jueves, 18 de junio de 2009

Ética, política y economía en Canora


-Propongo que en Canora la igualdad sea sólo la imprescindible para que no haya privilegios. En cambio, libertad, toda. Y sobre todo, honor, amor, belleza y excelencia, porque, si no, ¿para qué la libertad?

-Todo será de todos (salvo las cuentas bancarias y los bienes inmuebles que tengamos en otras partes del mundo), pero nadie será de nadie.

-Estará prohibido comer carne (el jamón ibérico no es carne y, si alguien sostiene que no debemos matar animales, les pondremos patas de palo a los cerdos cuyos jamones deseemos probar: así comeremos cerdos sin matarlos)

-También propongo que todos los ¿canorinos? (queda por fijar nuestro gentilicio) cumplamos con una especie de milicia poética, consistente en disparar polen alergógeno al enemigo, tomar colinas floridas con elegancia, celebrar justas poéticas y tatuarnos hexámetros de Virgilio. Entre otras cosas. El uniforme del caballero será un taparrabos bordado con una flor y una espada. El de las damas será un pareo con los colores de la bandera canoril. Pero habrá una saludable libertad en el uniforme. También se admiten hojas de parra.

-En vez de soltar palabrotas, soltaremos palabromas. Pero, vamos, si a alguien se le escapa una palabrota, lo celebraremos con cítaras y salterios. Peor sería que se nos escapasen otras cosas.

-Y, por último, en las noches de luna llena, nos iremos todos juntos a darnos un remojón en la Cascada. En fin, esas cosas que se hacen en los paraísos.

Este verano sé que todos nos llevaremos un anticipo de Canora.

28 comentarios:

Capitán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julio dijo...

Eso, eso: el jamón ni tocarlo...

Máster en Nubes dijo...

Bueno, Jesús, cada vez me gusta más Canora y si hay conexión y puedo trabajar desde allí estoy pensando muy seriamente en mudarme. Ahora bien, es posible que ni siquiera necesitemos conexión, sólo con el pensamiento, zas, el informe se manda... ahora no me acuerdo bien en qué quedamos respecto a los ordenadores.

Genial lo de la libertad, lo del jamón ibérico (menos mal, estaba espantada pensando que íbamos a pasar hambre), me inclino por canorenses, el pareo ya me lo imagino (sencillo y elegante), dejo la hoja de parra para los jóvenes, y lo de tomar colinas floridas con elegancia me ha llegado al alma. El tatuaje de hexámetros de Virgilio me ha recordado a Angelina Jolie que tiene tatuadas las coordenadas del nacimiento de sus hijos en la espalda o algo así, creo que es un buen presagio que me acuerde de la Jolie y la asocie a Canora.

Como Canora es un paraiso y está por hacer, me gustaría que me dijeras qué vamos a hacer con los niños, asumo que no los vais a dejar aquí exisitiendo Canora. Yo creo que se lo podrían pasar tan bien y estoy segura que ya tienes pensado cómo será Canora para ellos. Espero que en alguna entrada lo expliques.

Cordiales saludos
Aurora

tecla dijo...

Creo que me iré a Canora con los canoreños a pasar este verano.
¿Hará mucho calor?
Lo digo por si me tengo que llevar el paraguas.
Un beso Jesús.

Soy Tecla

Capitán dijo...

Jesús, Canora parece un paraíso, aprovecho tu aportación al diccionario en el comentario que me hiciste hace dos días para preguntarte, ¿exisstirá un orinódromo?

P.S. ¿Y Canorenses?, siempre me gustó el gentilicio terminado en "ense", quiero entender que Canoranos no es una opción.

Dyhego dijo...

El gentilicio "canorense" me parece adecuado. Comida y bebida, al libre albedrío (el queso me da asco y no por eso lo prohibo). Prefiero el nudismo al taparrabos.
No sé si podré ir a Canora.
1 neutonio

José María JURADO dijo...

Mientras no tenga que ver con Canorea y al desgraciada gestión de la Plaza de Sevilla.

