia cultural o el chascarrillo que me cuenta un amigo, que el cultivo de la patata en terrenos abonados con estiércol de reno. Y fíjate: a ti se te llenan de luz las palabras cuando hablas del amor. Y como amor y DIos son lo mismo, por eso nos entendemos tan bien.

Ramón Simón dijo...

Amén.

Un abrazo

AdP dijo...

Jesús, dudo mucho que Hawking esté inmerso en la demostración de conjeturas teologales. Lo que trasciende de su trabajo es que el universo puede existir per se, de lo que se deduce que no es necesaria la presencia de ninguna divinidad que lo haya creado. Ahora bien, el hecho de que no sea necesaria esa divinidad no quiere decir que no exista. Es bastante elemental: que una hipótesis no sea necesaria para probar una proposición no implica la negación de esa misma hipótesis.

El problema viene cuando toda la prensa (y ahí meto también tanto a la prensa atea como a la religiosa, militantes o no militantes), incluso la que no tiene ninguna formación científica, dedica páginas y páginas a un trabajo científico. Así, no es de extrañar que busquen el titular con gancho y que se enfoque la noticia tal y como se está haciendo. ¿Y qué mejor gancho que hablar de la existencia de la divinidad?

Por último, una reflexión: ¿por qué son tan fuertes las críticas a los científicos cuando investigan sobre cualquier campo que se encuentre bajo el amparo de la teología o de las doctrinas religiosas?

Saludos.

Post scriptum: ¿Clavos ardiendo he leído en un comentario? Quizás los religiosos practicantes prefieran a los miguelservets ardiendo. Lo digo sin acritud, sólo por igualar la balanza.

José María JURADO dijo...

¡Olé!

Dyhego dijo...

DON EPIFANIO:
El que quiera creer en Dios, que crea. Y el que no, que no lo haga. Nos vamos a morir todos de todos moodos.
1 neutonio

ReyVindiko dijo...

Que me haga el Hawkins una fórmula que explique la creación de las Sonatas de Valle. Entonces a lo peor me CREO que Dios no existe.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ramón, esto de que me aclamen como a un torero me sube mucho la moral. Un abrazo.

AdP, afirmar que el universo puede existir per se no es una afirmación científica, sino filosófica, porque se sale de lo científico, lo cual está limitado a la materia. Es el filósofo materialista quien realiza esa afirmación, no el científico. Es, pues, una invasión de la ciencia en el terreno filosófico o religioso. El científico se limita a formular las teorías generales que expliquen el universo todo, no a decir que por tanto Dios no es necesario. Tú, sin embargo, más sutil, no incurres en ese error porque caes en la cuenta de que una teoría en un campo no invalida otra teoría en otro. Pero Hawkins que yo sepa, no ha hecho esa distinción.
Y por eso los creyentes tienen motivos para quejarse. ¿Acaso no se quejan también los ateos cuando los creyentes, interpretando la Biblia literalmente, pretendían que la ciencia negara la teoría de la evolución porque contradecía aparentemente el Génesis? A los invasores de uno y otro lado hay que rechazarlos, porque no están guiados por un amor humilde a la verdad, sino a la ideología.
Y en fin, mi querido AdP, no quiero darte la tabarra, pero si te fijas, el comentarista del clavo ardiendo sólo ha utilizado una frase hecha, sin la intención que pareces atribuirle. Y por cada Miguel Servet ardiendo ha habido miles de creyentes perseguidos y asesinados por los materialismos nazi y marxista en el siglo veinte. Pero no creo yo que aclare este debate echar a unos en cara los muertos de los otros. Lo que hay que determinar si un científico puede realizar una afirmación científica que consista en salirse de la ciencia y excluir a Dios, que no es objeto de estudio científico. Y perdona el sermón, pero es que el tema me interesa y eres un buen polemista.

Jesús Cotta Lobato dijo...

JMJ, me he equivocado. Ramón dijo Amén y tú olé. EL uno me ha tratado como un cura y el otro como un torero. Me quedo con el torero, pero os bendigo como el cura.

Dyhego, esa es la gran verdad, pero mientras estamos vivos, qué bien está discutir de lo que nos espera o no nos espera. Por lo demás, yo vivo tan mal si sé que no hay nada, que por eso busco razones para creer que hay algo, para vivir mejor mientras no muero. Un abrazo neutónico y atómico.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Reyvindiko, la verdad es que si alguien fuera capaz de encontrar una fórmula así, yo acabaría pensando que el hombre es Dios. Pero me temo que explicar eso es tan difícil como explicar el universo. Un abrazo.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Pues creo que tienes más razón que un santo y que los has explicado de chuparse los dedos.
Un abrazo

El Naranjito dijo...

Pues yo creo que todo empieza con una gran explosión, el Bigban o algo así. Tengo que buscar a el señor que encendió la mecha porque !alguién la encendería!
Sobre los ateos militantes, que más le dá a ellos que exista o que no.

