martes, 16 de septiembre de 2008

Teresa, mon amour


Cuando los editores de Mono Azul me encargaron hacer una selección de las obras de Teresa de Jesús y un prólogo, me di cuenta de que ellos sabían mejor que yo lo que me gustaba. No se imaginan el chaparrón de fuerza que me ha llovido encima leyendo a esta mujer. Aún me susurra ella en los oídos.
Teresa va en la misma colección que Pessoa y Maiakovski, en un formato excelente. La Teresa de la portada es más rompedora y más fiel a ella que los muchos cuadros de Teresa que circulan por ahí y que a ella nunca le gustaron. Mérito de la editora. Y el texto de la contraportada, escrito por el editor, tiene tanto brío y tanta belleza como Teresa, un canto humano a una mujer desde el siglo veintiuno.
Ésta es una Teresa para todos. En este libro habla una mujer que conoce los hondones del ser humano, que a veces sabe de ti más que tú, pero no alardea de ello, una mujer que dejó de amar la honra cuando las calumnias sobre ella comenzaron a darle risa y que acabó diciendo que “La misma honra se pierde sólo con desearla”. Cualquier otra persona con sus talentos sería muy vanidosa. Ella, en cambio, dice, que “No tenemos nada que no hayamos recibido”. Eso sí que es hablar como una reina, eso sí que es un gesto aristocrático y noble.
En fin, aquí está Teresa como un allegro vivace para quien ame la música. Ya está en las librerías.

5 comentarios:

Enrique Baltanás dijo...

Muy interesante. Habrá que pasarse por la librería.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Yo ya lo tengo. Ha quedado estupendo. Apago el ordenador y empiezo a leerlo. Enhorabuena.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Un abrazo para los dos. Ex corde

José María JURADO dijo...

Sí que ha quedado preciosa la portada, de esta Teresa me hago novio yo.

Mirna dijo...

Me alegro mucho de que por fin se haya publicado este libro. Ya tengo ganas de tenerlo en mi mesilla de noche y dejar que sean los pensamientos de esta formidable mujer lo último que reciba en un día agotador. Mañana mismo vamos a buscarlo. Un beso muy, muy fuerte.