domingo, 19 de abril de 2009

Muere joven el que es amado por los dioses


Martín Martínez, cura aragonés, en una instantánea tomada, según Alfa y Omega, por un fotógrafo soviético un segundo antes de ser fusilado durante nuestra guerra (la foto es cortesía de LFU).

Decía Bernanos de las víctimas de la persecución religiosa en España: "¡Ni una sola apostasía!". Pero aquí tenemos un testimonio visual de esa valentía antes de morir, como casi todos, en un descampado.

Me conmueve este hombre guapo y valiente, con esos ojos claros y puros, y esta entrada es la única manera que se me ocurre de volverlo a la vida.

Ahora que bajo un disfraz de justicia muchos escupen la sangre de las víctimas sobre los verdugos de los dos bandos, Martín Martínez mira directamente al corazón humano, de hombre a hombre, de hermano a hermano.

14 comentarios:

Julio dijo...

Efecivamente, Jesús, es impresionante la limpieza y la tranquilidad que transmite esa mirada: culaquiera diría que lo van a fusilar. Me uno al homenaje.
Efectivamente, bajo los disfraces de la jsuticia, algunas veces se esconden los gusanos de la venganza, un senti,iemto que no albergaban la mirada ni el gesto del sacerdote.

Rosna dijo...

Cotta san su escrito de hoy me llevo al pasado , toco mi alma .Y no trae a la vida a ese valiente hombre ,sencillamente nos activo la Memoria , cosa que no nos gusta ,preferimos llenarnos de información de prensa barata , nos quieren sumisos , no pensantes eso es peligroso , sí esta entrada me toca la sangre .... Nadieeeeeeeee te devuelveeee un ser queridooooooo ... un desaparecido ,ja , los "desaparecidos forzados ", asi le decían , como no podían dejarlos libres había que fusilarlos , personas que tenían una identidad , un hogar ,un trabajo , familia pasaban a "ser entidad " , no esta ni viva ni muerta .
Hoy en mi mañana de domingo en esta isla , le escribo con el corazón apretado , y mar de lágrimas . No grito , ya no puedo , mi grito esta en el silencio , disculpe usted , algunas palabras ( nadie nos devuelve un ser amado ... no grite ,solo que sususrre con todas mis fuerzas ).
Dejaré en el río una rosa para ella ... y esos valientes que dejaron "la vida " porque creyeron en sus ideales .
Gracias desde el rincón de la nada , eso somos nada , por este escrito del corazón .
Rosna

Jesús Cotta Lobato dijo...

Julio, el día en que todos podamos compadecernos de todas las víctimas, cayesen en manos de quien cayesen, habremos matado a esos gusanos de los que hablas.

Rosna, me uno a ese grito silencioso contra la injusticia. Cuantos más seamos, más difícil será que haya de nuevo desaparecidos forzosos bajo todas las tiranías del mundo. Yo también dejo una rosa.

José Miguel Ridao dijo...

Es difícil creer que unos fusiles le apuntaban. La foto lo dice todo, sus ojos hablan por él. Es curioso, un soviético toma una foto de un cura que va a ser fusilado por republicanos a los que también asesinaron a compañeros. Todos hermanos, quieran o no...

Ranzzionger dijo...

Jesús, vaya la paginita a la que lleva el enlace. La foto, si realmente recoge ese momento, es impresionante, eso sí. En la información dicen que el que le tomó la foto fue un alemán, no un soviético.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ranzzionger, esta foto la vi en papel hace dos días, en el periódico, y allí hablaba de un fotógrafo soviético. Pero luego, buscando la foto en Internet, llegué a la página de la que hablas. Su autor es muy amable. Yo sólo atiendo a la amabilidad y bondad de la gente. Un abrazo

Alejandro Muñoz dijo...

Su mirada está exenta de odio. Su boca, en cambio, parece torcerse en gesto algo extraño. ¿Que pasaría por su cabeza en ese momento? Debe ser casi imposible mantenerse tan tranquilo por mucho que, siendo sacerdote, sepa que pronto estará junto a su padre Dios.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Sí, Alejandro, quizá sea eso que dices lo que inquieta y conmueve en la foto. Parece que así, con los brazos en jarras, está diciendo: venga, a qué esperáis, pero que a la vez les pregunta si vale la pena hacerlo.

Mery dijo...

Esta foto la sacaron hace tiempo en no sé qué periódico y la historia me dejó sin aliento. Como bien decís : ¿qué sentiría en esos últimos minutos de su vida? Esa mirada clara y directa lo dejan a uno desarmado, menos a quienes dispararon...

Cuando leo casos semejantes(y mas si se muestra foto) siempre doy vueltas a la cabeza imaginando qué habría sido de su vida si no la hubieran segado tan temprano.

Una entrada conmovedora, Jesús.

Olga B. dijo...

La he leído esta mañana, y confieso que me he esperado a leer otros comentarios. Pienso también que no es lo mismo que te cuenten algo a ver la cara cierta de alguien que esta a punto de morir, esa mirada viva y consciente que no parece temer ni odiar se clava en la tuya.
La guerra llena los paredones de gente que no merecía morir. No es malo recordarlos, yo creo que es bueno y, para sus seres queridos, necesario, pero hay que tener cuidado con lo que hacemos con esos recuerdos. O podemos ser muy, muy injustos.
Un abrazo, Jesús.
Que la mirada no se nos manche del todo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Su muerte es vida, un ejemplo nosotros aquí.

La muerte es limpia y tranquila.

Gracias Jesús.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Mery, es la certeza de toda una vida con un futuro por delante y un pasado por detrás lo que nos conmueve.

Olga, tienes razón en lo del cuidado. Hay que recordar sin resentimiento, no para decir "Mira lo que nos hicieron éstos", sino para decir "Mira lo que fuimos capaces de hacer". Esta foto invita a la reconciliación, desde mi punto de vista, no al resentimiento.

Javier, ojalá mi muerte sea limpia y tranquila, como tú dices.

LFU dijo...

Gracias Jesús, por el vínculo y por tus amables palabras. Dificilmente se puede describir mejor la fotografía que como tu lo haces. Yo siempre he creído en la reconciliación entre los hijos de los que mataron y los hijos de los que murieron fueran del bando que sea. Incluso creí que hubo un tiempo en el que se logró. Lamentablemente hay quien hoy no está dispuesto a olvidar, ni a perdonar, y pretende lobotomizar a toda una sociedad con su sectarismo. El problema es que no se da cuenta de que stá jugando con fuego.

Reitero mi agradecimiento y lamento que el vínculo haya podido molestar a alguno de tus lectores.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Querido LFU, como te dije, en cuanto vi esta foto en el Alfa y Omega, pensé en escanearla, pero antes la encontré por ti en Internet y no sé por qué no iba a citarte. Una persona como tú que se conmueve con la mirada de un hombre como ése no puede ser mala persona, sino todo lo contrario. Respecto a la reconciliación, opino lo mismo que tú. Un abrazo