miércoles, 17 de septiembre de 2008

Una increíble coincidencia

Yo siempre pensé que las ideas tienen un momento para nacer, que una buena idea aparece a la vez en varias personas en distintas partes del mundo, porque, por la razón que sea, la idea se hace encontrar. Pero nunca pensé que esa creencia mía se iba a ver confirmada con tal grado de concreción y en mis propias carnes. Y eso ha ocurrido con Teresa, mon amour. Leo con estupor que la escritora feminista Julia Kristeva acaba de publicar en francés una biografía titulada Thérèse, mon amour.
Esto demuestra que Mono Azul es una editorial inteligente, que sabe lo que falta en el mundo del libro; y faltaba una presentación moderna, humana y entrañable de esta impresionante escritora universal, lejos de las hagiografías y lejos de los prejuicios freudianos con que la suelen despachar algunos.
Pero no sé si alegrarme o no.

5 comentarios:

Jabo H Pizarroso dijo...

alégrate, Therese ayudará a Teresa y viceversa

Antónimo dijo...

Aunque coincida en el nombre, nunca será tu Teresa como la suya...aunque quizas el título tendría que haber sido Teresa, amor mío...El castellano es una buena lengua para expresar el amor.No crees?

Jesús Cotta Lobato dijo...

Eso espero, Jabo, que ambas se ayuden.
En cuanto a tu observación, Antónimo, ahora que veo el título escrito por ti, suena muy bien, pero también me gusta Teresa, mon amour. En español resulta entrañable y sincero, pero en francés suena más moderno y recordable.

Isabel Romana dijo...

Desde luego, la coincidencia es asombrosa. En cuanto a tu libro, lo buscaré. Has suscitado mi curiosidad. Saludos cordiales.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Saludos también para ti, Isabel. Te llamas Isabel, como mi hija, y llevas el gentilicio de mi ciudad favorita.