miércoles, 17 de junio de 2009

Amor versus justicia

Justicia y amor no son lo mismo. La primera le da a cada uno lo suyo, ni más ni menos: no es generosa. El segundo es generoso: siempre da más.
Dos compañeros de piso se rigen por la justicia: lo importante es que cada uno haga las tareas que tiene asignadas, ni más ni menos. Pero dos amantes se rigen por el amor: lo importante es querer al otro y, por tanto, no va uno a ir mirando en el horario cuántas veces ha fregado el suelo cada uno.
Ya me imagino a alguien diciéndome que, con ese planteamiento, siempre habrá en la pareja un aprovechado que consiga que el otro friegue siempre por él los platos.
Y, en efecto, eso puede ocurrir, pero si se quieren y son felices, no hay más que decir. El amor es así de irracional: es una dádiva que recibo aunque en justicia no la merezca.
Si los que me quieren me hubieran tratado sólo con justicia y no con amor, no me habrían perdonado mis impertinencias, mis borracheras, mis malos poemas, mis meteduras de pata...
Una sociedad regida sólo por la justicia sin amor es una sociedad cicatera de gente quisquillosa y tiquismiquis, que no perdona ni una y celosa de sus derechos más que de sus deberes.
Los derechos humanos no son el máximo, sino el mínimo moral.
En fin, que nunca he entendido ese afán de algunos por resolver las cuestiones de pareja con la justicia y no con el amor.

23 comentarios:

Julio dijo...

Si hay amor, la justicia es un beneficio colateral del mismo.
Abrazos, Jesús

JESUS FIDELIS dijo...

Magnífica entrada.
Totalmente de acuerdo, la justicia es proporcional y fría, cuando desaparece el amor y sólo queda la equidad, es el principio del fin.

Ladrón_De_Versos dijo...

"No puede haber amor sin justicia ni justicia sin amor."

Saludos. :-)

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Genial entrada.

Lo que ocurre es que si el amor desaparece, la justicia se implanta.

Y la injusticia juega las malas pasadas.

Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Sí, Julio. Por desgracia, la simple justicia no produce siempre como efecto el amor.

Tocayo, el principio del fin: tú lo has dicho.

Ladrón de versos, así interpreto el aforismo: El amor supone la justicia, pero la justicia, cuando no está inspirada en el amor, no es verdadera justicia.

Javier, cuando el amor, la simpatía hacia las personas, desaparece, sólo queda la justicia, pero sin esa simpatía degenera fácilmente en injusticia. Un abrazo.

Dyhego dijo...

DON EPIFANIO:
No hay que dejar de lado la "responsabilidad". Si me asomo a la despensa y veo que sólo queda un cartón de leche, me visto rápido, voy a la panadería y me traigo dos tetrabriks de leche para que a los críos no les falte el desayuno esa mañana. Y a se irá al súper después.
1 neutonio.

Miradme al menos dijo...

Imprimo y pincho.

Un abrazo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Dyhego, el amor nos hace más responsables que la justicia, porque si no fueran tus críos, quizá no te darías tanta prisa en correr a la panadería para comprar dos cartones. Un neutonio

Jesús Cotta Lobato dijo...

Jo, miradme,¡mi entrada en papel impreso! Nunca fue caballero de caballeros tan bien servido.

Ladrón_De_Versos dijo...

"El amor supone la justicia, pero la justicia, cuando no está inspirada en el amor, no es verdadera justicia."

-Una reflexión muy acertada-

¿La justicia humana se rige por alguna ley?

“Donde reina el amor, sobran las leyes.” Platón (427 AC-347 AC) Filósofo griego.

Olga B. dijo...

Yo creo que la justicia es necesaria porque, igual que existe el bien y el amor, existe el mal. La justicia intenta mantener a ralla las malas intenciones (o las buenas en las que no nos ponemos de acuerdo).
Pero cada relación de pareja debe marcar su propia ley y su propio ritmo, eso está claro. En las relaciones personales lo que mejor funciona es el amor; la justicia dota de contenido preciso a ese "contrato social" que firmamos también con gente a la que no conocemos simplemente por el hecho de haber nacido personas y ser más o menos sociables, gente a la que tal vez no amamos pero supongo que sí debemos respetar. La justicia es muy, muy necesaria. Más que la caridad.
Pis and lof;-)
Saludos, Jesús, bonita entrada.

lolo dijo...

La injusticia es una falta de amor, que puede perdonarse.

Yé dijo...

Querido Cotta, cuanta razón lleva. El solo título de la entrada ya dice muchisimo.
Por cierto, Gracias por tu análisis tan detallado de Sucediendo. leeré tranquilamente tus comentarios y hablaremos no puedoresponderte desde casa estoy sin linea.
Un abrazo

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

El amor, siempre el amor. Y cuando no hay amor, que haya al menos justicia. Pero no es la situación ideal, claro está.
Además, el amor no es interpretable: se siente o no. La justicia siempre es interpretable y, por lo tanto, da lugar a desencuentros.
Un abrazo, Jesús.