Jesús Cotta Lobato dijo...

No cogé ventaja, es que el asunto es tan claro, que él mismo me ha ido dictando lo que había que decir. Un abrazo.

Naranjito, esta demostración tuya de la existencia de Dios es simpática y poética. La apunto. Y eso digo yo: si tan seguros están de que no existe, que nos dejen tranquilitos en nuestro gran error. Un abrazo.

Blimunda dijo...

Ya sabía por dónde ibas con lo del pimiento...
Y como sé que te gusta el tema te dejo aquí algo para que leas

José Miguel Ridao dijo...

Yo creo que esas declaraciones están fuera de contexto y se han usado como gancho, como dicen por ahí. Por otro lado, no creo que sea para tanto. Un científico dice que no existe Dios y se lía. Un teólogo dice que Dios existe y se ve lo normal. Que los creyentes no se ofendan por estas cosas debería ser la tónica para una convivencia adecuada.

Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

José Miguel, nadie se ofende. Tan sólo ponemos las cosas en su sitio. Nadie ha pedido que Hawkins se calle. Y el revuelo que se ha producido ha sido más un júbilo entre los ateos militantes que una indignación en los creyentes. Imagina por ejemplo que un biólogo pretendiese que las teorías de los economistas no son más que elucubraciones sin base porque según él sólo sería posible una organización comunista o, si lo prefieres, liberal, debido a los últimos descubrimientos genéticos. Pero, en fin, tienes razón, tampoco es para tirarse de los pelos. Un abrazo, amigo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

JuanMa, he recibido tu comentario en mi correo y no encuentro la manera de que salga en el blog. Así que copio aquí el enlace que citas y que yo conocía y me encantó. Un abrazo.
http://www.abc.es/20100906/opinion-colaboraciones/dios-juega-dados-20100906.html

Anónimo dijo...

por lo mismo he decidido no comentar sobre las pruebas o estado de fe que propones como certeza sobre la existencia de Dios. Lo que es indudable es el montaje que la iglesia católica ha hecho alrrededor de la existencia de Dios fabricando una doctrina sin amor aunque lo predique pero con palabras llenas de ira. Lo siento Jesús, la ceguera no es cosa solo de los cientificos. Los ojos del alma, a veces también estan ciegos.
Un saludo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Querido anónimo: yo espero sinceramente no ser de esos que predican un Dios de amor y luego habla con ira. Exista o no un Dios, estén ciegos o no mis ojos del alma, lo que más deseo es no causar más dolor en el mundo, sino aliviarlo. Me horrorizaría caer en ese error que denuncias. Gracias por tu advertencia. Un abrazo.

AdP dijo...

Hawking no ve necesario a Dios, «ya que existiendo una ley como la de la gravedad, el universo puede o podría crearse a sí mismo desde la nada», dice.

Es de un artículo de Carrascal. Lo entrecomillado es de Hawking. Me da la impresión de que se está tomando un condicional como si fuera una afirmación.

Sin salir del plano científico, mi opinión es que, en general, es imposible estudiar la naturaleza de un objeto desde ese mismo objeto. Son necesarias referencias u observaciones externas. Por tanto, sería necesario observar el universo desde fuera (en el sentido físico) para comenzar a hacer enunciados serios sobre su origen. Como fuera del universo sólo está la nada (?), resulta imposible llevar a cabo esas observaciones. Existe la posibilidad de realizar simulaciones (en el CERN), pero no sé yo hasta qué punto se puede dotar a los experimentos de las condiciones iniciales en las que se cree que sucedió el Bing Bang o de qué manera se pueden llevar a cabo pruebas cuyos resultados aporten información sobre la gran explosión. Y aunque se consiguiera algo, quedaría la tarea de explicar cómo y de qué manera afecta al universo.

Y de sermón, nada, estoy encantado de poder leerte y de tener la oportunidad de participar en el debate.

Saludos.

Post scriptum: Lo de Servet era por recordar lo que sucedía a los que sacaban los pies del tiesto en asuntos doctrinales, a los que contrariaban las escrituras. Hoy, afortunadamente, ya no se quema a nadie por estos motivos. También la obra de Copérnico se consideró un absurdo filosófico, y sin embargo fue un gran paso hacia adelante en el conocimiento del cosmos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

AdP, la verdad es que no tengo nada que añadir a lo que has dicho. Algo parecido, aunque no tan bien expresado, quería decir yo cuanto de dije que afirmar que el universo se basta a sí mismo es una afirmación filosófica y no científica, porque sólo sería científica si, como bien dices, fuese posible salir del universo para comprobarlo. Qué pena que no haya por aquí unos físicos entendidos también en filosofía que aporten más luz a este debate. Recibe mi abrazo.