lunes, 6 de octubre de 2008

El dolor físico

El mayor dolor que yo he sentido en mi vida fue una noche que me tuvieron en el hospital sin un maldito gelocatil a la espera de que al alba me operasen la pierna. Una mujer me había atropellado con el coche y me había destrozado la pierna derecha. Fue una noche eterna. El infierno debe ser algo parecido: sin poder moverme, con el dolor concentrado en un lugar del cuerpo, un dolor que no me dejaba pensar en otra cosa. Lo único que me calmaba era provocarme otro dolor más fuerte, tirarme de todos los pelos, pero por más pelos que me arrancaba, nunca conseguía superar la intensidad del dolor que acaparaba todas mis neuronas. Yo no quería la curación, sino el fin del dolor. Si un enfermero me hubiese preguntado si quería poner fin a mi dolor con una inyección letal, habría gritado, implorado que por Dios me la metiesen en vena de una maldita vez. Menos mal que, por ahora, no han obligado a los médicos a ofrecer inyecciones letales a sus pacientes.

14 comentarios:

ReyVindiko dijo...

A veces pienso que es una lástima que por dolor espiritual nadie pida esa inyección letal.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Supongo que te referirás, queridísimo Rey, al dolor espiritual de los que quieren suministrar inyecciones letales. Un abrazo

La gata Roma dijo...

El dolor físico, a secas, es muy subjetivo. Hay gente que se rompe un tobillo y entra al hospital andando, y hay quien entra en un grito.
El dolor de una enfermedad larga, de una agonía mantenida, creo que es aún mas subjetivo.
Kisses

Jesús Cotta Lobato dijo...

Bueno, supongo, que lo subjetivo es cómo vive uno el dolor, pero si los médicos pueden medir el umbral del dolor, tendrá que haber una base objetiva para ello. En el caso que relato, el dolor no por subjetivo era menos insoportable. Si yo hubiese conocido una técnica subjetiva para que desapareciera, lo habría hecho. Besos

Yo misma dijo...

El dolor es siempre dolor, sobre todo para el que lo vive...¿medirlo? ¿para qué? se siente, se padece, duele tanto ( valga la redundancia) que no creemos que vaya a acabar. Yo he sufrido de los dos y creo que ambos son eso, dolores, y si alguien nos proporciona un calmante a ese dolor, bienvenido sea, aunque sea el que nos calme del todo. Y no podría ponerlos en una balanza para cuantificarlos y si pudiera, tampoco sería capaz de explicarlo en toda su extensión.
Saludos...

Lopera in the nest dijo...

¿Recuerdas amigo la conversación que tuvimos sobre la ignorancia tan grande sobre la actividad cerebral?. Aquí tienes un ejemplo de lo poco que sabemos sobre lo que nos distingue de los demás seres vivos. No se puede medir en el cerebro, por lo tanto no hay posibilidad de hacer un modelo científico. Hay que seguir progresando en el Conocimiento. Una pregunta con maldad: ¿Merece la pena gastarse la cantidad de miles de millones de euros que se han gastado en LHC en el CERN para saber si existe el bosón de Higgs mientras sabemos tan poco de la actividad cerebral?

Dr. Bito dijo...

La mente es la parte más compleja del hombre, sin duda. En la mente se crea, se recuerda, se construyen mundos, historias y realidades alternativas y, todo eso a partir de las vivencias, inquietudes y carácter de cada uno. Por eso no se puede estudiar, el estudio se basa en la observación, se construyen conclusiones a partir de la repeteción de un fenómeno. La mente humana es única y es diferente en cada uno de nosotros, todo un mundo infinito en su interior incomprensible para alguien ajeno, por eso, ¿cómo lo vamos a medir?

Jesús Cotta Lobato dijo...

La medicina paliativa busca calmar el dolor sin matar al paciente. Bienvenida sea. La inyección letal mata al paciente para acabar con el dolor. Ésa es la gran diferencia.
Respecto al conocimiento de la mente, me temo que aun cuando consiguiéramos diseccionarla del todo, seguiría siendo para nosotros subjetiva y misteriosa. Y aunque en efecto parece más urgente conocer la mente que el bosón de Higgs, la mente humana es tan curiosa que anhela saberlo todo, aunque eso no le reporte ningún beneficio práctico inmediato. Un abrazo a todos.

Lopera in the nest dijo...

Completamente de acuerdo Dr. Bito en la frase:

"La mente es la parte más compleja del hombre"

Pero desde luego no en esta otra:

"Por eso no se puede estudiar, el estudio se basa en la observación, se construyen conclusiones a partir de la repetición de un fenómeno"

Supongo que se le ha olvidado incluir la palabra "todavía". Yo estoy seguro, dentro de lo que se puede estar seguro, que dentro de no demasiados años, el ser humano será capaz de entender TODOS los mecanismos fisiológicos del cerebro. Hace no demasiado tiempo empezó a hacerse en serio. Y además con español en el tema, Ramón y Cajal.

Lamento discrepar con Jesús en lo de que seguirá siendo subjetiva, aunque coincido en que seguirá siendo maravillosa.

Mi pregunta con maldad se refería a que los "políticos" han decidido gastarse nuestro dinero en el LHC y no en otra cosa. ¿Somos conscientes que de eso no hablan en las campañas electorales?.

Jesús Cotta Lobato dijo...

En este asunto me rindo ante los conocimientos de dos hombres de ciencia, como son el dr. Bito y lopera in the nest. Cuando dije que la experiencia mental sería siempre subjetiva no quise decir que no se pudiera conocer a fondo desde el punto de vista científico, sino que por muy bien que conozcamos los procesos por los que un pensamiento concreto se produce, jamás podremos objetivar la maravillosa e intransferible subjetividad con que cada uno vive ese pensamiento. Es lo que tú decías, lopera in the nest: puedo conocer qué neuronas se ponen en acción cuando oyes a Bach, pero no podré convertir en ciencia la emoción subjetiva con que tú vives esa música. No sé si ése era tu ejemplo. Un abrazo

José María JURADO dijo...

¿Y cómo quedo esa pierna, como el huevo de Perera?

Jesús Cotta Lobato dijo...

Espero que el huevo de Perera haya quedado tan bien como mi pierna. No sólo tengo la pierna ahora más fuerte, sino que corro más y puedo dar patadas estupendas. Le deseo lo mismo al huevo de Perera. Me solidarizo con él y lo digo de veras. Me gustan los valientes.

Dr. Bito dijo...

Cuando dije que no se podía estudiar me refería a lo que ha dicho ya nuestro querido Jesús. Podrás conocer una neurona y ver cómo se estimula y envía una información nerviosa mediante sinapsis, hasta ahí bien. Lo que yo no creo, y si finalmente resulta me llevaré una gran sorpresa, es que se pueda representar la emoción o la imagen mental que te genera una canción, o un simple objeto que te hace recordar algo. Las fantasías y mundos ficticios que creas en tus pensamientos son tan personales y tan íntimos que no creo que se pueda acceder a ellos.

Un saludo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Olé, dr. Bito. Eso quería decir yo y tú lo has expresado mejor. Un abrazo