miércoles, 24 de diciembre de 2008

Recuerdo navideño


Recuerdo una navidad en mi pueblo. Tenía yo cinco años. Mi hermano Alfonso y yo decidimos hacer un belen viviente. Yo hacía de san José, mi amiga Pili de Virgen María, mi hermano Alfonso de ángel y el niño más pequeño de la calle lo secuestramos para que hiciera de niño Jesús. No se nos ocurrió mejor sitio para poner el belén viviente que el cuarto de baño, porque nos parecía el lugar más limpio y digno y enviamos a otros niños como emisarios para anunciar a los vecinos la buena nueva. Cuál fue nuestra sorpresa cuando los vecinos se desternillaban a carcajada limpia al ver al niño Jesús en el bidé (era lo más parecido a un pesebre que había en el baño), al ángel con las manos enlazadas y subido en la lavadora. Y a pesar de todo lo que se reían, nosotros no perdimos la compostura.

En fin, amigos, que el cometa os traiga a todos el oro de la prosperidad, el incienso de la salud y la mirra del amor.

6 comentarios:

Juanma dijo...

Querido Jesús, el próximo fin de semana PUNTO RADIO emite un especial Navidad desde Sevilla para toda España (sábado de 18:00 a 0:00 h. y domingo de 16:00 a 23:00 h). Pues bien, en el programa del sábado (salvo que haya modificación), en torno a las 20:05, leeré una columna sobre la Navidad desde el punto de vista de los niños. Por si lo puedes escuchar.

Feliz Navidad para tí y toda tu gente.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Buena anécdota. Lástima que no haya fotos del evento.
Feliz Navidad, amigo Jesús.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Querido Juanma: lo oiré con mucho gusto. Siempre he pensado que los que se las dan de intelectuales criticando la navidad no han sido niños o no los tienen. Menos mal que tú no eres un aguafiestas. Un abrazo.
Querido Juan Antonio: ese fue el único belén viviente en que he participado. Te lo brindo. Un abrazo

Rascaviejas dijo...

Que sepamos mantener esa carcajada. No hay mejor regalo para acoger al Niño y a los niños. Un abrazo.

Ángeles L. Satorre dijo...

Querido Jesús, me encanta como escribes, debo confesar que estoy enganchada a tu blog, y el poder poner caras a algunas de tus entradas es un privilegio por sentirme tan cerca de tu familia por la razón con rizos azabaches que tú conoces.
Feliz Navidad para tí y toda tu familia.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Bendita razón ésa que tú dices y ese privilegio es tuyo porque te corresponde, mi querida Ángeles. Un beso y feliz navidad