miércoles, 11 de febrero de 2009

Yo soy el río


Yo soy el río, adiós, yo soy el río
monte abajo y reboso de la tierra.
He aquí los olmos y éstas son las ranas.
Ya mismo pasaremos bajo el puente.

Yo soy el río, adiós, yo soy el río.
Contempla mis sombrías cañaveras.
Una cierva murió donde ahora estamos
y aquí apagó su sed no sé qué incendio.

¿Te gustan mis cascadas y mis aves?
¿Alguna vez te hirieron mis guijarros?
Yo soy el río, adiós, yo soy el río.

11 comentarios:

Gerardo V. dijo...

Ummmmm, que gusto da leer y disfrutar de lo que no se tiene (pero que tuvimos como juego de infancia). Y que frescura y que olorcito, y que primavera vamos adivinando ya en la manera, en el gusto por hablar y sentir lo que se habla. Así se comparte Jesus. Gracias.
Gerardo

José Miguel Ridao dijo...

Hermoso, Jesús.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Heráclito estás... Buen poema, amigo Jesús, bun poema...

Rosna dijo...

Que dulce agonía produce este río . Todos mis días recorro el río camino a mi trabajo , lo respiro , me da paz y me llena de energía .
Muchas gracias por compartir su río .
Rosna

espe-laveletavarada dijo...

El rió, es como la vida, recorre valles ,montañas...y sus aguas (aveces remansadas),nos da paz y cuando corre caudaloso, nos envuelve en su torbellino.
¡Gracias por escribir tan bonito!.

elpiyayo dijo...

¿Conoces elpiyayo? Pues como bien lo conoces el es natural, a veces pendenciero, chicuelo en su fisico y su cerebro, pero a mi el poema del rio me ha recordado a Alberti, no se porque no me llega, soy rudo, basto, agrio,pero a mi Alberti nunca me ha emocionado, ni me ha conmovido, ni he acabado nunca de entender porque la paloma se equivocaba, las palomas no se equivocan, "el mar, la mar oh la mar"los rios van al mar y nuestras vidas escarbar la tierra hasta encontrarte, jajaja, me encanta el romanticismo claro, contundente, fino, nostalgico y triste. Querido hermano, cuando escribas otro poema, hazlo cuando te peguen un balonazo en tus partes nobles, que se vea el dolor, la pasión, la desesperación y la calma.
Un abrazo

elpiyayo dijo...

Se me olvidó una cosa, que lo que escribo lo hago como cuando estamos en "Costilla Beach" y discutimos, osea que lo hago con mucho empeño pero sin maldad. Además tienes poemas mucho mejores, cien veces mejores, mil veces mejores.

Mery dijo...

El río, siempre el mismo pero con agua distinta.
Qué buena metáfora de la vida.
Un abrazo

Mith dijo...

De verdad me encanta su blog, es muy interesante. "Yo soy el río" me ha gustado mucho, me parece que es delicioso. Agradezco el comentario hecho en mi blog, la verdad estoy muy emocionado con la filología, gracias por el apoyo.
También te estaré leyendo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Querido piyayo, no siempre tenemos los mismos gustos poéticos, pero tu definición de poesía con la imagen del pelotazo me parece muy buena y coincido con ella.
Mery, la del río es una metáfora eterna que siempre es nueva.
Mith, me recuerda tu nombre a la inicial de Mithrandir, el nombre élfico de Gandalf. Me recuerdas a cuando yo era estudiante de clásicas; te honra ese amor por la Antigüedad Clásica a contracorriente.
Gracias, Gerardo, Espe, José Miguel y Juan Antonio. Si os gusta, es que no me equivoqué al escribirlo. Me ayudáis mucho con vuestros comentarios.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ah, Rosna, qué envidia pasear junto a un río, como tú