jueves, 23 de abril de 2009

Moisex


Cuando estrenaron la película Seven, en la que siete personas, víctimas de su pecado capital principal, mueren a manos de un psicópata, mis alumnos se sabían de memoria los siete pecados capitales.

Recomiendo, pues, encomendar la catequesis a Hollywood.

Los diez mandamientos se podrían ilustrar en diez capítulos. Para el quinto, el prota podría ser un matón, que al final se arrepiente; para el octavo, un político que, por incumplir sus promesas electorales, se ve obligado a dimitir. Para el sexto, el prota podría ser un Moisés rodeado de sacerdotisas egipcias muy cariñosas. Podría llamarse Moisex y lo podría encarnar Nacho Vidal, eso sí, a condición de que luego se arrepienta en el desierto de lo bien que se lo pasó.

De esta manera, cuando alguien diga algo de los diez mandamientos, siempre habrá otro que diga:

-¡Eso es verdad! ¡Lo he visto en una película!

27 comentarios:

Gerardo V. dijo...

Desde luego Cotta, en el pecado va la penitencia. woliwud y los pecados, los pecados y la iglesia, el sexo y la iglesia y los pecadores y woliwud y las malas películas y las peliculas horrorosamente azucaradas y malas y al final Moisex, siempre Moisex o solo sex. El sexo, lo unico quizá que nos alivia del miedo de la muerte. Y esta primavera se presta a ello. rasca que te rasca los sarpullidos del cuerpo, la loca esfervescencia del deseo, la fragancia del instinto que busca reposo bebiendo de la sal.
Un abrazo Cotta
Gerardo

José Miguel Ridao dijo...

Jesús, si Nacho Vidal no puede, que está hastarnúo de trabajo, podríamos hacer un casting por estos blogs (ah) de la vida, para desenmascarar a algún que otro fantasma...

una pez payaso dijo...

Soy pecadora, de casi todos, menos el 4º,5º, 6º, 7º, 8º y 10º. Un momento que los repaso...si, soy pecadora. Que tengas buen día!

Jaimito dijo...

Los de Hollywood son demasiado blandos, condescendientes y sin ideas. Yo las encargaría a Mel Gibson

Ángeles dijo...

No, si al final lo único que importa es el tamaño. Ya no recuerdo, pero lo estudié, ¿se peca más si es mayor, o si es más veces?
Feliz día del libro.

eres_mi_cruz dijo...

Moist Sex...dura como las tablas de la ley
hard to believe

Ranzzionger dijo...

Uf Jesús, lo de Moisex puede dar unas ideas... Que si la apertura del mar Rojo, que si la adoración del penerro de oro, que si la zarza ardiente, que si la dura lex...

Dyhego dijo...

DON EPIFANIO:
Siempre me ha resultado curioso que la Santa Madre Iglesia persiga con tanta saña los "¿pecados?" de la entrepierna...
La gente que nombra los pecados con esa facilidad (el 1º, el 4ª, etc) es porque se los saben de memoria. Yo ya los olvidé.
¿Qué prefiere usted, estar cenando en el cielo rodeado de gente de bien hablando de ángeles, santos, vírgenes, novenas, octenas, quintenas y cuatrenas o cenando en el infierno rodeado de gente de mala reputación como Marilyn Monroe,Bette Davis,Humpphrey Bogart,Patricia Highsmith, etc, etc, etc, comentando los nuevos trucos de sexo para pasárselo mejor?
Hombre, don Jesús, si es que no hay color.
Recuerde usted el refrán ése de una carretas que transportan dos tetas o algo así...
Cualquier película con buen pecho dentro funciona mejor en taquilla, dónde va a parar...
Un newton

Jesús Cotta Lobato dijo...

Gerardo, ¡cómo se nota que estás primaverando! Y yo también. Que bebas de la sal esta feria (a propósito, muy bonito eso de beber de la sal).

José Miguel, me acaba de llamar Nacho, que no puede protagonizar la peli. Así que tú harás de Moiséx y Juan Antonio de Ramsex.

