lunes, 13 de abril de 2009

La cabra siempre tira al monte

Llevo tiempo queriéndolo confesar y no me atrevo: he vuelto a fumar. Me siento avergonzado de haber anunciado en la bitácora mi débil propósito de dejar el vicio. Habéis sido gentiles y pacientes. Vuestros consejos han sido sabios y prudentes, pero yo no soy ni sabio ni prudente. Cinco días aguanté sin nicotina. Ahora vuelvo a ser un fumador atormentado. En el pecado está la penitencia.

Lo siento especialmente por Rosna, que me ha enviado sus gambattes kudasai, sus aisheterus, sus Ha Yu, su energía desde su minuto diario de felicidad.

Todos me habéis llegado al corazón, pero tengo más ganas de fumar que c... Me trago mis propias fanfarronadas y prometo no volveros a hablar del asunto.

23 comentarios:

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Lo siento, de veras.

Pero es la vida.

Más vale un hombre sincero, que una cabra sin cuernos.

Un fuerte abrazo.

Ranzzionger dijo...

No seas tan duro contigo. A fin de cuentas, qué sería de nosotros sin nuestras debilidades.

Máster en Nubes dijo...

Santa paz, Jesús, que decimos en mi casa. Ojala fueran esas nuestras debilidades, la verdad. En cualquier caso siempre se puede volver a intentar, nada es definitivo ni fumar ni no fumar ;-). A veces, como otras cosas, de repente puedes, no sabes cómo pero te sale.

Un abrazo y feliz Pascua

PD: Pequeño detalle de Javier que se me olvidó ayer, ay. Le faltan los 4 dientes de delante, está de Draculín, pero le saldrán ¿eh?

Anónimo dijo...

No sería tu momento, ya llegará. Ahora "disfruta", no te atormentes, todos sabemos lo díficil que es.
Ángeles

alfonso sanz dijo...

Enhorabuena. Pero fuma con gusto, no te atormentes. Un pitillo atormentado sabe menos bien.

gerardo V. dijo...

el propósito es bueno pero la voluntad débil. Volviendo a la adolescencia y al rascar (ya lo comentamos en su día), pues esto es lo mismo. Uno se hace el propósito de no pecar más (en tu caso, fumar)y cuando la voluntad ya no puede más harta de tentaciones va y zás caé y la primera caida marca y averguenza. No te preocupes, no sería el momento. Vendran mejores tiempos.
Encantado de volver a leerte tras este periodo vacacional.
Gerardo

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Me fumaré un cigarro a tu salud, amigo Jesús.
Coñas aparte, eso pasa hasta en las mejores familias. Te diré que mi padre sólo pudo dejar el tabaco (tras haberlo intentado sin éxito por problemas de salud) al olvidarse de que fumaba por el Alzheimer.
Al final, amigo, lo que mata es la vida...
Un abrazo.

Olga B. dijo...

Me estoy poniendo al día poco a poco después de mi desaparición semanasantera y me encuentro esto. Ay.
Cinco días son para felicitarte, realmente has pasado casi, casi lo peor (esa primera semana tan difícil).
Ningún fumador empedernido puede condenarte. Piensa que haberlo intentado implica ya una decisión que está ahí. El que no lo intenta no lo consigue. Tomaremos fuerzas y a la próxima irá la vencida (digo yo;-)

Me llega todo esto al alma porque formo parte del mismo grupo que tú: fumadores no sólo empedernidos; además,atormentados.
Un abrazo.

Antónimo dijo...

No esperaba menos de ti.Ni más tampoco.Pero lo peor es el tormento que te provoca. Espera a que llegue el momento

Rosna dijo...

Todo un logro , 5 días ??? vaya , y porque se atormenta ..??? tiempo al tiempo , me conmueve su sinceridad , sus confesiones públicas .
En fin Cotta san es lo que hay ... no tire la toalla ... esta vez 5 días ...más adelante serán 6 ó 7 días ... aquí estamos tod@s para darle ánimos .
Un abrazoooo mu ..mu ...fuerte !!!
Buena semana !!!
Ganmmmmbaaattteeeee
Rosna

Rosna dijo...

Ahhhh ...me acorde de una frase creo que esta en su Bitácora ..
" lo que no te mata te hace más fuerte " .... Si sobrevivió a 5 días ....la próxima será mejorrrrrrrr .... siempre hay un tiempo para todo ....
Otro abrazo (-_- )
Rosna

Mery dijo...

