miércoles, 1 de septiembre de 2010

Agua, noche y desnudez en Canora

Este verano, en cuanto cerraba los ojos, me veía bajo el cielo estrellado de Canora. He pasado allí tantas noches, que me da por pensar que la realidad es Canora y el sueño es esto que ando haciendo ahora.

Pero no hablaré de los árboles que he escalado para jugar a las ninfas y a los faunos, ni de las flores en que me han recostado, ni de los céspedes por los que he corrido descalzo y con un collar de caracolas colgado al cuello. Hablaré sólo del Némora, el lago al que me llevaban de noche.

Allí recibí el don del agua. Allí comprendí que, aunque mi alma quiera ser pájaro, mi cuerpo quería ser pez y que nunca fuimos simios, sino sirenas y tritones.

Todo era silencio menos los grillos. Los altos cipreses apuntaban al cielo cimbreándose y nosotros nos deslizábamos puros y ligeros por las aguas. No nos hacían falta alas: estaban los brazos. Y el agua tiene manos más suaves incluso que el viento. Allí no hay polvo ni picor ni sudor, sino que todo es limpio, fresco y luminoso. Allí comprendí aquello de que Dios no es un Dios de muertos, sino de vivos y que Canora es tan sólo un anticipo del bien frondoso y refinado que nos aguarda.

Y luego la fruta en medio de los pámpanos, para que la mordiéramos.

Pasaos esta noche por allí. Lo pasaremos bien.

25 comentarios:

tania jose dijo...

¿a que religion hay que convertirse?
saludos!

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Allí nos vemos, amigo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Tania, a la que ya tienes. Un saludo.

Juan Antonio, allí hay algunas que están deseando conocerte.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Oiga, yo que llevo poco tiempo viniendo por aquí ¿puedo apuntarme a la visita?

He enlazado su blog, espero que no tenga inconveniente en ello.
Saludos

Blimunda dijo...

Ay madre mia!!! Vienes renovadísimo de las vacaciones. Me alegro, me alegro.

Comparto esa sensualidad del agua y cada vez que por las noches escucho un grillo en mi jardin no puedo remediar recordar el grillo de Miguel Angel...

Allí estaremos(Siete Soles es un poeta de gestos más que de palabras pero también se apunta y dice que no nos llevemos toallas que nos secaremos con la luna)

Jesús Cotta Lobato dijo...

No cogé ventaja, serás invitado de honor. Te permitiremos morder las mejores frutas. Gracias por el enlace.

Blimunda, me halaga lo del grillo. Dile a Siete Soles que buena idea, porque dicen que cuando es la luna quien te seca, la piel se queda más brillante y lozana durante meses y que ya no se posan en ella las moscas, sino las mariposas.

El Naranjito dijo...

Maestro Cotta has regresado con fuerza, a mí me gustaria pasarme por ese lugar solo para escuchar la música de las ranas al atardecer.
Un saludo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Naranjito, lo oiremos esta noche. En Canora cantan mejor que en ningún sitio y luego, cuando las recuerde usted aquí en su tierra, dormirá como los angelitos.

Alejandro dijo...

...y torear desnudos las noches de luna llena, Jesús, que se te había pasado.

Un abrazo, amigo.

ReyVindiko dijo...

¡Qué sensación esa de sumergirse en el agua de noche!

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
¡Las vacaciones perfectas serían ir alternando una semana en Canora (para refocilar los sentidos) y otra en Siltolá (para refocilar el intelecto)! (Y en el trayecto, descansar y dormir un poco en la barca).
1 neutonio

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
¡Las vacaciones perfectas serían ir alternando una semana en Canora (para refocilar los sentidos) y otra en Siltolá (para refocilar el intelecto)! (Y en el trayecto, descansar y dormir un poco en la barca).
1 neutonio

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
¡Las vacaciones perfectas serían ir alternando una semana en Canora (para refocilar los sentidos) y otra en Siltolá (para refocilar el intelecto)! (Y en el trayecto, descansar y dormir un poco en la barca).
1 neutonio

Dyhego dijo...

Lo siento mucho. Pido perdón.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Alejandro, lo del toreo es imprescindible, porque, si no, tanta sensualidad nos acaba descafeinando. Un abrazo.

Reyvindiko, de los placeres materiales ese creo que es el más inmaterial.

Dyhego, excelente plan de vida. Lástima que no tengamos valor para ello.

Ramón Simón dijo...

Me apunto.


Abrazo de un pirata-poeta

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ramón, como tienes cara de malo, das la talla. Te están esperando unas cuantas.

elpiyayo dijo...

Mucho personal veo que se está apuntando, pero ¿quien da los pases?
Si hay higueras con higos sin gusanos y no pican, yo como que tambien me apunto, haceros a un lado.

Pandevil dijo...

Wow!!!! Me encanta, no sólo la maestría con la que está escrito sino la sutil belleza de ese viaje inesperado en el que me encontré leyendo tus lineas. Gracias por compartir ese paraíso con los que estamos del otro lado del monitor

Jesús Cotta Lobato dijo...

Piyayo, allí hay sitio para ti de sobra. El Némora es muy grande. Y puedes reunirte con quien quieras sin que te vea nadie. Y nadie se va a ir de la lengua, hagas lo que hagas.

Pandevil, gracias a ti por visitarme. Estás invitada a Canora.

Las hojas del roble dijo...

Un cubatita en Canora, Jesús.
Gran abrazo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Hojas, un cubatita y sin becarias, que ya estamos cansados de ellas.

Pandevil dijo...

Gracias a ti por la invitación.... nos encontraremos allá... ya sea deleitados en los jugos frutales, ya sea envueltos en las aguas cristalinas...

JESUS FIDELIS dijo...

Precioso sitio Jesús, precioso.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Tocayo, estás allí invitado.