lunes, 1 de diciembre de 2008

Consejo para escritores y traductores

Cuando los romanos comenzaron a traducir la filosofía griega al latín se tuvieron que inventar palabros muy raros que ellos no utilizaban jamás. Una es, por ejemplo, cualidad (qualitas), que sacaron de cuál (qualis). Les tenía que sonar tan raro como a nosotros aún nos suenan raras las palabras otredad, mismidad, completitud.
Al español le pasa como al latín: es una lengua más verbal que sustantiva. Preferimos la acción a la abstracción, los verbos a los sustantivos, los giros a las palabras compuestas. Otras lenguas, como el alemán, son muy dadas a crear interminables palabras compuestas que dependen unas de otras en oraciones de interminables sintagmas nominales con un solo verbo. Por eso Hegel sólo pudo ser alemán.
Algunos escritores de prosa alemanizan tontamente el español creyendo que así son más precisos y científicos, pero con eso sólo consiguen párrafos abstrusos. Mi consejo es, pues, que siempre que se puedan utilizar frases ágiles con muchos verbos y nombres concretos en vez de interminables sintagmas de nombres abstractos, se gana en estilo, en sencillez y en verdad.
Los alemanistas escriben cosas de este jaez:

"A nivel de profesorado, existe una tendencia generalizada a la intensificación de la impartición de los contenidos curriculares en la inminencia del inicio del segmento de ocio"

o sea, los profesores suelen explicar la lección más rápido justo antes de que suene el timbre del recreo.

3 comentarios:

Juanma dijo...

Lo de "segmento de ocio" me mosqueó tanto hace unos años, con lo bonito que es el recreo, recrearse. En fin, eran años de juventud, donde daba crédito a los mismos gilipollas que hoy ya no me afectan.
Un abrazo, querido Jesús.

Juan Antonio, el.profe dijo...

Son los derivacionamientos de la vehiculización pedagógica y su implementizacionamientación. Se trata de adornar la vacuidad para que parezca que se ha dicho algo. Una persona que tiene mucho que decir no se expresa así. Pero ya sabemos que aunque la mona se vista de seda...
(Yo ha veces juego con mis compañeros sensatos a ver quién crea el palabro más largo, tal como complementizacionamientismo, o cosas así).

Jesús Cotta Lobato dijo...

De vehiculización podríamos sacar vehiculizacionalizamentizar. Lo más terrible que oí fue que un compa de trabajo me dijo que lo peor del paso del verano a invierno era tener que reestructuralizar los armarios (lo dijo sin coña). Un abrazo a los dos