jueves, 16 de abril de 2009

Alimentación obligatoria

Si la educación es tan importante que debe ser obligatoria, ¿por qué no instauramos también la alimentación obligatoria? ¿No es absurdo enseñarle los polinomios o las declinaciones a un niño mal alimentado? ¡Cuánto más importante es la alimentación que la educación!

Creemos, pues, comedores estatales donde todos coman lo que el sapientísimo Estado decida. Ya se sabe que los padres son unos irresponsables que dan de comer a sus hijos sólo pizza y hamburguesa. ¡Desconfiemos de los padres, esos seres primitivos que engendran como animales, y confiemos en el Estado, que sabe mucho mejor que los padres qué les conviene saber a los hijos! Si los demás somos los que tenemos que soportar en la calle a vuestros hijos, somos los demás, y no vosotros, los que decidimos qué educación han de recibir.

(Por si alguien no se ha dado cuenta, estoy ironizando).

19 comentarios:

Sunsi dijo...

Se me ocurren más cosas, Jesús... Puestos, ya que la salud les importa tanto...obligatorio no comer cerdo y grasas por el colesterol... obligatorio usar protección pantalla total para tomar el sol (y un guardia civil en la entradita de la playa que supervise, claro), obligatorio comer cinco piezas de fruta al día y beber dos litros de agua... Pesaditos con lo de prohibir y obligar...

Que no se preocupen tanto, y nos dejen vivir en paz... o morir en paz. ¿no?

Un saludo de una fumadora. Me ha encantado la entrada.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Hola, Sunsi. Yo he intentado dejar el vicio, pero el vicio me puede. La verdad es que esta obsesión por la salud de nuestros solícitos políticos merma nuestra libertad. Me apena que se preocupen tanto por la alimentación de los jóvenes y tan poco de su formación. Un saludo de otro fumador.

Ranzzionger dijo...

El problema es de confusión de términos entre protección y libertad, hasta el punto que parece que se ha instalado la idea de que papá Estado nos tiene que llevar de la manita para cruzar la calle. Será que es más rentable unos "súbditos" con sonrisa bobalicona permanente y con eterno espíritu juvenil; más que juvenil, infantiloide.

Rosna dijo...

Y me pregunto : acaso les importa a los políticos la Educación del pueblo ?
Cunado un pueblo es " educado" ,el trabajo ,la alimentación y la salud no son un problema .
Sin embargo la realidad nos muestra :maestros mal pagos , infraestructuras lamentables ,falta de planificación y capacitación se aprevechan para sacar ventajas destructivas ,han vaciado el real contenido de la Educación .
Su mensaje es realista y vale la pena luchar , con la fuerza de todos y un poco suerte se puede construir un futuro mejor para nuestros jóvenes , dejando atrás el individualismo y el escepticismo que nos corroe .
Muchas gracias por este mensaje .
Rosna

Rosna dijo...

CORRIJO : Cuando un pueblo .....
:-) ... se entiende ...no ...?

Rosna dijo...

Hoy estoy fatal : leer ...Aprovechan (-_-)
Un abrazo para todos
Rosna

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ranzzionger, qué bien lo has expresado. Súbditos felices y bobos que se dejan arrebatar la libertad. Un abrazo

Rosna, tu mensaje se entiende perfectamente. Es cierto que, cuando un pueblo es educado, desaparecen muchos problemas, pero creo que hay que dejar en manos del pueblo la educación que quiere recibir. El Estado sólo debe garantizarla, no imponerla. Un beso

Gerardo V. dijo...