Capitán dijo...

Jesús, de las mejores entradas que he visto últimamente.

Sin amor nada funciona, la justicia es un mal menor que palía la falta de amor.

La generosidad ligada al amor, a cualquier tipo de amor, es infinitamente más rica que la justicia.

Hacía mucho tiempo que me hice una reflexión similar analizando mi vida con mi querida Santa, y siempre es el amor el que compensa todo

un abrazo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ladrón de versos, veo que sabes muchos aforismos. Ese de Platón es eterno. En cuanto a la ley que rige la justicia, es más bien la justicia la que debe regir la ley. La cuestión espinosa es qué es la justicia. Pero eso no da para una entrada, sino para un tratado. Un abrazo.

Olga, has definido muy bien la diferencia entre justicia y amor. La justicia es lo menos que se puede pedir entre gente que no tiene por qué amarse. Por eso en mi entrada defendía que en las relaciones amorosas el amor resuelve más conflictos que la justicia. En cuanto a que la justicia es mejor que la caridad, creo que son dos conceptos distintos, igual que el amor es distinto de la justicia: la caridad se da libremente, porque uno es bueno y le duele el dolor ajeno; la justicia no se da libremente: es tu deber moral y legal. Por eso, por justicia, uno paga impuestos; por caridad, uno acompaña a un moribundo que sin ti moriría a solas. Por eso creo, Olga, que la caridad es más perfecta que la justicia, porque está más cerca del amor. Un beso y felicidades por tu libro, que estoy deseando leer.

Lolo, tú lo has dicho el amor perdona; la justicia, no.

Querido Yé, queda pendiente una cerveza para hablar de poesía.

Juan Antonio, podríamos definir la justicia como las condiciones previas al amor. Así la tendríamos más clara(la justicia, se entiende).

Capitán, el amor no es lo único, pero sí lo más importante, porque lo arregla casi todo y lo que con amor no se arregla, con amor se sobrelleva. Un abrazo.

Ladrón_De_Versos dijo...

"En cuanto a la ley que rige la justicia, es más bien la justicia la que debe regir la ley."

Una contestación acertada.

¡Ay, para qué tenemos la cabecita sino para pensar Nada de escribir a toda velocidad!

-Lo vengo a decir porque realmente cuando te pregunté sobre si la justicia humana se rige por alguna ley es que la pregunta está mal formulada e induce por tanto al error de interpretación. Menos mal que tú lo has sabido arreglar-

Gracias por sacarme de mi ceguera temporal.

Ahora te dejo éste otro pensamiento que se me ocurrió el otro día, aunque he terminado de darle forma hoy dentro de mi cabecita:

"Los aplausos son tonterias que hacen los tontos para otros más tontos aún."

Decirte que he sido más que criticado al atreverme a exponer este pensamiento en un chat de poesía y donde se supone que hay personas cultivadas.... no sé, ciertamente llevo algunos años viendo estúpidos aquellos actos donde se aplaude.

Quizás es que esté hasta los mismísimos cojones de escuchar la palabra "Bonito" ante un poema o reflexión que has mostrado. ¡Coño es que nadie tiene otra palabra!

¿Será por aquello del elogio, el halago y la adulación? No sé, a mi muchos pensadores y literatos me han hecho ver que hay que rechazar los honores, los premios, los halagos, las adulaciones, ect...

Por eso se me a ocurrido ese pensamiento que he expuesto antes; no sé, quizás es que en el fondo me esté volviendo un poco misántropo... aunque no me cansaré de contradecirme gritando que Viva la filantropía, ya que es un concepto que encaja perfectamente con el amor desinteresado.

¡Bah! tanta comida de olla... ¿Para qué? Para que nadie me entienda ni me comprenda? ¿Tú has escuchado alguna vez que el aplauso es una estupidez?
¡Dime dónde por favor!

-Filosofia del aplauso y de la absurda vanidad del mundo-

"Todos los que aplauden son unos borregos y los aplaudidos son unos canallas."

Estamos de acuerdo, no me olvido del mérito ni de las aprobaciones.

Adiós mundo cruel.

¡SALUDOS POETICOS JESUS!

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ladrón de versos, Filosofía del aplauso es el título estupendo de un libro que deberías escribir acerca de cómo los aduladores han elevado sobre las nubes a creadores y políticos que, alejados de la realidad y de la eficacia por culpa de los aplausos de sus aduladores, han acabado cayendo.
En cuanto a los aplausos, los veo sólo estúpidos si alaban algo estúpido. Pero si el poema aplaudido es estupendo, ¿por qué no decirlo? Para un escritor una señal de que su obra es buena es que guste a mucha gente con gusto. Así que yo creo que sólo el aplauso del imbécil es imbécil. Por lo demás, Ladrón de versos, creo que yo, como tú, si no puedo alabar, me callo. O al menos eso intento.Un abrazo

Anónimo dijo...

