jueves, 21 de enero de 2010

Hay mucho que comer

La Tierra es un planeta muy apañado. Resulta que hay en ella muchas cosas que se pueden comer. Podría ser la Tierra un planeta donde sólo pudiéramos comer, qué sé yo, el fruto de una baya concreta, pero la Tierra es la favorita de Dios y sigue siendo un Edén por mucho que escupamos sobre ella. Por comer, se pueden comer casi las piedras. Es cierto que hay algunas cosas venenosas, pero hete aquí que casi todas ellas tienen colores disuasorios, como el violeta o el fosforescente.

Menuda suerte tenemos. Ánimo, chicos, a comerse el mundo.

17 comentarios:

Ángeles dijo...

Demasiadas cosas que comer y que ricas, así estoy yo.
Un beso

Dyhego dijo...

Don EPIFANIO:
¡Yo me como la montera y me pongo el mundo! ¿O era ponerse el mundo por montera y comérselo bocadito a bocadito?
1 neutonio

El alegre "opinador" dijo...

Gracias por lo ánimos matutinos.
Un abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Pues ayer nos comimos un gurruño, y a precio de oro...

Un abrazo.

i am... dijo...

Que por comer no quede... aunque algunos, dejándose llevar por su afán de comer acaben convertidos en canívales.


Saludos

Jesús Cotta Lobato dijo...

Ángeles, sería una pena pasar por la vida sin disfrutar de lo que se puede comer, así que adelante y ahí me las den todas. Un beso.

Dyhego, ya me he hecho un lío con la expresión. En ambos casos haces bien. Un neutonio.

Alegre opinador, no me gusta amargarle a la gente la existencia, así que me alegro de haberte dado algún animillo. Un abrazo.

José Miguel, lo mejor de ayer fue la charla y la compañía, ¡a pesar del gurruño!

I am, yo de niño me comía las uñas. Estuve cerca del autocanibalismo.

Máster en Nubes dijo...

A comer y a no dejar ni las raspas...

elpiyayo dijo...

A mi gracias a Dios comida no me falta, además yo sé hacer un arroz con una mosca y un tomate y cuatro "yerbajos".
Pero lo que más me gusta es el deleitarme, el chupar, disfrutar, pero eso no está bonito o pulcro si hay más de dos comensales en la.....mesa.
No lo tomeis por raro, que yo he tomado Danones chupando solo la cuchara, como si fuesen centollos, o ......bueno, lo que mas o guste chupar.

mangeles dijo...

Mirale que listillo¡¡¡¡ PARA no tener que hacer ejercicio, les manda a los otros a comerse "toooo" lo que pillen...así se asegura de ser el más delgadito...

Besos.


Pd.: Pues con tantas cosas para comer, y tanta gente muriendo de hambre..ainsss...que bichos más malillos somos los humanos...

Jesús Cotta Lobato dijo...

Máster, eso, que es una pena que la naturaleza lo produzca tan bueno y se pudra en la tierra.

Piyayo, eso es el refinamiento del que peca de gula: demorar el gusto de la comida hasta el infinito.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Mangeles, la verdad es que está la cosa muy mal repartida.

Alejandro dijo...

De acuerdo, pero estoy con José Miguel... si es posible, que nos cobren menos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Alejandro, hay empresas que creen que cobrando más por su producto, este se hace más bueno. Un abrazo.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Comerse el mundo...¿o saborearlo?

Saludos, Jesús.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Fco. Javier, sí, mejor saborearlo que comérselo. Sería una pena zampárnoslo sin apreciar algo tan hermoso. Un abrazo.

Sombras Chinescas dijo...

No es que existan muchas cosas que comer, sino que, en su infinita sabiduría, la naturaleza ha logrado que casi podamos hincarle el diente alas rocas.

Saludos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Sombras, sí, quizá ese matiz que usted añade sea más certero que afirmar sin más que hay mucho que comer. Y encima el ingenio humano encuentra y hace comida donde antes no la había. Un abrazo.