Por otro lado, querido Jesús, cada evz se parece esto de Canora más a la cabalgata del orgullo gay.

Me refiero al gay-trinar, de Machado, claro.

Las cosas como son, demasiado buen rollo en Canora.

Si Shakespeare no puede ir, con su sangre, non placet.

Jaimito dijo...

Yo, pues, me pido este hexámetro para tatuarme:

"tantae molis erat Romanam condere gentem"

Espero que la fundación de Canora no sea tan ardua...

Saludos canóricos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Julio, el jamón es muy importante para comenzar las fiestas y para filosofar.

Aurora, en Canora siempre hubo niños y los habrá. A ver qué me cuentan los exploradores de Canora y así puedo decirte cómo será Canora para los infantes.

Tecla, en Canora el clima es parecido al de Canarias. El paraguas te lo puedes traer, porque se pueden hacer coreografías bajo la lluvia, pero ya verás que allí da igual mojarse, porque la lluvia allí reconforta y rejuvenece.

En Canora habrá orinódromos, eso sí, lejos de las puras aguas de los ríos y coronaremos de laurel al que llegue más lejos y al que sepa apuntar mejor contra un objetivo que ya pensaremos cuál es.

Dyhego, sea canorenses. En Canora hay playas para todos los gustos, con y sin taparrabos. Pero sin taparrabos ciertos ejercicios gimnásticos son incómodos.

Yé dijo...

Ummmmm que suculento nos lo pones amigo Jesús, fijate que casi casi me gustaria estar ahora mismo ya en la cascada porque con el calor que hace es lo mejor. Uffffff qué calor. Ummmmmm siiii Canora.

Jesús Cotta Lobato dijo...

José María, eso se arregla con un buen combate de gladiadores, con unos cuantos duelos y con un dragón que exija cada mes un tributo de sangre humana.

Jaimito, yo me pido: Ibant obscuri sola sub nocte per umbras.

Yé, Canora, como una fruta fresca.

Alejandro Muñoz dijo...

¿En taparrabos? Todo sea por el jamón.

churricos dijo...

Sr.Cotta.
En lo referente a comer carne, me atrevo a sugerirle la posibilidad de que se pueda comer carne humana, viva, por supuesto, y sin masticar.
No quisiera dar la impresión de padecer de antropofagia, pero no creo que sea una idea demasiado desacertada , ni ética, ni politica, ni economicamente, teniendo en cuenta el lugar del que hablamos.
Lo dejo a su elección.
Un saludo

Jesús Cotta Lobato dijo...

Yo más bien, Churricos, propongo que la carne humana se coma pero sin cortarla ni morderla demasiado y por supuesto sin tragársela, sino más bien chupándola y sin pagar, sólo por gusto de los comensales y del homenajeado.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Desnudos por Canora, como nos trajo al mundo la "comadreja".

Así habitaremos, la realidad y el olvido.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Sea, Javier, aunque exista el pecado original.

Ladrón_De_Versos dijo...

Buenas tardes Jesus:

¿Canora es un lugar ideado en tu propia mente e imaginación?

¿Es una nueva utopía?

¿Un lugar soñado y paradisiaco donde el bien, el orden, la belleza, el amor, la justicia y la paz reinan?

(...)

¿Has leído la "Utopía" de Tomás Moro? ¿ "La república" de Platón?

Incluso seguro que no has leído y te recomiendo... (Busca en la wikipedia) "La isla de Tamoe" del Marqués de Sade.

Ahora dime qué libros "utópicos" puedes recomendarme tú...

No estoy pensando en escribir "La filosofía del aplauso" jajajajajaja, pero sí que estoy pensando en escribir una nueva utopía para el siglo XXI.

(Libro de madurez)

Ya que debes de saber que con las utopías los políticos tendrían nuevas referencias que tomar para comprender un mundo mejor... Sabes que no hacen más que crecer las distopías, todo lo contrario a las utopías y corremos el riesgo de que las distopías tecnológicas acaben cumpliéndose.