"Los derechos humanos no son el maximo sino el minimo moral" Gran verdad y preciosa verdad.
La justicia es ciega y ciego es el amor, la balanza es la vida, y el amor es la que hace que la justicia ponga siempre en un lado la cantidad exacta para que siempre esté en equilibrio, de otra forma es imposible.
Aclaro que lo que me pillé fue el pene, entre los testiculos y el pene, es que fue en una emeregencia, pero si os pasa( os encogereis de dolor y tireis hacia ariba o hacia abajo duele por igual), siempre tirad de la cremallera para abajo, sino se queda hecha una pieza pantalón y honor, lo peor es que duele nada más recordarlo.

Ladrón_De_Versos dijo...

A propósito de la vanidad del mundo...

¿Qué coño hago yo aquí dejándote algunos de mis pensamientos y reflexiones?

Algunos lo enmascaran y lo confunden con el compartir, darse a conocer, dialogar, expresarse... pero en el fondo no es más que pura vanidad. ¿A qué sí? bla bla bla

¡Vanidad de vanidades y nada más que vanidad grita el eclesiastes!

Por cierto, he podido comprobar por algunas de tus entradas que eres un firme creyente en el Dios cristiano.

A mí, que todo me lo había dado esa religión y ese Dios cristiano, el cristo... pero ahora, ahora ya ves, ando en fases de crisis de fe, dudas, escepticismo, incluso negación. ¿Tendré que llevar cuidado con la apostasía?

Algunas veces es atractiva la postura del rebelde intelectual arrancándose el yugo de la religión.

"Ante los ojos de Dios no puedes ocultar tu corazón ni tampoco tu pensamiento."

¿De verdad que no es algo paranoico y es solamente una creencia? Dios todo sabiduría, todo omnipotente, todo omnisciente.

"Dios cuando se acuesta a echar la siesta para descansar de su tarea envia ángeles mensajeros a la tierra."

¿Crees en tu ángel de la guarda, en tu ser protector que te guía y te protege?

Repugnacia me doy a mi mismo cuando pienso que puedo estar siendo "vigilado" 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año y así hasta que mueras...

¿No crees que vigilar toda una vida, latidos, pensamientos, acciones y palabras puede ser algo indecente? ¿O los indecentes y reprobos somos nosotros mismos que nos ocultamos ante Dios mediante el engaño y el velo?

Rectitud moral y transparencia es algo necesario.

Por cierto, ni me acuerdo de los 10mandamientos, ni tampoco me he leído los sermones que dió Jesús.

Aunque me acuerdo de estas brevedades del cristo:

"Los cielos y la tierra pasarán, más la palabra no pasará y yo soy la palabra."

"Yo soy el camino, la verdad y la vida."

"Lo malo no es lo que entra por la boca, sino lo que sale de ella."

Sencillamente acojonante... ¿Qué clase de espíritu puede decir semejantes cosas?

Ya no te doy más la tabarra.

Saludos!


PD: El cristo no dejó nada escrito, como el Buda, como Sócrates... La palabra es efímera, se la lleva el aire. Sin embargo otros tomaron testimonio de la palabra de estos hombres y nos legaron enseñanzas maravillosas y llenas de sabiduría.

Granito dijo...

Mágnifica y certera entrada Jesús, no deja uno de admirarse cuando pasa por aquí. Yo por mi parte creo que la justicia es como el aire o la luz, que sólo reparas en ella cuando te falta.
Y sin menospreciar a la justicia pienso que el amor es algo mucho, muchisimo más amplio y profundo, es como comparar al oxígeno con la vida.

tecla dijo...

Lo peor de esta filosofía, es que siempre friegan el suelo las mismas, hacen la comida las mismas,
tienen que pedir dinero las mismas
La generosidad exagerada, es una máquina de generar seres egoístas.
Tus textos son tremendamente amenos e interesantes Jesus.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Anónimo, grabaré tu consejo a fuego en mi memoria, no sea que.

Ladrón de versos, ¿qué tiene de malo que uno en las bitácoras, en los libros y en las conversaciones deje sus ideas y desee que otros las escuchen? Eso no es vanidad y si lo es, bendita vanidad, con la que uno aprende cosas de otros y aprende qué de lo que uno dice vale la pena y qué es una tontería. ¿Y apostatar para qué? Si Dios no existe, apostata uno de nada. Y si existe, es una temeridad. ¿Y por qué empeñarse en ver el amor de Dios como una vigilancia? Si es vigilante, es un vigilante muy discreto y condescendiente. En fin, Ladrón de versos, a ver si a raíz de tu entrada sobre el vegetarianismo escribo algo sobre eso. Un abrazo.

Granito, bonita comparación la del oxígeno y la vida. La recordaré.

Tecla, al menos, en nuestro ámbito privado, intentaremos que eso no ocurra. Me alegra verte por aquí.