jueves, 11 de octubre de 2012

Simias al ataque

Vale la pena ver este vídeo, aunque os entristezca. Si fuera al revés, es decir, si fueran los cristianos los que atacan a las feministas, la noticia habría dado la vuelta al mundo.



 Los jóvenes cristianos, simpáticos, guapos, pacíficos, se encadenan en torno a la catedral de Posadas (Argentina) y no responden a las provocaciones de las feministas, que venían dispuestas a profanar la catedral. Los jóvenes rezan el rosario; ellas, cultivando el feísmo y enemigas de la libertad, se ríen de lo sagrado, lo santo, lo que nos aleja de lo soez, lo que nos salva de ser simios. Pero no se quedan ahí: insultan a los jóvenes orantes, los atacan, los pintarrajean, los soban. Un espectáculo totalmente antiafrodisíaco.

La policía no actuó. ¿Para qué está entonces? ¿Vamos a volver a la época de las persecuciones religiosas cuando tenían que ser los cristianos quienes defendieran las iglesias de ser quemadas?

Me produce, más que indignación, que también, una tristeza muy honda esta cristianofobia creciente en el mundo occidental. Es el abuso del fuerte contra el débil porque sabe que el débil no lanza fatuas ni pone bombas.

Me caen simpáticos esos jóvenes valientes rezando a la Virgen que a esas feministas las pone tan fuiriosas. Me uno a ellos.

Mientras siga habiendo jóvenes así, hay esperanza.


6 comentarios:

eres_mi_cruz dijo...

también me uno a ellos, jesús...
es la historia del cristianismo y estas cavernícolas se creerán modernas... qué patéticas...

Paco Principiante dijo...

Vaya tela, y estas son las que nos van a liberar de qué opresiones???

Virgencita que me quede como estoy (nunca mejor dicho).

Jesús Cotta Lobato dijo...

Eresmicruz, ya que también te unes a ellas, me costará a tu lado menos trabajo soportar los pintarrajeos y los ataques de estas patéticas.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Paco, la pregunta que haces es estupenda. Y la conclusión graciosa y santa.

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
La masa no tiene cerebro y actúa con la fuerza de un alud pero cada individuo se siente con la inocencia de un copo de nieve.
La masa actúa cuando se sabe impune.
Quizás estas exaltadas no habrían actuado así de estar ante un grupo militar durante las dictaduras...
25 neutonios.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Dyhego, ¡qué frase tan bonita la del alud y el copo! Además usted utiliza el término castellano correcto, alud, en vez del galicismo que usan todos. 25 neutonios.