Errare humanum est.
Se vé que aún no ha llegado tu momento, así que disfruta de tus cigarros sin tormentos.
Un abrazo de complicidad (aunque yo no haya fumado nunca).

Jesús Cotta Lobato dijo...

Javier, sincero he sido. Fuerte, no. Pero gracias por el elogio.

Ranzzionger, pues eso, el tabaco es una de mis flaquezas. A ver si me busco otra algún día que la sustituya.

Sí, Aurora, eso espero, que de pronto un día pueda. Ahora no puedo. Y respecto a lo de los dientes, eso no es problema. Tú, como madrina y tía, cuida de su alma y de su cuerpo, que no nos lo maleen la drogan ni la mala vida. Yo haré lo propio con mi hija, para que se gusten así, sanos, guapos y buenos.

Ángeles, ahora mismo me estoy fumando uno. Eso sí, procuro fumar menos.

Alfonso, eres el primero que me felicita por un fracaso. Ahora me siento victorioso. Gracias.

Gerardo, lo has clavado: es igualito que en el rascar de la adolescencia.

Juan Antonio, me impresiona esa anécdota y la moraleja. La grabaré en mi libro de máximas sabias.

Olga, quizá sea cuestión de atormentarnos menos y fumar menos, pero fumar hasta que nos encontremos fuerzas para dejarlo. En fin, facile dictu, difficile factu (fácil de decir, pero difícil de hacer).

Antónimo, me he hecho el propósito de no atormentarme, aunque quizá, no sé, no sea cuestión de propósitos.

Rosna, me conmueve su optimismo. Grabaré este comentario en mi archivo de consejos que invitan a la vida y al entusiasmo. Gracias.

Mery, recibido el abrazo. Me ha sentado de maravilla.

Un abrazo a todos.

El Africanito dijo...

Aprecio tu sinceridad Jesús, no te preocupes, cuando llege la hora de dejarlo lo dejaremos, estoy en tu misma situación.
Lucharemos por la victoria.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Cuando lo vayas a dejar, avísame. Un abrazo

Anónimo dijo...

Que es sincero no cabe la menor duda, si señor, pero que no tiene c-------- para dejarlo tampoco hay la menor duda, jajaja, mejor hubieses buscado una excusa para volver a fumar, surgen a millares cuando uno no quiere dejarlo que es lo que has hecho tu.
A un español le dices que no tiene c.....ones y hace cosas imposibles, asi va mi reto, no tienes c.....ones.
El abuelo de Pablo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Caray con el abuelo de Pablo. Acepto el reto, pero no hoy, que me pillas con el cuerpo destemplado.

Mirna dijo...

Bueno Jesús, quizás lo consigas cuando lo hagas de verdad por ti y no por satisfacer a los demás. Entiendo que una madre es una madre, cómo no, pero una heroicidad como la de dejar de fumar hay que hacerlo por uno mismo (aunque seguro que tu madre habrá hecho heroicidades mayores por sus hijos, que lo sé yo).
Un beso y no te tortures.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Sí, Mirna, así tiene que ser. Lo tendré en cuenta en el próximo intento. Un beso y gracias por la rosca de pascua. Ya nos la hemos zampado.

una pez payaso dijo...

Nuevamente con tu permiso,confieso que después de cuatro años y medio sin fumar, he vuelto a hacerlo. Ahora vivo entre la culpa y el placer...aún así cada día me hago el propósito de intentarlo de nuevo. Soy débil...pero persistente

glup!

Jesús Cotta Lobato dijo...

Mi querida pez payaso, bienvenida al club de los adictos, que somos los que disfrutamos con la adicción.

lucia dijo...

Te recomiendo ''Es fácil dejar de fumar si sabes cómo''. El libro es genial, yo deje de fumar con él... solo te digo q cuanto mas enganchado estés, con este libro más fácil te resultará dejarlo, créeme.. jaja

Jesús Cotta Lobato dijo...

Lucía, gracias por el consejo. La verdad es que lo leí hace tiempo y me llené de fuerza y de coraje. Pero volví a caer. A veces pienso que debería sencillamente fumar menos, ya que me es la tercera vez que dejo de fumar y que fracaso. Un abrazo.