(Nunca he comprendido "Un mundo feliz" de Huxley)

¡Saludos Jesús!

Ladrón_De_Versos dijo...

Ah, se me olvidaba, es una recomendación, he encontrado éste libro eminentemente filosófico que quizás te pueda gustar...

Gustar si estás interesado en comprender las clases de hombres que hay en el mundo.

Si lo vas a leer cuando tengas tiempo espero que lo disfrutes. Es un libro on line, no muy largo, pero muy brillante y explícito.

http://es.wikisource.org/wiki/El_hombre_mediocre

¿En canora forjaremos a los hombres idealistas?

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ladrón, Canora es un divertimento que está llegando a su fin. No es una utopía porque, en caso de que llegara a realizarse, también allí surgirían los problemas, que son connaturales a la vida. Yo, la verdad, no creo en las utopías. Prefiero que el modelo que los políticos deben seguir sean los valores morales, pero no un orden ideal o un tipo de sociedad determinada. Reconozco que prefiero las distopías. Por eso no te puedo recomendar ninguna utopía.

Buscaré el libro que me recomiendas. En cuanto a los hombres idealistas, no sé. Me gustan más los realistas que, por ser realistas, no son amargos ni pesimistas, sino buenos. El idealismo sólo trae problemas y nos deja descontentos con la realidad, que nunca será ideal. Por eso yo prefiero matar el amor ideal, el amigo ideal, el Estado ideal, el padre ideal, y me quedo con lo real. Un abrazo.

Mirna dijo...

Bueno, Jesús, lo de no comer carne, no sé, no sé. Si hay libertad debe haberla también para el comer, digo yo. El jamón me parece genial, pero hay cada pieza para los carnívoros que no se puede dejar de lado.
En cuanto al gentilicio, a mí me gustan los que habéis dicho, y propongo también, simple y llanamente, canoros y canoras (uy, perdón por la incorrección ) canoras, y canoros.
Un beso.

ReyVindiko dijo...

Ecanorense, caronita o carionita, canorieño, canorante, conorés, canorino, icanoro, canoriano, canorín, ... Y se me ocurre un trabalenguas canorés: "El canora que tiene canas en la cara poca cara de canoro tiene"

Anónimo dijo...

Pero yo voy con una condición, que el que legisle, el que tenga la bara de mando y sea el unico y supremo jefe sea yo, os aseguro al menos que pasareis hambre y se os agilizará el cerebro

Jesús Cotta Lobato dijo...

Mirna, no te preocupes, en los estatutos canoriles dejaré claro que el pollo, el venado, la ternera y todo lo que nade en el mar, no es carne.

Reyvindiko, todos esos gentilicios valen. Y desde luego un canorés con canas en la cara poca cara de canorés tiene.

Anónimo, no aceptamos esa condición. No queremos pasar hambre, ni nosotros ni nuestros hijos. Ya la pasaron nuestros padres por nosotros.

tecla dijo...

En ese caso me compraré un paraguas blanco de fino algodón y tiras bordadas con encajes de bolillos, precioso, que vi el otro día en un escaparate y no sé con qué ponérmelo. Y he pensado: _ Pues mira, en Canora, con zapatos de aguja blancos y pantalones de pitillo, me quedaría que ni pintado.
Parecería un Sorolla.
¿Qué te parece mi querido Jesús del gran Poder?

maite mangas dijo...

El tema "Canora" se pone serio, vamos, que está todo pensado...
¿Cuando nos empadronamos?

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Jesús, no olvides nunca que el pecado original (ausente en Canora, por naturaleza) es un gran invento de los dioses.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Tecla, creo que con ese vestido le darías un toque elegantísimo a la isla y que causarías sensación cuando veamos tu silueta pasear por las playas.

Maite, tú ya estás empadronada.

Javier, eso quisiera yo. O al menos me gustaría pensar que la naturaleza en Canora es tan pura, que acaba ejerciendo sobre el hombre un influjo benéfico contra la estupidez y la mezquindad.

Mery dijo...

Esas cosas que se hacen en los paraísos....suena a gloria.