Si el estado decide la formación de los futuros ciudadanos, debe pensar qué sociedad quiere ahora y el futuro, si quiere ciudadanos formados y responsables o solo carne de capitalismo, consumistas irresponsables y allá se las entienda cada uno que pobre que se desvie (no rico que todos sabemos ya de eso) pues le ponemos una carcel. Si a papá estado le interesara la educación y la formación realmente tiene medios suficientes para hacerlo (y no me refiero solamente a los económicos) Si a papá estado le interesara la educación resperaria a los formadores encargados de ello, controlaría que los contenidos de las televisiones fueran verdaderamente formativos y que ciudadanos criticos y responsables. Si a papá estado le interesara la educación esta no sería moneda de cambio político según quien gobierne. Si a nuestros políticos les interesa realmente los ciudadanos dejarían de jugar con las carteras y con las fotitos de la prensa y se pondrían a trabajar sesuda. concienzudamente. Pero.... ¿Puede realmente la política hacer eso o la politica solo es una mentira y quien gobierna son otros intereses económicos?
No interesan ciudadanos criticos, responsables del consumo y responsables con el planeta y con los seres humanos que les rodean. Aquí interesa el salvese quien pueda, cuanto más competitivo mejor, cuanto menos hombre mejor, cuanto mas oveja mejor, cuanto menos se piense mejor. Lo demás todo es mentira. Mentira.
uffff querido Jesús y demás lectores, menuda parafada pero me he quedado tan agusto pero debo seguir pensando y ahora ¿Que hago yo?. Debo seguir pensando, debo seguir haciendo
Un saludo
Gerardo

salvadorpliego dijo...

Yo estaría de acuerdo... Pero no sé si los políticos lo acepten. Un placer leerte.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Gerardo, cuánta razón tienes. Al Estado le interesa más el aborregamiento que el formar ciudadanos críticos. Por eso, en mi entrada exagero: si tanto nos quiere el Estado, ¿por qué no se preocupa de nuestra alimentación? Y haces muy bien en desembuchar. Deberíamos formar una plataforma crítica y revolucionaria. Tú serías nuestro hacedor de discursos incendiarios. Seguro que ganaríamos. Un abrazo.

Gracias, Salvador. El placer es mío.

Julio dijo...

Me estás recordando al Huxley de Un mundo feliz, Cota (yo también ironizo, por supuesto).

Julio dijo...

Hablando de alimentación: me he comido una t de tu apellido. Lo siento.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Bueno, Julio, de las distopías que se escribieron en el siglo veinte creo que la de Un mundo feliz es la que más se está cumpliendo. Un abrazo para un colega de profesión y de navegación.
Y respecto a la t no te preocupes. También hay COtas insignes.

Julio dijo...

Gracias, Jesús

Anónimo dijo...

Bueno, que quereis que coman los niños en el colegio ¿a la carta?¿¿bufet libre?¿con mi dinero? y con lo que cuesta un comedor ¿no ptretendais comer solomillo de ternera.
Yo comia manteca "colorá", pan con aceite y los fines de semana leche en polvo, claro he salido nada más que regular, pero me la hecho con cualquiera que haya comido "petisuis", pastelitos o donuts.
jaja, !ah! y mis hijos eran los unicos que llevaban el bocadillo al colegio sin quitarle el pellejo a las lonchas, siendo su padre charcutero, eso si que es delito.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Anónimo, en realidad, no pretendo que comamos todos a cuenta del Estado, sino que el Estado nos deje a todos tranquilos.
En casa del charcutero, se come el pellejo (por adaptar el refrán). Y en casa del filólogo (o sea, yo), no sé... rellénalo tú.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Creo que ironizas, es cierto.

Realmente ¿ironizas?.

Es un tópico querido Jesús, pero más real que un cuento de Calleja.

Un fuerte abrazo.

Mery dijo...

Y ¿qué me dices de cómo visten? El Estado también debería intervenir en este asunto.
Y en la música que oyen, en quiénes son sus amigos, a la hora de elegir novio/a...
Es que los padres no tenéis ni idea. Bah

Jesús Cotta Lobato dijo...

Sí, Javier, estoy ironizando. La educación obligatoria se defiende sólo si desconfiamos de los padres. Siguiendo con ese argumento, como dice Mery, podríamos exigirle al Estado también Vestimenta Obligatoria, Noviazgo Asesorado Obligatorio, etc...