Querida pez, eres pecadora de muy pocos. Buena señal. Seguro que eres buena amiga de tus amigos.

Jaimito, ¡ésa es la clave! Estoy deseando ver su próxima peli.

Ángeles, setenta veces al día decía Cristo que pecaba el justo. Lo importante es volver a levantarse. Y el tamaño claro que importa.

Eres mi cruz, eres único poniendo títulos. Tú dirigirás el capítulo sexto de la Tabla.

Dyhego, adjudicado: tú serás el guionista.

Un abrazo a todos.

Dyhego dijo...

DON EPIFANIO:
Mis diálogos no pasarían la censura.
Me viene a las mientes una peli divertidísima: "La corte de faraón" con el Antonio Banderas, la Ana Belén, el Agustín González, etc, etc. ¡Qué "panzá" a reir que me di! Lo que más me gustó fueron los diálogos (álogos, habría que decir hablando con propiedad bitacorera...) de Agustín González haciendo de cura censor: "esto es un regodeo en la concupiscencia, si hasta yo mismo estoy teniendo una erección" dice cuando la Belén cantaba eso de "ahí va, ahí va, ahí Babilonia qué mareoooooo".
Jajajajaja.
Gracias por confiar en mí para los diálogos, pero para señalar los temas creo que usted tiene más tino que yo. Ustéd plánteeme las escenas y yo les aplicaré los "álogos" correspondientes.
1 néwton

Jesús Cotta Lobato dijo...

Dyhego, no sé por qué, no llegué a leer tus dos últimos comentarios. Yo creo que ese infierno que tú pintas con Marylin y Patricia es el piso piloto que el demonio nos quiere vender y ya se sabe que los pisos piloto luego no tienen nada que ver con la realidad. El infierno, si existe, es un lugar de desesperación y tristeza. Marylin y Patricia estarán seguramente en el cielo y como allí no habrá pecado, todo será inocente. Es más, tras la resurrección de los cuerpos, usaremos los cuerpos para lo que están hechos. Si Cristo mismo resucitado se comió un pescado antes sus discípulos, ¿por qué no vamos nosotros a comer en el cielo y todo lo demás?
Un abrazo.

Jaimito dijo...

El infierno es la soledad, el miedo y la ausencia de Amor y, como bien dices, Jesús, tiene que ser muy triste.

ReyVindiko dijo...

A mí lo que me gusta es lo de poner títulos "sugerentes":
-Éxtasis celeste
-El sexo de Ángeles
-Pescadoras de hombres
-La de los higos malditos
Y no sigo porque me embalo y porque creo que la estética y la temática tienen poco que ver con el objeto que se persigue.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Jaimito, si el amor es lo que más me gusta de esta vida, el infierno debe ser lo más espantoso.

Mi querido Reyvindiko, qué capacidad para titular. Sólo de pensar en un nuevo de cine pornobíblico me troncho, pero, en fin, como dices, no está bien. Un abrazo.

una pez payaso dijo...

Si, es verdad...soy muy mala pecadora

glup!

Dyhego dijo...

Don Epifanio:
El infierno está aquí.
Mi hijo mayor, 15 años, 3º ESO, va a hacer un intercambio en mayo con un instituto cercano a Varsovia. La profesora encargada nos manifestó en una reunión que el que quisiera podría visitar el campo de exterminio de Auschwitz. En un principio pensé que sí, que aunque fuese duro, el zagal tiene que aprender que en esta vida no todo es un camino de rosas y que hay muchos hijoputas sueltos.
Conocemos a una señora rusa superviviente de uno de esos campos y se lo comentamos. Me estremeció hasta el último pelo de mi cuerpo cuando nos dijo que la serie "Holocausto" es un cuento de hadas si lo comparas con lo que se vivía en esos lugares "infernales" y que ni se nos ocurriese mandar a nuestro hijo a visitar tal lugar.
Dice que aún sueña a veces con el lugar donde estuvo (como lo dice en alemán, soy incapaz de reproducir el nombre y no es cuestión de insistir).
Ahora mismo tengo los ojos llorosos.
Así que, creo que el infierno está aquí más que allá.
Un newton

Jesús Cotta Lobato dijo...

