lunes, 20 de abril de 2009

Los lirios


En la Casa del Campo se yerguen los lirios. Lo que sorprende de ellos es que reúnen, en sumo grado y a la vez, cualidades normalmente incompatibles: toda la intensidad del violeta y un aroma tenue, pero delicado e inconfundible; un despliegue femenino de pétalos, pero un talle viril; una delicadeza de formas en un suelo duro y agreste.

Como dice mi hermano David, sólo cuando uno los contempla comprende aquellas palabras del Gran Poeta:

"Mirad los lirios del campo. No trabajan ni hilan. Pero ni Salomón en toda su gloria se vistió como uno de ellos".

Los lirios silvestres fueron testigos de mi nacimiento al amor.

Por eso, ojalá cuando muera me entierren sin ataúd bajo un mantillo de tierra y nazcan de mí esos lirios.

17 comentarios:

una pez payaso dijo...

¡Buenos días Jesús!Hoy voy más lejos y me voy a atrever a contar algo de mi vida en tu espacio: aunque soy relativamente joven, (36 años)he vivido la temprana muerte de mis padres hace muy poco. Al leer esta entrada, no he podido reprimir las lágrimas...gracias, porque ahora imaginaré que de ellos han nacido esos maravillosos lirios que has descrito.
Que tengas un buen día!!

glup!

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Mucha belleza hay en tus palabras. Mucha belleza y cierta nostalgia.

Un abrazo Jesús.

Dyhego dijo...

¿Por qué "cualidades normalmente incompatibles"?

Jesús Cotta Lobato dijo...

Me alegro, pez payaso, de que estos lirios reconforten la muerte de un ser querido. Mi padre murió hace unos cuatro años y entonces uno se queda huérfano. Que los lirios nos alivien la orfandad.

Javier, la belleza está en los lirios. Sencillamente con nombrarlos y poner una fotografía, parecen bellas las palabras.

Dyhego, digo normalmente incompatibles, pero ahora que lo dices, no tienen por qué serlo. Me refería a que me sorprende una flor tan dura en suelos tan ingratos y que sin embargo sea tan bella y delicada de apariencia.

Miradme al menos dijo...

Los lirios tienen algo especial (tal vez místico), no sé si por su colorido o porque nacen al final del invierno, cuando empieza a renacer la vida. Recuerda que Machado (y los clásico no se suelen equivocar) los citaba con frecuencia.

Ángeles L. Satorre dijo...

No hay nada mejor que nacer al amor cerca de unos lirios salvajes. Es un perfume tan delicado que te envuelve y te hace volver a la naturaleza más pura.
Un abrazo y enhorabuena por traérnos unos lirios en este comienzo de semana.

Julio dijo...

El lirio siempre ha sido una flor muy poética y presente en la lírica popular. Piensa en los lirios de las marismas...

Jesús Cotta Lobato dijo...

Miradmealmenos, entonces también los citaré yo, para seguir la estela de esos grandes que citas.

Querida Ángeles, yo asocio los lirios a Eros. Me dejaron marcado. Un beso.

Y eso confirma, Julio, que la lírica popular no anda descaminada. En cuanto a los lirios de las marismas, para mi vergüenza, no caigo.

alfonso sanz dijo...

Pues siguiendo con lo que escribe la pez payaso..., a la tumba de mi padre le daba sombra un pino (gordo, pero bajo). Lo han quitado. Los lirios no dan sombra. Cuando voy a verle le ofrezco lírica. La lírica sí da sombra, y calor, y todo. Lo da todo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ahora que lo dices, Alfonso, es bonita la coincidencia fonética entre lirio y lírica. Los dos embellecen la muerte.

Mirna dijo...

Te escribo, no desde la sombra de los lirios, que no dan mucha, pero sí desde su aroma. No he podido evitar la tentación de ir a oler el que le tengo a mi Virgen de la Victoria, y como me ha sabido a poco, he salido a oler los de fuera, los de la casa del campo. Son tus lirios, Jesús, traídos por tus padres hasta mi casa, desde el campo donde todo comenzó, ya lo sabías, ¿verdad?
A mí me traen el inconfundible olor de la primavera, y si vamos más allá, os diré que suelen salir justo antes de Semana Santa, para recordarnos la pasión de nuestro Señor. Y están en su máximo esplendor, en su Resurrección, ¿qué más se puede decir?
Un beso y procuraré guardar estos lirios, que brotan cada año para que sean nuestra cuna en la sepultura.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Me ha llegado al corazón tu comentario, Mirna. Sería muy bonito morir cuando haya lirios como los de tu casa. Un beso muy fuerte.

Julio dijo...

Dice a la rosa del parque
El lirio de la Marisma
Una antigua Sevillana, querido amigo Jesús
El lirio de la Marisma
Yo no envidio los jardines
Del Parque de María Luisa
Yo no envidio los jardines
Del Parque de María Luisa

Que si tú estás orgullosa
Que si tú estás orgullosa
Porque en Sevilla has nacío
Yo tengo por jardinera
A la Virgen del Rocío...
Saludos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Gracias, Julio, a ver si la canto en feria. Un abrazo

Mery dijo...

Por algo esas flores inspiraron poemas, inspiraron a Van Gogh, a directores de cine, guionistas...

Es muy bello tu deseo, Jesús. Que te sea concedido.
Un beso

Jesús Cotta Lobato dijo...

Gracias, Mery. Un beso

Rosna dijo...

Necesitaba leer una bella entrada , y esta es mágica , los lirios silvestres son bellos , mi bachan ( abuela ) decía que las flores se las regalemos en vida ...ella me regalo el nombre Yuriko : Lirio ... ya ve Cotta san , los lirios me acompañan gracias al maravilloso amor de mi bachan ...
Le dejo Lirios azules silvestres de mi río .
Rosna
Gabrila Yuriko