Sí, Dyhego. También está aquí.

Julio dijo...

Yo creo que hay más de siete, pero ya sabemos que ese es un número mágico en nuestra cultura.
Un abrazo, Jesús

Miradme al menos dijo...

Creo que Jesús ha dado en el clavo. Si las cosas no tienen una película, no existen. Así, Pepe el del Popular no cobrará vida hasta que Spilberg le de forma...

Jesús Cotta Lobato dijo...

Julio, algún día hablaremos con tranquilidad de los pecados que faltan en la lista.

Miradme, de hecho el sueño de muchos escritores, entre los que me incluyo, es que Spielberg haga una película basándose en sus libros.

Granito dijo...

Me apunto a lo de los títulos.

"Sansón Jones y el templo maldito"

"Dos hombres y una quijada"

"A la vecina del quinto no matarás"

"Lazaronstone resucita"

Jesús Beades dijo...

"que luego se arrepienta en el desierto de lo bien que se lo pasó."

Querido tocayo, esta es precisamente la dificultad en el arrepentimiento de los pecados "carnales" (lujuria, codicia, pereza): que es metafísicamente imposible renegar de lo bueno; no se puede arrepentirse uno de "lo bien que se lo pasó". En estos casos, el placer, como recuerda un diablo de los de Lewis, es la parte del pecado que pone Dios. De hecho, cuando llega el placer, el pecado ya ha pasado (la decisión, o cesión, de la voluntad). En todo caso se puede arrepentir uno de que, con ese "bien", ese gustito, se cometiera algún acto contra la justicia, o la caridad. Y habría que replantear la cuestión, ir al fondo, para volver a verlo de este modo.

Dyhego:

¿"cenando en el infierno rodeado de gente de mala reputación como Marilyn Monroe,Bette Davis,Humpphrey Bogart,Patricia Highsmith"?

¿Por qué supones que esta gente está en el infierno? Me parece una osadía monumental.

Dyhego dijo...

Señor Beades:
Siempre me han dicho que al cielo van las personas buenas como la señora Teresa de Calcuta y en ese plan. Por lo tanto una suicida, un borrachín, una señora de fuerte carácter, otra señora que escribe de asesinatos, vamos es gente que no se puede codear con la santidad excelsa de curas, monjas y demás personas de bondad demostrada y patente ¿no?
Un saludo, don Jesús Beades.

Dyhego dijo...

De todos modos hablo en broma, nada más que para provocar alguna sonrisa, sin malicia ni maldad.
Perdón si no lo consigo, sin duda es por falta de estilo.
Perdón de nuevo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Granito, quedas contratado para los títulos. Dos hombres y una quijada es el mejor.

Jesús, Lewis, como siempre, magistral. El placer no se lo inventó el diablo, sino Dios. Es difícil arrepentirse de esos pecados porque, aparte del placer que proporcionan, a veces uno no encuentra en ellos una falta contra la caridad, o al menos no tan grave. Pero, en fin, tocayo, este es asunto delicado que yo hablaría contigo muy a gusto con un par de cervezas y no aquí.

Jesús Beades dijo...

Dyhego, un placer leerte, la coña sobre el infierno la llevo escuchando toda la vida, pero aunque parezca mentira, algo de esas caricaturas se filtra en las mentes infantiles (como la mía, cuando era niño), y les hace difícil hacer conciliable la doctrina cristiana con los naturales sentimientos de un humano. Y después resulta que todo es muy distinto, planteado en sus justos términos. Para ello me resultó revelador -hasta un grado epifánico- el descubrimiento de la obra apologética de C.S.Lewis. Por eso lo citaba.

Jesús, las cervezas es verdad que empiezan ya a calentarse, en una barra huérfana a la que nunca acudimos. Abrá que pedir otras, y acudir esta vez. Y pronto. A lo mejor ahora, con la feria (aunque lejos del Real, si puede ser)...

Jesús Cotta Lobato dijo...

Jesús, después de la feria nos vemos seguro, porque en feria me voy a Roma.